Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Hazte socio

FAADA, ADE, ayuntamientos y fuerzas de seguridad decomisan nueve équidos en mal estado

Actualidad El Figaró (Barcelona), enero 8, 2015

FAADA, ADE, ayuntamientos y fuerzas de seguridad decomisan nueve équidos en mal estado
Cinco caballos, tres poneys y un asno han sido decomisados en una finca del Figaró (Barcelona): están en muy mal estado y se lucha por salvarlos.

El pasado viernes 2 de enero se realizó una actuación parar decomisar los équidos de la Finca de Ca l’Ullar del Figaró (Barcelona). La intervención coordinada por el Ayuntamiento de El Figaró-Montmany con la colaboración de Agentes Rurales, MMEE, ADF, Bomberos y miembros de FAADA y ADE, finalizó con el decomiso de nueve equinos (cinco caballos, tres poneys y un asno).  Esta actuación llega después de muchos años de quejas y denuncias por parte de vecinos y entidades protectoras y no ha podido evitar, desgraciadamente, la muerte de muchos animales a lo largo de más de 20 años.  FAADA pedirá la inhabilitación del propietario de la finca.

Hace ya unos 10 años que FAADA y ADE recibían quejas de vecinos y otras asociaciones en relación al estado deplorable en el que se encuentran los animales de la finca. Tenemos constancia de que los agentes de la autoridad han levantado varias actas por infracciones y por maltrato animal desde el año 1992.  Y en 2007 este caso se llevó incluso al Parlamento de Catalunya.

En la finca, propiedad del Sr. Emilio Machín,  caballos, cabras, ovejas, perros o cerdos vietnamitas se tienen que buscar la vida para comer, puesto que no les proporcionan ningún tipo de pienso ni comida suplementaria. Algunos animales se ven obligados a buscar alimento por los alrededores de la finca -en unos terrenos que están claramente sobre explotados- y acaban pastando por la vía pública o en las fincas de los vecinos. Todos los animales muestran claros signos de desnutrición y dejadez, al igual que los que se encuentran cerrados, ya que, como el espacio es reducido y la comida poco abundante, se han hecho jerarquías y hay competencia por la comida.

La Asociación en defensa de los équidos (ADE), con quién FAADA colabora estrechamente, lleva años recogiendo caballos de esta finca. Muchos de los caballos se encontraban en un estado tan lamentable,  estaban tan desnutridos y maltratados,  que han muerto o han tenido que ser eutanasiados.  ADE calcula que en sólo 10 años pueden haber recogido unos 20 caballos.

Hay que tener en cuenta, además, que muchos caballos y otras especies, han muerto en la finca durante estos años y podemos encontrar sus restos por toda la zona.

Así pues, en 2007 FAADA interpuso una denuncia. Y en aquel momento ya fuimos informados por los agentes rurales de que el propietario había sido denunciado en numerosas ocasiones por hechos similares. El resultado de nuestra denuncia fue la entrega voluntaria de un cerdo vietnamita que estaba en tan deplorables condiciones, caquéctico y descuidado, que sólo llegar al veterinario murió.

Más de 50 denuncias

Actualmente el Sr Machín ya acumula más de 50 denuncias, entre ellas denuncias de vecinos, de protectoras e incluso de agentes rurales. Pero, pese a carecer de licencia de actividad ganadera y de desguace -acumula más de 70 vehículos e infinidad de electrodomésticos en desuso por la finca, que es un espacio natural protegido-, el problema seguía sin solucionarse. Hasta ahora se le habían hecho inspecciones pero nunca se le habían decomisado animales, sólo se recogían los que estaban en la carretera, por el peligro que implicaba para ellos y para las personas.  A continuación, el sr. Machín pagaba la sanción y así quedaba todo.

Por todo lo mencionado, teniendo en cuenta los antecedentes, la reiteración y reincidencia , el elevado número de animales muertos y las condiciones en los que se encuentran actualmente los vivos, FAADA pidió el comiso de los animales y solicitará la inhabilitación de este señor para la tenencia de cualquier animal. El Ayuntamiento del Figaró  decretó el cierre de la actividad ilegal, hecho que  permitió decomisar todos los animales, dado que desde el Departamento competente de la Generalitat (DAAM) no se había dado ninguna solución.

Ahora gracias a la colaboración de los Ayuntamientos (El Figaró-Montmany, La Garriga y l'Ametlla del Vallès) con los que ha habido mucho más diálogo que con la propia Generalitat, se podrá conseguir rescatar todos los animales de la finca.