Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Hazte socio/a

Comunicado sobre los cerdos vietnamitas de Tarragona

Actualidad Tarragona, septiembre 20, 2019

Comunicado sobre los cerdos vietnamitas de Tarragona
Ante las declaraciones vertidas por Nova Eucŕria a través de los medios de comunicación y redes sociales, FAADA aclara la gestión del rescate de los cerdos vietnamitas y la labor del santuario MÓN La Bassa.

Los animales que vivían en el Parc de Sant Pere i Sant Pau de Tarragona se encuentran en perfectas condiciones de bienestar. De hecho, el riesgo para su vida existía mientras vivían en el medio natural, ya que, con su inclusión como especie invasora en el Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto, modificado por el Real Decreto 216/2019, de 29 de marzo, podrían haberse sacrificado si la administración hubiese tomado esa decisión. Además, la colonia, ya había sufrido ataques por personas sin identificar. Por suerte, tanto el Ayuntamiento de Tarragona como los departamentos competentes de la Generalitat de Catalunya facilitaron la posibilidad de buscar una solución ética para ellos, cumpliendo tanto las exigencias por considerarse fauna invasora. La captura y el traslado de los cerdos al santuario MÓN La Bassa se realizó con la correspondiente autorización de la Generalitat de Catalunya y de hecho el cuerpo de Agents Rurals participó en el dispositivo, comprobando las instalaciones donde se dejaban a los animales.

El proyecto propuesto por Nova Eucària era inviable en el momento que la administración se negó durante 3 años a llevarlo a cabo, y dada la urgencia por la inclusión en esta catalogación, los ponía en riesgo al estar sin control en el medio natural. La intervención debía ser urgente para salvarlos y poner freno a la cría descontrolada que se venía produciendo. Es por ello, que desde el inicio FAADA se puso en contacto con Nova Eucària a fin de colaborar en este proyecto, sin haber recibido respuesta alguna.

Nos sorprende que una asociación de protección animal que dice velar por el bienestar de los cerdos vietnamitas, envíe notas de prensa sin disponer de toda la información y sin tan siquiera haberse puesto en contacto con nosotros o con el santuario, que sería lo deseable entre entidades que comparten la misma lucha por el bienestar y la protección de los animales. Ahora con esta acción los ponen en riesgo, atacando a uno de los pocos centros que puede acoger y salvar a estas especies declaradas invasoras, para las cuales no existe ninguna otra alternativa más que el sacrificio. No ponen en peligro solo a estos cerdos, sino a todos los cerdos vietnamitas de Cataluña.

De hecho, dicha entidad en ningún momento se encargó de cuidar a esos cerdos, pues lo hacía una persona, ayudada de vez en cuando por otras de manera altruista, que han pagado de su bolsillo en el último año 2.000 euros sólo en pienso para los animales, más la fruta, verdura, agua y el tiempo dedicado. La persona que veló por su bienestar ha estado informada en todo momento de los pasos que se iban a seguir y se mostró agradecida por la rapidez y eficacia en la manera de actuar de todas las partes. De hecho, gracias a las acciones llevadas a cabo, los animales están ahora controlados de manera que la familia no crecerá más, a diferencia de lo que había sucedido en los últimos años, antes de que el actual mandato municipal, ADAT y FAADA, tomasen cartas en el asunto.

MÓN La Bassa es un santuario que fomenta el respeto y la empatía hacia los animales. El centro está registrado como explotación ganadera que es el único requisito legalmente exigido hasta la fecha. La necesidad de estar registrado como núcleo zoológico a día de hoy no está regulado, es más, FAADA lleva años instando a las administraciones competentes para regularizar el estatus jurídico de los santuarios. Desde el inicio de este proyecto, FAADA ha supervisado las instalaciones del centro a través de su veterinaria, Doctorada en bienestar de cerdos, y construido un nuevo cercado que cumple con todas las condiciones de seguridad, donde pasan la cuarentena. Además, el veterinario actuante en el traslado y en las esterilizaciones, que es el mismo que pretendía contratar Nova Eucària, visitó el centro. Los animales albergados en MÓN la Bassa tienen cubiertas todas sus necesidades; disponen de agua, alimentación y espacio adecuados, refugio, material de cama y de enriquecimiento y por supuesto atención veterinaria, medicamentos y tratamiento cuando es necesario. Desde hace meses, se está procediendo a la identificación y vacunación de los cerdos vietnamitas para adaptarse a su catalogación como fauna invasora. Los machos ya están castrados y se está valorando la mejor manera de esterilizar a las hembras en el plazo que queda.

También queremos aclarar que MÓN La Bassa es un centro temporal de paso para el mantenimiento de los cerdos vietnamitas rescatados de Tarragona, a la espera de que la Direcció General de Polítiques Ambientals i Medi Natural autorice y comunique cuáles serán los centros de acogida definitivos. A día de hoy no existe ningún centro con dicha autorización en Cataluña, por lo tanto, la única manera de salvar a los animales era un centro temporal, para evitar su sacrificio, razón por la que todos los organismos involucrados han facilitado su traslado. La inscripción en el registro de núcleos zoológicos no es un requisito para acoger especies invasoras, de hecho según contempla el Real Decreto, “Excepcionalmente las administraciones competentes pueden autorizar y habilitar centros de recogida y de mantenimiento con instalaciones y terrenos adecuados, para su correcto confinamiento y evitar su escape, cumpliendo con las obligaciones de esterilización e identificación”. Existen muchos otros centros y particulares en Cataluña y España, que mantienen legalmente individuos de esta especie y no disponen de él. Lo que se requiere por la normativa es cumplir con los siguientes requisitos: castración, vacunación, identificación y, en caso de haber más de dos animales, pruebas de sangre, todo ello antes del 1 de enero 2022, como indica la Disposición Transitoria 4ª. En paralelo, y para evitar la masacre de estos animales, la Generalitat autorizará centros concretos para realizar una labor de colaboración en este sentido y que puedan acoger cerdos de casos como el de Tarragona.

Desde FAADA estamos muy tranquilos porque tanto el Ayuntamiento de Tarragona, como ADAT, MÓN La Bassa y nuestra fundación, hemos actuado bajo el paraguas de la Generalitat de Catalunya, con el único objetivo de salvaguardar la vida y el bienestar de los cerdos vietnamitas de Tarragona.

 

¿Quieres apoyar nuestro trabajo? Ayúdanos a seguir: HAZTE SOCIO

Colabora por tan sólo 1€ al mes: HAZTE TEAMER

Recibe nuestro newsletter: SUSCRÍBETE AQUÍ