Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Hazte socio/a

Valencia tendrá un registro de maltratadores de animales

Actualidad Valencia, febrero 28, 2008

Valencia tendrá un registro de maltratadores de animales
La iniciativa se incluirá en la nueva ordenanza que prepara el Ayuntamiento, que prevé un endurecimiento de las sanciones y mayor control de la venta ilegal.

La iniciativa se incluirá en la nueva ordenanza que prepara el Ayuntamiento, que prevé un endurecimiento de las sanciones y mayor control de la venta ilegal.
Tolerancia cero con el maltrato animal. La nueva ordenanza que prepara el Ayuntamiento de Valencia incluirá medidas llamativas, entre ellas, la creación de un registro de maltratadores que servirá para prohibir que estos individuos tengan la oportunidad de adoptar un nuevo ejemplar tras probarse la existencia de una agresión previa. Esta es la idea que maneja la concejala de Sanidad, Lourdes Bernal, de cara a la actualización de la normativa sobre tenencia de animales, aprobada hace 18 años y que precisa de una revisión integral.

Será un registro completamente confidencial. Cada vez que se detecte un maltrato en un ejemplar, gracias al microchip se podrá determinar quién puede ser el autor las vejaciones, que además, recibirá una sanción ejemplarizante.

Aunque las cuantías económicas por maltrato animal no se pueden aumentar al estar definidas por una normativa autonómica, la Ley 4/94, en la ordenanza existirá el compromiso de que el importe sea el más elevado cuando haya motivos. Es decir, si actualmente las sanciones muy graves oscilan entre los 6.000 y los 18.000 euros, habrá más multas próximas a la máxima cantidad.

Precisamente, una de las reivindicaciones de la Sociedad Valenciana Protectora de Animales y Plantas (SVPAP) es que las sanciones al maltratador sean ejemplares, aunque también exigen que hechos de máxima gravedad, como causar la muerte a un animal, se diriman mediante una causa penal.

Los últimos casos extremos que se han producido en Valencia son escalofriantes. En octubre, un vecino que tenía instalado un criadero de perros en su vivienda arrojó a uno, ya fallecido, por la ventana, tal y como informaron desde la SVPAP. En verano del año pasado, aparecieron varios gatos muertos en el parque de Marchalenes, con heridas de perdigones, según detectaron los voluntarios que se encargan de alimentar a las colonias. De hecho, la entidad defensora de los animales denunció en los tribunales a un sospechoso que tenían identificado.

También fue escabroso un episodio acaecido en el barrio de Patraix, concretamente, en la manzana comprendida entre las calles Mariano Ribera, Maestro Bellver, Chiva y Ayora. La Protectora denunció el envenenamiento de 11 gatos que vivían en la zona, con alguna muerte incluida, a manos de un vecino.

Para conciliar todas las posturas posibles, la creación de la ordenanza contará con la colaboración de diferentes sectores implicados, como es el caso de las protectoras de animales y el colegio de Veterinarios. La intención de Bernal es ampliar la participación a la Federación de Vecinos para que aporten su granito de arena.

El motivo de elaborar una ordenanza es la necesidad de actualizar la normativa actual, que data de los años 90 y está desfasada respecto a las necesidades actuales. Bernal apunta un ejemplo. "Se emplea el término utilización animal, cuando un animal nunca se utiliza, en todo caso se cuida o se protege", señaló la concejala.

El maltrato no sólo se produce a través de un acto físico. El hacinamiento de ejemplares en criaderos ilegales es otra forma de socavar su integridad. Por esta razón, la nueva normativa se mostrará tajante con la venta ilegal de ejemplares e incentivará su persecución.

Bernal señaló que su Delegación no se ha marcado un plazo fijo para tener lista la ordenanza, al menos, para su aprobación inicial. Como en toda tramitación administrativa, existirá un plazo de alegaciones para que sectores implicados y particulares hagan sus aportaciones.

También se trabajará la concienciación ciudadana con el objetivo de mejorar la "educación de los dueños". "Trabajaremos con niños y jóvenes, que pueden servir de vehículo de concienciación ante los mayores", explicó la edil. Una vez confeccionada la normativa, se editarán versiones adaptadas al lenguaje infantil, y se organizarán visitas guiadas de escolares al Núcleo Zoológico Municipal, la antigua perrera, gestionada por la Protectora mediante un convenio que permitió acabar con la aplicación de la eutanasia a los perros sin dueño.

La idea, en conjunción con la concejalía de Educación, es crear material didáctico que pueda distribuirse entre el profesorado para tratar la relación con los animales en las clases. En cuanto a los colectivos vecinales, las asociaciones que lo soliciten podrán acoger charlas en sus sedes para fomentar el respeto hacia los animales.

En definitiva, se trata de "renovar la temática legal y enfocar la ordenanza a las necesidades de la sociedad actual", prestando especial atención al maltrato. El año pasado, el 12% de los perros que ingresaron en el Núcleo Zoológico Municipal presentaban heridas o enfermedades de gravedad. El 44% de ellos eran cachorros.

Enlace: http://www.lasprovincias.es/valencia/20080225/valenciana/valencia-tendra-registro-maltratadores-20080225.html