Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Hazte socio/a

Mutriku "soltará" patos de goma en lugar de animales vivos en sus fiestas

Actualidad Mutriku, septiembre 15, 2011

Mutriku
El Ayuntamiento de Mutriku (Gipuzkoa), gobernado desde el pasado mes de junio por Bildu, ha decidido dejar de soltar patos vivos en el tradicional día del Puerto de las fiestas del Calvario.

El Ayuntamiento de Mutriku (Gipuzkoa), gobernado desde el pasado mes de junio por Bildu, ha decidido dejar de soltar patos vivos en el tradicional día del Puerto de las fiestas del Calvario, que se celebra mañana, y los sustituirá por patos de goma, ha informado el consistorio.

Una de las actividades tradicionales de esta jornada consistía en soltar patos vivos en el puerto para que los jóvenes saltaran al mar a atraparlos y se llevaran los animales como premio.

Según han indicado a Efe fuentes del consistorio, los patos que se soltaban tenían las alas cortadas para evitar que volaran y de esta manera pudieran ser "cazados" por los participantes del acto festivo, la mayoría de ellos jóvenes.

Esta práctica había suscitado, según el Ayuntamiento, algunas quejas de vecinos, que consideraban que suponía un maltrato a los animales.

También la asociación de protección de los animales ATEA había reclamado el fin de este festejo, una cuestión que se planteó en su día la anterior corporación, gobernada por el PNV.

El nuevo ejecutivo local de Bildu ha vuelto a estudiar la cuestión y ha decidido que mañana se "soltarán" patos de goma, que llevarán distintos premios para los chavales que logren "cazarlos".

Este cambio no se había dado a conocer en la localidad costera, ya que la intención del Ayuntamiento era que fuera una sorpresa en la jornada festiva, aunque ATEA ha hecho pública la medida en un comunicado en el que ha felicitado a Bildu por "el coraje de hacer lo que no hicieron sus predecesores: asumir la protección de los animales como un factor más de progresismo moral para una sociedad del siglo XXI".

ATEA ha indicado que el Ayuntamiento se ha comprometido a no volver a emplear patos vivos en este acto festivo, tras lo que ha señalado que "queda ahora por garantizar la seguridad de los patos residentes en el mismo puerto".