Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Hazte socio/a

Entrevista al Regidor de Presidencia del Ayuntamiento de Barcelona

Actualidad Barcelona, octubre 24, 2012

Entrevista al Regidor de Presidencia del Ayuntamiento de Barcelona
FAADA entrevista al Sr. Jordi Martí i Galbis, Concejal de Presidencia y Territorio del Ayuntamiento de Barcelona que actualmente está al cargo de la competencia de la protección de los animales en la ciudad.

Jordi Martí y Galbis, licenciado en Derecho, es Concejal de Presidencia y Territorio del Ayuntamiento de Barcelona, concejal del Distrito de Sants-Montjuïc, Presidente de la Federación de Barcelona de CDC, Presidente del Consejo de Convivencia de los Animales y Vocal de la Comisión de Protección de los Derechos de los Animales del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona.

El verano de 2011, el Sr. Jordi Martí y Galbis fue nombrado Concejal de Presidencia y Territorio del Ayuntamiento de Barcelona y actualmente está al cargo de la competencia de la protección de los animales en la ciudad, causa con la que siempre ha estado comprometido.

• Usted es una persona con sensibilidad a la que le preocupa el sufrimiento de los animales. ¿Cómo nace este sentimiento en su vida personal?

Nace con naturalidad y progresivamente a medida que tomo conciencia de la importancia de respetar sus derechos como los de los humanos.

• En el ámbito profesional ya hace muchos años que usted trabaja para implementar políticas y legislación en materia de protección animal, ¿qué valoración hace de la evolución desde que usted empezó?

Desde el año 2000, año en que empecé a trabajar en este ámbito, se ha avanzado mucho. Pero queda todavía mucho por hacer. En algunos aspectos, estamos lejos de la cultura y el respeto por los animales que se tiene en muchos países de Europa.

• Actualmente ocupa un cargo de responsabilidad en el Ayuntamiento de Barcelona y, entre otras, tiene la competencia de los animales de la ciudad. ¿Qué modelo de gestión y qué política está implementando en relación a la protección de los animales de compañía?

Por suerte, hoy los animales de compañía son habitantes de pleno derecho en nuestra ciudad. Como dependientes que son, es nuestra obligación garantizar su bienestar y fomentar una buena convivencia con toda la ciudadanía, también con aquellos que legítimamente no gozan de su buena compañía.

Como Concejal del Gobierno municipal, y como persona que ama a los animales, he expresado públicamente mi compromiso para trabajar con energía por el bienestar animal y alcanzar en la máxima medida posible, esa deseable convivencia.

Lo haremos con rigor, profundizando en el marco normativo y en el cumplimiento de la Ordenanza, pero también con el fomento de la educación y la formación, escuchando a los profesionales y las entidades, acogiendo sus consejos y sus aportaciones... y con un rigor ejemplar en la gestión de los recursos.

• Desde las entidades consideramos que es importante que el Centro de Acogida de Animales sea concebido como centro de paso y que los animales estén de forma temporal. ¿Cómo trabajan para fomentar las adopciones y conseguir su rotación?

Comparto plenamente su visión: fomentar las adopciones es básico para conseguir que la estancia de los animales sea lo más breve posible. Este trabajo debe hacerse desde diferentes perspectivas: por un lado, hay una vertiente claramente institucional, mediante la educación y la información (con campañas de sensibilización y de difusión del mensaje formativo) y la promoción de los CAAC, con la presencia en Ferias y Fiestas de la ciudad. El objetivo es claro: difundir las ventajas que la convivencia con los animales tienen sobre la calidad de vida de las personas.

La otra vertiente es la interacción y la colaboración entre los trabajadores de los centros y el voluntariado. Este trabajo beneficia la calidad de la estancia de los animales en el CAAC y repercute positivamente en la mejora de su sociabilización que, en definitiva, aumenta las probabilidades de adopción.

Quisiera aquí hacer un agradecimiento público al trabajo de los profesionales y los voluntarios que están en los Centros de Acogida, Protectoras y Refugios... Hace pocos días tuve ocasión de vivir con ellos una experiencia muy especial: el Ayuntamiento de Barcelona organizó en colaboración con un grupo de voluntarios la Primera Fiesta de los Animales de las Fiestas de la Mercè donde, además del CAACB participaron 24 entidades. En los tres días de la Fiesta desfilaron más de 240 perros para promover la adopción... fue un éxito de participación y una buena muestra de los resultados positivos del trabajo conjunto.

Finalmente, creo que es muy importante trabajar para mejorar la atención que ofrecen los CAAC a los posibles y potenciales adoptantes: un trato personalizado, profesional y de calidad da garantías de éxito en un proceso de adopción.

• El Ayuntamiento de Barcelona, hace años que está haciendo grandes esfuerzos para controlar la población de los animales de compañía a través del censo. ¿Qué importancia tiene?

El censo es un instrumento importante y un requerimiento normativo. Es el registro que permite disponer de información sobre muchos aspectos del conjunto total de animales de compañía de la ciudad y también nos da datos importantes sobre los propietarios y los titulares.

Podríamos decir que es el equivalente al padrón de las personas, referido a los animales de compañía.

• En el caso de las colonias de gatos urbanos también está aplicando una política de prevención y control a través de la esterilización de los ejemplares. ¿Con qué resultados?

El Ayuntamiento de Barcelona, desde la Oficina de Protección de los Animales, trabaja estrechamente con las entidades gateras en materia de prevención y control a las colonias de gatos urbanos.

Además, disponemos de un centro pionero a nivel estatal, el Centro de Esterilización Tres Pins, donde hacemos un gran trabajo en pro de este control.

Cada año aproximadamente 2.500 gatos pueden ser esterilizados de forma directa mediante la gestión municipal, ya sea desde el punto de esterilización o de los acuerdos con entidades protectoras.

La apuesta por el control de las colonias desde el gobierno de la ciudad es clara y apoyamos la labor de las entidades protectoras que, desde el rigor de la ciencia y la veterinaria, llevan a cabo esta gestión.

Recientemente he tenido ocasión de participar en el Seminario Felino de Plataforma Gatera, donde hubo intervenciones muy positivas e interesantes. Estoy convencido de que estamos en la línea correcta.

• Hay muchos municipios del territorio catalán que aún hoy en día no tienen ninguna política de prevención y tenencia responsable de animales. Si los tuviera que asesorar considerando su experiencia, ¿sobre qué prioridades les propondría trabajar?

Con mucha modestia, y desde la perspectiva de nuestra experiencia, los orientaría a trabajar en dos grandes líneas: por un lado la tenencia responsable en el marco de los tres pilares de la educación, la información y disciplina y trabajar, por otra parte, en el fomento de una buena convivencia con toda la ciudadanía, también con aquellos que legítimamente no gozan de la buena compañía de nuestros amigos.

• La ciudad de Barcelona también cuenta con diferentes tipos de fauna como la exótica -desde serpientes, iguanas, tortugas y aves-, la fauna doméstica -conejos, hámsters...- , además de la autóctona -jabalíes, palomas, etc-. ¿Qué tratamiento le dan desde el ayuntamiento?

Todas las grandes ciudades como la nuestra cuentan con fauna autóctona y fauna alóctona en libertad. A pesar de los esfuerzos informativos y de seguimiento normativo, algunos de estos tipos de animales viven en cautiverio en casa de algún particular que los adquiere, generalmente con poca incidencia social.

En estos casos el Ayuntamiento incide desde la difusión de las obligaciones y la tenencia responsable con campañas de sensibilización y actuando con la recogida de algunas especies cuando son abandonados en los espacios públicos (básicamente los parques).

Quiero hacer mención especial a la campaña iniciada por su ong, para la sensibilización y la información sobre el correcto trato que hay que dar a las tortugas, en la que hemos tenido ocasión de colaborar.

• Imaginemos que Barcelona tiene dificultades para asumir buena parte de los animales exóticos que se abandonan en la ciudad. ¿Cree que sería una buena medida prohibir la tenencia y comercialización de ciertas especies?

Este tipo de comercialización está regulada en el marco supramunicipal, que establece y limita que algún tipo de estos animales sean susceptibles de un régimen determinado de tenencia, siempre y cuando se cumplan determinadas condiciones y requisitos. Nuestra ciudad, en su condición cosmopolita y diversa, acoge sectores sociales de tendencias muy diferentes, en muchos casos divergentes. Nuestra obligación es velar por el cumplimiento del marco normativo y trabajar para que la convivencia entre todas las tendencias sea lo más armónica posible. El caso de las especies exóticas puede ser un ejemplo-muy ilustrativo - de cómo lo debemos poner en práctica...

• Barcelona cuenta con una Ordenanza municipal de protección animal muy completa. ¿Cómo valoraría el grado de aplicación de la misma en la ciudad?

Podemos decir que en nuestra ciudad la ordenanza se aplica correctamente y con rigor, aunque puedan haber (hay) casos que no se puedan detectar o sean de compleja resolución jurídica o con divergencias competenciales.

Por eso es básica una buena coordinación y el trabajo conjunto entre los agentes gestores de las políticas de animales de compañía y los órganos territoriales (inspección, servicios de licencias, servicios técnicos en general) y, muy importante, con la Guardia Urbana.

En este sentido, es significativa -y relevante- la cifra total de 1.240 denuncias generadas por la Guardia Urbana de la ciudad desde el 1 de enero de 2012 hasta la fecha por infracciones de la Ordenanza de Venta, Tenencia y Protección de los animales.

• Entendemos que los agentes de la autoridad pueden ayudar a ejecutar la tarea inspectora de núcleos zoológicos por infracción de la normativa además de actuar en casos de maltrato. ¿Qué importancia tiene su formación?

La formación de los agentes de la autoridad es fundamental, en este sentido se realizan cursos, y mediante las órdenes de servicio y campañas específicas, se intenta cubrir este vector lo mejor posible.

Ahora bien, tan importante es esta formación en materia de cumplimiento de la Ordenanza como en el marco de la necesaria y muy positiva colaboración que la Guardia Urbana puede tener para detectar casos de Noé, malos tratos u otras patologías que, desgraciadamente, terminan perjudicando a los animales.

• Una vez hay una denuncia es también importante que el ente que la resolverá disponga de los criterios y la formación adecuados. ¿Cómo lo gestionan desde el Ayuntamiento de Barcelona?

Los técnicos municipales que trabajan en los órganos gestores o en el territorio están capacitados para interpretar y aplicar lo que tipifica la normativa vigente de acuerdo con las actas de inspección y la información que consta en los expedientes administrativos.

Además, la colaboración con las entidades y ongs animalistas y con los expertos externos del sector ayuda a realizar con rigor su trabajo, de modo que el criterio rector de estas actuaciones esté marcado por la eficacia y dotado de la suficiente sensibilidad que, no olvidemos, debe acompañar cualquier actuación que tenga que ver con seres vivos, sean personas o animales.

• El Ayuntamiento de Barcelona es de los únicos de España que dispone de una Oficina de Protección de los Animales que atiende al ciudadano. ¿Cree que su existencia contribuye a la concienciación de las personas?

¡Por supuesto! La existencia de la OPAB contribuye a la concienciación de las personas en tanto que es un organismo que trabaja para fomentar la convivencia entre las personas y los animales.

Es un buen instrumento tanto por su labor con las entidades (impulsando y posibilitando sus proyectos) como en la aplicación de la normativa para la tenencia responsable y el civismo.

• Hablando de concienciación y de educación, cada vez más los niños tienen integrada la importancia de reciclar y reutilizar los residuos por el bien del medio ambiente, pero a menudo, olvidamos que dentro de esta pedagogía los animales también deberían estar presentes. ¿El Ayuntamiento tiene algún programa educativo en marcha?

Recientemente el Ayuntamiento ha llevado a cabo una campaña de fomento del civismo con mensajes de sensibilización en los principales medios de comunicación.
Por otro lado, desde la OPAB se trabaja con programas formativos de dos entidades.

El vector educativo es una pieza importante en el trabajo por la tenencia responsable, pero no sólo en las escuelas: la familia, como núcleo educador fundamental, es básica para hacer extensivo este mensaje más allá del ámbito escolar.

• Aún hoy en día nos queda mucho camino por recorrer y, en la medida de lo posible, debemos trabajar en equipo, voluntariado, ongs y administraciones. ¿Qué papel cree usted que deben tener éstas en la toma de decisiones? ¿Cómo lo gestionan en la ciudad?

La participación de las entidades, las ongs y los profesionales del sector tiene en Barcelona un espacio propio: el Consejo de Convivencia, Defensa y Protección de los Animales. El Consejo es un marco de debate y diálogo, donde las entidades hacen sus aportaciones, que nosotros recogemos y que sirven para enriquecer las pautas direccionales de las políticas y la gestión en materia de bienestar animal.

Por otra parte, el Consejo cuenta con Comisiones de Trabajo, ampliamente participativas y muy provechosas, dos de las cuales coordinadas desde el sector privado: la comisión de gatos y la de Síndrome de Noé.

• Esperamos que la sociedad evolucione hacia una convivencia más respetuosa con el resto de seres vivos. ¿Cómo ve el futuro de los animales en la ciudad?

En cuanto a los animales domésticos, espero que en pocos años haya mejorado. Y me gustaría que el nuevo centro de acogida, que queremos sacar adelante este mandato, contribuya. Sin embargo, no podemos estar satisfechos mientras haya un solo abandono o un solo maltrato. Por lo que respecta al resto de animales, tenemos aún más trabajo por delante. Tenemos problemas por las nuevas tendencias y con la introducción de animales salvajes sobre las que hay que actuar para evitar que la convivencia empeore y para evitar problemas de salud pública.