Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Hazte socio/a

¿Quieres hacer algo para el planeta? Deja los productos animales

Actualidad febrero 3, 2020

¿Quieres hacer algo para el planeta? Deja los productos animales
Una exhaustiva investigación científica demuestra que ninguna otra industria es tan perjudicial para la supervivencia de nuestro planeta como la ganadera.

Si los seres humanos sobrevivimos este siglo y el próximo dependerá, más que cualquier otra cosa, de la forma en que comemos. Podemos reducir nuestro consumo de todo lo demás casi a cero y aún así llevaremos nuestro planeta al colapso, si no cambiamos nuestras dietas.

Esto se debe, en parte, a la extrema ineficiencia de alimentar al ganado con cereales aptos para el consumo humano: la mayor parte de su valor nutricional se pierde en la conversión de proteína vegetal a proteína animal. El 93% de la soja que consumimos, que impulsa la destrucción de bosques, sabanas y marismas, se encuentra en carne, lácteos, huevos y pescado, y la mayor parte se pierde en la conversión.

Cuando comemos soja de forma directa, se necesita mucho menos cultivo para generar la misma cantidad de proteína. En general, el 70% de la producción mundial de cereales termina en los comederos de esos mismos animales que se matarán para la alimentación humana.  

En todo el mundo el consumo de carne y productos de origen animal sigue en aumento y está convirtiendo su producción en una industria devastadora: además del desperdicio de proteína de origen vegetal que acabamos de mencionar, hay que tener en cuenta que por cada kilo de carne se produce una cuota que alcanza hasta 60 kilos de CO2 equivalente (igual a más de 20 litros de gasolina quemada por un automóvil de tamaño medio).

Sin mencionar el derroche de agua dulce, dado que un tercio de los recursos hídricos del mundo se utilizan para la cría de animales “de granja”: cada vez que reemplazamos un kilo de carne con un kilo de verduras, ahorramos al planeta unos 15 mil litros de agua.

Una exhaustiva investigación publicada recientemente en la prestigiosa revista Science ha analizado el coste ambiental de producir, transportar, comerciar y consumir los alimentos que alimentan a los más de 6.000 millones de personas humanas del planeta. Para ello, se han revisado más de 500 estudios previos y entrevistado a un centenar de expertos.

Los resultados globales son devastadores: durante todo su ciclo de vida, la producción de alimentos ocupa el 43% de la tierra del planeta (sin contar desiertos y regiones heladas), es responsable del 26% de las emisiones de gases de efecto invernadero (en su mayor parte CO2 y metano, CH4). También lo es del 32% de la acidificación y el 78% de la eutrofización.

Pero no impacta lo mismo producir un chuletón de carne que soja para tofu: los principales productos de origen animal (carnes, peces de piscifactoría, huevos y lácteos) necesitan el 83% de la tierra dedicada a la producción de alimentos y son responsables de casi el 60% de las tres emisiones. Lo peor es que, a cambio, solo aportan el 37% de las proteínas y apenas el 18% de las calorías que sostienen la alimentación humana.

Por eso, para los autores de “Reducing food’s environmental impacts through producers and consumers”, un cambio masivo de dieta, remplazando productos animales en favor de vegetales, tendría radicales consecuencias para el planeta: reduciría el consumo mundial de agua en un 20% y las distintas emisiones bajarían a la mitad. Pero el mayor impacto estaría en el uso del suelo. Hasta el 76% de las tierras que ahora ocupan el ganado y la agricultura volvería a la naturaleza.

¿Y el pescado? Otros datos del mismo estudio muestran que, por ejemplo, la cría de mariscos en piscifactoría, aunque apenas usa tierra, genera tantas emisiones que, en conjunto, el impacto de lograr un kilo de carne de pescado es mayor que el de lograr uno de vacuno. Otro desastre ambiental.

En definitiva, si este 2020 quieres hacer algo por el planeta – antes de que sea demasiado tarde – ya sabes que con un cambio de alimentación puedes lograr los resultados más efectivos. Entra en un nuestra web y descárgate la guía “Todos tus días Sin Carne” : ¡dejar los productos de origen animal es más fácil (y más rico) de lo que te imaginas! 

Fuentes: L’Espresso, The Guardian, El País

 

¿Quieres apoyar nuestro trabajo? Ayúdanos a seguir: HAZTE SOCIO

Colabora por tan sólo 1€ al mes: HAZTE TEAMER

Recibe nuestro newsletter: SUSCRÍBETE AQUÍ