Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Hazte socio/a

Rescatamos a otra cerdita vietnamita

Actualidad Figaró, febrero 17, 2020

Rescatamos a otra cerdita vietnamita
Gestionamos la regularización y la reubicación en el santuario Wildlife Forest de Sue, abandonada en la provincia de Barcelona.

Hace unas semanas apareció una cerda vietnamita abandonada en la carretera en el término municipal del Figaró (Catalunya).

Desde el Ayuntamiento tenían claro que el animal debía ser capturado y reubicado, en ningún caso querían sacrificarlo a pesar de la orientación que tiene en ese sentido su clasificación como especie invasora. Por esa razón, dejaron al animal a cargo de un vecino y contactaron con FAADA para buscar una salida ética.

Pasado un tiempo y después de las negociaciones que llevamos meses manteniendo con la Generalitat de Catalunya, ya teníamos permiso para trasladar al animal al refugio Wild Forest, centro habilitado para la recogida de esta especie invasora. De este modo, procedimos a gestionar las medidas veterinarias requeridas por la legislación, entre ellas una cirugía para esterilizarla. A continuación, la cerdita pudo ser trasladada a su nuevo hogar. Allí el equipo de Wild Forset le está brindando todo su cariño para que por fin disfrute de la vida que merece y, más adelante, pueda también disponer de la compañía de otros animales de su especie.

En definitiva, “Sue” ha tenido la suerte de encontrar a un equipo de gobierno sensible al que agradecemos haber costeado sus gastos veterinarios y de mantenimiento, y de que en Wild Forest había espacio y permisos para recibirla.

Por desgracia, de momento no se dispone de espacio suficiente para poder salvar a todos los cerdos vietnamitas que sufren las consecuencias del abandono y de haber sido catalogados como “fauna invasora”. Desde FAADA seguimos con los trámites que puedan ofrecer una solución para la mayoría de ellos, reclamando centros públicos, autorización y financiamiento de los centros privados, y excepciones que faciliten su reubicación y regularización.

Así mismo, queremos decir GRACIAS al Ayuntamiento del Figaró, al vecino que se ocupó de ella durante un tiempo, al Hospital Veterinario Feres de Manresa, a LaparoEndoVet y a Wild Forest: el esfuerzo de todos y todas y el trabajo en equipo han hecho posible una nueva vida para Sue.

 

¿Quieres apoyar nuestro trabajo? Ayúdanos a seguir: HAZTE SOCIO

Colabora por tan sólo 1€ al mes: HAZTE TEAMER

Recibe nuestro newsletter: SUSCRÍBETE AQUÍ