Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Hazte socio

Pedimos el decomiso de un león utilizado para fotos eróticas

Actualidad noviembre 14, 2018

Pedimos el decomiso de un león utilizado para fotos eróticas
La Generalitat de Catalunya ha otorgado a los dueños del animal la autorización para su tenencia a pesar de que estos no disponían de núcleo zoológico y, obviamente, sin tener en cuenta el bienestar del animal.

El pasado verano redes sociales y programas de televisión se llenaron de las imágenes de Simba, el león que convive con una familia en un pueblo cerca de Olot, Cataluña.

En las mismas podía verse cómo los dueños abrazaban al animal, le metían en la cama con ellos, y paseaban con él por la cocina de casa.

Al tratarse de un animal salvaje considerado además potencialmente peligroso, el mes de julio de 2018 desde FAADA solicitamos una inspección de las instalaciones a los Agents Rurals: por un lado, las necesidades etológicas básicas de un animal de esta especie no pueden garantizarse en el domicilio de un particular, por otro, los riesgos en cuanto a la seguridad para las personas son altísimos e implican el incumplimiento de la normativa vigente.

Aunque tras la inspección las autoridades alegaron que la familia disponía de los permisos correspondientes e indicaron haberles informado de que el animal debía permanecer en el recinto autorizado como núcleo zoológico, en las RRSS los propietarios han seguido publicando imágenes de Simba fuera de esas instalaciones donde según la ley debería alojarse. Como si esto no fuera suficiente, últimamente el león se ha convertido incluso en el involuntario protagonista de sesiones fotográficas en las que la dueña del animal se tumba completamente desnuda encima de él en diferentes poses.

Algo que al parecer, la Direcció General de Polítiques Ambientals i Medi Natural de la Generalitat de Catalunya, cuya comisión técnica es responsable de conceder el visto bueno para la tenencia de estos animales, está pasando totalmente por alto.

Asimismo, la administración otorgó a los dueños del animal la autorización correspondiente a pesar de que estos no disponían de núcleo zoológico, y acabaron concediéndoles el mismo por silencio administrativo. Además, según la Normativa de Aplicación, la inscripción en el registro de núcleos zoológicos de este centro supuestamente ha sido posible por el mismo informe favorable de la Comisión técnica de animales salvajes de la Generalitat de Catalunya.

Pero según indica Anna Estarán, abogada de FAADA: "posiblemente, el problema de base sea la “Orden de 23 de diciembre de 1991, de establecimiento de medidas necesarias para el mantenimiento de animales salvajes en cautividad, cuya normativa no contempla ni hace mención del bienestar de los animales. La Generalitat tendría en sus manos la posibilidad de modificar esta norma y exigir la evaluación por parte de expertos de las condiciones de vida de los ejemplares afectados, pero prefieren tolerar situaciones como esta, que una mujer pueda tener a un animal salvaje para exhibirse desnuda encima de él en RRSS".

Los dueños de Simba se amparan alegando que se trata de un león "rescatado" y que el lugar en el que lo acogen es un santuario. Además, tal y como han declarado a la prensa, tienen la intención de  hacerle criar, argumentando que el animal “también tiene derechos: tener su mujer y sus bebés”.

Este lugar no tiene nada que ver con un verdadero santuario, cuya condición innegociable es la no–reproducción con el objetivo de evitar que más animales tengan que vivir en cautividad y alejados de su entorno natural.

En un santuario real tampoco se permiten las interacciones directas entre humanos y animales salvajes más allá de las estrictamente necesarias para la atención veterinaria o, en algunas ocasiones, la alimentación.

No se compran ni se venden animales, y se aceptan tan sólo ejemplares procedentes de decomisos, cesiones o rescates. En definitiva, el objetivo de un santuario es garantizar el bienestar de los animales que acogen adecuando los espacios acordes al hábitat natural de la especie. No es, ni de lejos, pasearlos por la cocina o realizar sesiones fotográficas eróticas con ellos.  

En este caso y, contrariamente a las alegaciones por parte de la familia de un posible rescate, el león nació en Mundo Park, un zoológico de Sevilla que fue denunciado en 2011 por la Fundación Igualdad Animal por tráfico de animales y que se conoce por hacer cría continuada de leones, tigres y otros animales cuyos cachorros son luego enviados a paraderos desconocidos.  

Desde FAADA exigimos a las autoridades que modifiquen con la máxima urgencia la normativa, no sólo por el bienestar de los animales en concreto, sino también para poner fin al comercio y al tráfico ilegal de animales salvajes en España. Pedimos además el decomiso de Simba y ya cuenta con un centro de rescate real que podría acogerle.

 

¿Quieres apoyar nuestro trabajo? Ayúdanos a seguir: HAZTE SOCIO

Colabora por tan sólo 1€ al mes: HAZTE TEAMER

Recibe nuestro newsletter: SUSCRÍBETE AQUÍ