Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Hazte socio/a

Más de 3.000 visones sacrificados en Galicia por un brote de coronavirus

Actualidad A Baña, enero 26, 2021

Más de 3.000 visones sacrificados en Galicia por un brote de coronavirus
Los controles y las medidas de seguridad aprobadas por la Xunta de Galicia no han funcionado: la única forma de detener el peligro que suponen estas granjas para animales y personas es decretar su cierre inmediato.

A lo largo del último año, científicos, entidades ecologistas y de protección animal hemos avisado y hablado en reiteradas ocasiones de los graves riesgos relacionados con las granjas de visones. No solo en estas instalaciones se cometen verdaderas atrocidades hacia los animales, sino que las mismas se han convertido en un peligro para la salud pública debido a la alta posibilidad de contagio de la COVID-19 entre ser humano y animal y a la enorme capacidad de transmisión de este virus entre ejemplares.

Los hechos, desafortunadamente, han vuelto a darnos la razón: una granja de A Baña (A Coruña) ha declarado un foco de positividad que ha llevado al sacrificio de 3.100 animales. Se trata del segundo brote en España, tras el detectado en junio en Teruel.

A pesar de las muchas medidas de seguridad y controles adicionales puestos en marcha por la Xunta de Galicia, queda evidente que la única forma de detener el peligro que suponen estas granjas para animales y persona es decretar su cierre inmediato.

El visón americano es una especie singular debido a su alta susceptibilidad al SARS-CoV-2, la rapidez con que se expande en granjas y el elevado porcentaje de ejemplares asintomáticos. Pero sobre todo, por ser la única especie en la que se ha demostrado el contagio del virus de animal a ser humano. Uno de los riesgos más alarmantes de las granjas de visones es de hecho la posibilidad de que se conviertan en un foco de nuevas variantes de virus que comprometan la eficacia de las vacunas.

Desde FAADA, como miembro representante en España de Eurogroup for Animals y junto a otras 46 organizaciones, ya reclamamos a la Comisión Europea el pasado mes de diciembre el fin de la cría de estos animales para su piel.

A pesar de las muchas medidas preventivas adoptadas en todos los países donde todavía existen granjas de visones, los casos de Dinamarca, Países Bajos y España –donde millones de animales han sido sacrificados de forma “preventiva”– demuestran que es imposible detener la transmisión del virus en estas instalaciones y que, en un futuro, las mismas podrían convertirse en el foco de nuevas pandemias.

La cría de visones para su piel causa sufrimientos indescriptibles a un enorme número de animales y ahora sabemos que también representa un grave riesgo para la salud humana. Así mismo, una importante mayoría de ciudadanos/as de la UE rechaza las granjas peleteras y apoya la prohibición de esta industria obsoleta que ya es ilegal en un número creciente de países miembros.

¿A qué esperan España y la UE para actuar? ¿Cuántos animales y seres humanos más tienen que morir todavía?

Foto: Jo-Anne McArthur
Fuentes: Eurogroup for Animals / El Confidencial

 

¿Quieres apoyar nuestro trabajo?HAZTE SOCIO

Colabora por tan sólo 1€ al mes:HAZTE TEAMER

Recibe nuestro newsletter:SUSCRÍBETE AQUÍ