Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Hazte socio/a

¡Voy contigo! Vacaciones con tu animal de compañía (I)

Actualidad Barcelona, julio 1, 2015

¡Voy contigo! Vacaciones con tu animal de compañía (I)
Consulta la información que hemos preparado para ti para ayudarte a organizar las vacaciones con tu animal de compañía y disfruta de grandes días juntos.

Irte de vacaciones con tu animal es muy gratificante y más fácil de lo que parece. Es el mejor momento para estrechar vínculos: dispones de tiempo libre para dedicarle y seguro que estás más receptivo, lejos del estrés de todos los días. No lo tomes como un problema o una complicación, la mayoría de las veces regresarás contento y relajado y  tu compañero de cuatro patas también. Consulta la información que hemos preparado para ti para ayudarte a  preparar las vacaciones con tu animal y  disfruta de grandes días juntos.

¿Me lo llevo?

Evidentemente, no es lo mismo un perro que un gato. Un perro no puede quedarse sólo –está prohibido por ley–  y quiere estar con su dueño.  No es  feliz  si se le deja atrás, así que,  a menos que vayas a hacer un viaje turístico estresante en avión a la otra punto de mundo, es aconsejable, posible y muy recomendable que te lo lleves contigo. Pero intenta no improvisar. Viajar con un animal de compañía requiere planificación y tomar algunas precauciones. Consulta nuestra guía para viajar con perro para saber más. Si por algún motivo importante no te lo puedes llevar, lo mejor es que alguien le cuide en tu casa, para no añadir más estrés al hecho de separarse de ti. Hay profesionales que también acogen animales en su casa a modo de canguro y si no, existen residencias.

Un gato, en cambio, está unido a su territorio. No es aconsejable que lo cambies de lugar, porqué solo conseguirás estresarle. Lo ideal es dejarlo en su domicilio habitual, con comida y agua en abundancia y con algún vecino, amigo o familiar  encargado de ir a tu casa a darle unos mimos  y cambiarle la arena para sus necesidades.  Deja también a la persona responsable el número del veterinario en un sitio bien visible por si sucede algo inesperado.

¿A dónde ir?

Campings, casas rurales y apartamentos: la mayoría de campings y casas rurales admiten animales, aún así es aconsejable asegurarte antes de viajar. Busca en la web o en una web de reservas especializada  o consulta con los propietarios del lugar si hay otros animales viviendo allí. Si es así, es importante que el proceso de presentación de tu animal a los animales  del territorio se haga adecuadamente, respetando sus espacios y tiempos, para que todos disfrutéis de una convivencia saludable.

Hoteles y hostales: aceptan o no animales en función de su  propia política. La cadena NH, por ejemplo, establecida en todo el mundo, suele aceptarlos siempre.

Aquí algunas de las webs en las que puedes consultar:

Sea cual sea tu opción o si dispones de segunda residencia o alquilas un apartamento o casa lo importante es no alterar los hábitos de tu animal y  respetar los horarios de sus paseos y  comidas.

¿Cómo voy?

En avión:

Las compañías aéreas en general (salvo algunas de low cost)  admiten animales de compañía de hasta 7-8 kilos en cabina siempre que vayan dentro de un transportín. Los  más grandes van en la bodega de carga, también en un transportín, por lo que desde FAADA sólo aconsejamos llevarse al animal en avión en caso de un viaje muy largo y en el que no haya otro medio de transporte alternativo.

Además recuerda que cada animal debe tener su documentación en regla para viajar. Dentro de la UE se necesita un pasaporte internacional (que sólo puede emitir tu veterinario) donde conste que:

  • Ha sido identificado con microchip y dado de alta en alguna base de datos oficial.
  • Ha sido objeto de una vacunación o revacunación antirrábica.

En el caso de países como Suecia, Reino Unido, Irlanda y Malta se debe además informar de que se les ha realizado una valoración de anticuerpos neutralizantes con resultado satisfactorio.

Más información en nuestra guía de Turismo Responsable.org

El Consejo: valora si vale la pena que tu animal pase por esta experiencia y consulta la web de la compañía aérea elegida para informarte antes de reservar billete.

En barco

En la mayoría de los ferrys se admiten animales domésticos. Para ello suele haber unos espacios especialmente habilitados y la tarifa varia según la compañía.  Necesitas tener los papeles de tu perro en regla (cartilla sanitaria o pasaporte internacional) y tu animal tiene que disponer de tarjeta de embarque. Cada compañía tiene sus propias condiciones y requerimientos. (Balearia, Trasmediterránea, Grimaldi, Iscomar, Fred Olsen)

Más información en nuestra guía de Turismo Responsable.org

En tren

En España, Renfe solo acepta animales de hasta 10 kg en ave y trayectos de largo recorrido. Pueden ocupar una plaza y deben ir dentro de transportin. En los trenes de cercanías, no hay límite de peso y los animales que ir con correa y bozal y bajo tu supervisión y responsabilidad. #152876366 / gettyimages.com

Más información en nuestra guía de Turismo Responsable

 

¿Quieres apoyar nuestro trabajo? Ayúdanos a seguir: HAZTE SOCIO

Colabora por tan sólo 1€ al mes: HAZTE TEAMER

Recibe nuestro newsletter: SUSCRÍBETE AQUÍ