Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Hazte socio

Explotadores VS Compañeros

Actualidad septiembre 25, 2018

Explotadores VS Compañeros
Ante la creciente preocupación acerca del uso de animales para la mendicidad en Barcelona, explicamos el trabajo que estamos realizando para combatir este fenómeno y aclaramos a quién va dirigida nuestra campaña #MillorsAmics.

Ante la creciente preocupación acerca del uso de animales para la mendicidad en Barcelona, a continuación explicamos el trabajo que estamos realizando desde FAADA para combatir este fenómeno y aclaramos a quién va dirigida nuestra campaña #MillorsAmics.

FAADA lleva más de 10 años denunciando casos de personas que utilizan animales para pedir dinero en las calles de Barcelona. A raíz de estas denuncias, se han conseguido varios decomisos, e incluso, en 2013, la inhabilitación por el tiempo máximo que establece la ley, de una persona que de forma reincidente maltrataba animales en la calle. Un trabajo que en general implica recoger muchas pruebas, presentar continuadas denuncias y ejercer presión ante las administraciones, al ser muy complicado que se resuelvan inhabilitaciones para la tenencia de animales.

A lo largo de los años 2014 y 2015 estuvimos denunciando a una mujer que de forma reincidente utilizaba animales para mendigar incluso vendiendo cachorros en la vía pública. Tras muchas denuncias, se le decomisaron varios perros en hasta tres intervenciones diferentes.

Sin ir más lejos, el pasado mes de agosto conseguimos el decomiso de dos perros y en septiembre denunciamos dos nuevos casos, en Barcelona, que consideramos esconden una clara explotación de animales. Queremos aclarar que el hecho de que no se publiquen estas denuncias, no implica que no se esté trabajando en ello, sino que a veces es más prudente no proporcionar información al público para no perjudicar la investigación, o incluso alertar a las personas denunciadas.  

Por otro lado, el pasado mes de junio nos reunimos con el Comisionado de Seguridad del Ajuntament de Barcelona y con el  Jefe de la Guardia Urbana, a los que transmitimos la preocupación de las entidades de protección animal y ciudadanos que hemos podido observar como los casos de explotación animal para la mendicidad van en aumento en Barcelona. Por este mismo motivo, les reclamamos que la Guardia Urbana y el Ayuntamiento de Barcelona actúen contundentemente con los particulares o grupos organizados que llenan el centro de la ciudad de animales explotados.

Así mismo, solicitamos a la Oficina de Protección de los Animales del Ayuntamiento de Barcelona que, conjuntamente con los Servicios Sociales, redacte urgentemente un protocolo de actuación para que los agentes intervinientes tengan la información y los conocimientos para discernir un caso de explotación de uno que no lo es, pudiendo estar acompañados por un experto que pueda valorar el vínculo. Además, como entidad integrante del Consell Municipal de Convivència, Defensa i Protecció dels Animals de Barcelona, formamos parte del Grupo de Trabajo de modificación de l’Ordenança Protecció Tinença i Venta d’Animals y ya hemos solicitado que se modifique el artículo 10.I ampliando la infracción a “Mendigar con animales o exhibirlos de manera ambulante como reclamo”.

A través del proyecto #MillorsAmics por otro lado, pretendemos ayudar aquellas personas sin hogar que tienen un vínculo real con sus animales y que por falta de recursos o por adversidades de la vida, han acabado en la calle.

#MillorsAmics trata de conseguir que no se vean obligados a dormir a la intemperie y a quedarse fuera de los albergues en pleno invierno para no separarse de su compañero animal. Que no tengan que privarse de un café caliente o una ducha para no poner en peligro a su perro dejándole desatendido en la calle.

Para ello, trabajamos con todos los entes profesionales implicados. Es este el caso por ejemplo de Servicios Sociales, que dispone de un registro de personas que duermen en la vía pública y que por lo tanto, saben detectar fácilmente a los que disponen de algún tipo de vivienda y no tienen ninguna excusa para estar mendigando acompañados de animales.

Teniendo en cuenta todo esto, queremos incidir en la importancia de no meter a todo el mundo en el mismo saco: el hecho de vivir en la calle con un animal no convierte automáticamente a alguien en un explotador.

No diferenciar entre un caso y otro, incita a la xenofobia y a la aporofobia, tal como se puede comprobar en muchos comentarios que se han vertido últimamente en las redes sociales y que afectan a un perfil de personas que ya de por sí sufre discriminación social

Así mismo, tratar a todos del mismo modo también perjudica a un gran número de entidades que conforman la XAPSLL (Red de Atención a Personas Sin Hogar) y que llevan años trabajando para ayudar a salir de la calle a estas personas. Es el caso por ejemplo de Arrels Fundació, Assis Centre d’Acollida, Fundación Pere Claver, Creu Roja, Sant Joan de Déu, Cáritas, etc. Desde FAADA llevamos meses colaborando con varias de ellas y hemos presenciado cómo ponen toda su profesionalidad y experiencia al servicio de la causa  con el objetivo de detectar y atender casos de personas que realmente necesitan ayuda

El hecho de que desde FAADA queramos conseguir lo que en varios países europeos y en EEUU ya es una realidad, que los animales compañeros de personas sin hogar puedan disponer de atención veterinaria y acceder a los centros de día y albergues, no frena el trabajo que hemos estado realizando hasta la fecha: denunciar los casos de explotación y/o maltrato. Porque tenemos clara la diferencia entre unos casos y otros, y continuaremos ayudando a los que quieren y respetan a su animal y denunciando a los que los utilizan y explotan.

En general, consideramos que lo que más eficaz resultaría para la erradicación de la explotación con animales, es que todas las entidades y los voluntarios de la protección animal trabajáramos codo con codo para acabar con esta problemática. Por esto invitamos a todos los particulares y asociaciones que quieran denunciar casos de explotadores, o que tengan dudas acerca del vínculo que hay entre una persona sin hogar y su animal, a ponerse en contacto con nosotros.

Así mismo, recordamos que nuestra oficina de Barcelona está abierta al público de lunes a viernes de 9 a 17 horas y que todas las personas que necesiten más información sobre #MillorsAmics, o sobre nuestro trabajo en general, están invitadas a venir a conocernos, o, por supuesto, a llamarnos al 936245593.

Por último, aprovechamos la ocasión para facilitar  algunos consejos prácticos que pueden ser útiles a la hora de   detectar (sabemos que no es fácil) un caso de explotación, y ante la duda, solicitar que la administración competente o un cuerpo policial investigue:

- Aunque pueden tener animales adultos, prefieren los cachorros.

- Hay un movimiento constante de animales, desaparecen y aparecen nuevos.

-Presentan síntomas de estar bajo los efectos de drogas, permanecen dormidos o quietos sin moverse durante horas.

-Los animales muestran miedo o resquemor hacia las personas que están con ellos.

-El mismo animal está bajo la custodia de personas diferentes.

Animamos a recopilar pruebas y ponerlas en conocimiento de la Guardia Urbana o de la policía local y, en caso de necesitar ayuda o asesoramiento, recordamos que desde FAADA estamos a disposición de cualquier persona que tenga indicios o sospechas sobre casos de explotación animal.