Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Hazte socio/a

El pangolín chino se convierte en una especie protegida de primer nivel

Actualidad Barcelona, junio 17, 2020

El pangolín chino se convierte en una especie protegida de primer nivel
Con efecto inmediato las escamas de este animal se han eliminado de la lista oficial de ingredientes aprobada para su uso en la medicina tradicional china.

Buenas noticias: el gobierno chino ha decidido que los pangolines deberán tener un estado de protección más alto, pasando de la segunda a la primera clase. Dicha reclasificación otorga a estos animales el mismo nivel de protección que el panda gigante y el tigre.

La crisis del coronavirus ha dejado claramente expuestos los riesgos relacionados con el consumo de animales salvajes. Y los pangolines, que según sugieren varios estudios podrían haber transmitido la COVID-19 de los murciélagos a los humanos, se encuentran entre los mamíferos más traficados del mundo, con un estimado de 195.000 individuos vendidos de forma ilegal solo en 2019.

La mayor parte de la demanda de pangolín proviene de la medicina y el consumo tradicionales chinos. Esto es lo que está impulsando este comercio ilegal a gran escala, que ha tenido un impacto devastador en las poblaciones locales de Asia. Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, las poblaciones de pangolín en China han disminuido más del 90% desde 1960.

Justo después de que la Oficina Estatal de Silvicultura y Pastos de China elevara el estado de protección de los pangolines al nivel más alto, las escamas de pangolín se han eliminado con efecto inmediato de la lista oficial de ingredientes aprobada para su uso en la medicina tradicional china. Sin duda un paso clave para erradicar el comercio de este animal.

En febrero, el Congreso Nacional del Pueblo de China había impulsado la prohibición del consumo de carne de animales salvajes, aunque sigue habiendo incertidumbre sobre qué animales se permitirá seguir utilizando en la medicina tradicional china y en las industrias de las pieles y del cuero. Se espera más claridad una vez que China finalice y apruebe las revisiones a su ley de protección de la vida silvestre, posiblemente el próximo año.

En definitiva, las noticias para los pangolines son esperanzadoras pero todavía no hay que bajar la guardia. Es imprescindible una mejor aplicación de la ley y una mayor conciencia pública para reducir la demanda, asegurarse de que el público sea consciente de los riesgos de consumir estos productos y del impacto sobre el medio ambiente.

Fuentes: Eurogroup for Animals / The Guardian / CNN en Español

¿Quieres apoyar nuestro trabajo? Ayúdanos a seguir: HAZTE SOCIO

Colabora por tan sólo 1€ al mes: HAZTE TEAMER

Recibe nuestro newsletter: SUSCRÍBETE AQUÍ