Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Resumen del caso de los jabalíes en Vallirana

Actualidad Vallirana, julio 29, 2016

Resumen del caso de los jabalíes en Vallirana
En abril nos alertaron de la problemática que hay con los jabalíes en la zona urbana de la localidad de Vallirana y desde entonces FAADA ha trabajado en este caso...

A principios de abril recibimos en FAADA diversas llamadas telefónicas de vecinos de Vallirana que denunciaban que el Ayuntamiento de Vallirana había aprobado destinar una partida presupuestaria de más de 20.000€ para el sacrificio de una familia de jabalíes, que desde hacía tiempo frecuentaba en ocasiones la zona urbana.

Desde FAADA nos ponemos en contacto con el Ayuntamiento de Vallirana para aclarecer esta información y para ofrecer otras alternativas más éticas. Paralelamente grupos de activistas, muchos vecinos del municipio, llevaban a cabo varias iniciativas para manifestar su rechazo al sacrificio injustificado de los animales y para presionar por la reubicación de uno de los animales conocido como Pumba.

Desde el Departamento de Medio Ambiente del Ayuntamiento se nos comunica que han decidido cerrar un acuerdo con una empresa que gestionará la captura, el sacrificio legalizado y el posterior tratamiento de los cuerpos de los jabalíes como residuo biológico. A partir de este momento empezamos a mantener conversaciones con el Ayuntamiento para intentar redirigir esta decisión y salvar a los animales.

Tras tratar el tema con el técnico de Medio Ambiente, y ante la falta de entendimiento, nos reunimos con la alcaldesa de Vallirana y  el regidor de Medio Ambiente. La reunión tiene lugar el 9 de junio en nuestra sede de Barcelona. Durante la misma se tratan temas como la problemática de Vallirana con los jabalíes en la zona urbana, el acuerdo con la Empresa Ecocaptura y se debate sobre las posibles alternativas éticas y eficaces para la gestión de los animales en este caso. Los acuerdos que se alcanzaron en la reunión fueron:

  • El Ayuntamiento se compromete a trasladar a Pumba, con ayuda de los agentes rurales, a un santuario que ya había aceptado su entrada. Pumba se trataría de forma diferente a los demás individuos ya que todo apunta a que se trata de un híbrido de jabalí y cerdo vietnamita.
  • En cuanto a la familia de jabalíes, se acuerda intentar trasladar a los animales a otra zona del término municipal.
  • FAADA se compromete a darles su apoyo en el ámbito técnico y de gestión, y a ayudar a que la reubicación sea factible.
  • El Ayuntamiento nos explica que la colaboración con la empresa Ecocaptura ya no puede ser cancelada, pero que  podrían encargarles solo la captura de los animales para la posterior reubicación.
  • Se acuerda también acompañar todas estas acciones de una campaña de concienciación para evitar que la población alimente a los jabalíes, así como para no dejar residuos expuestos al alcance de éstos, razones por la que los jabalíes se acercan a las zonas urbanas.
  • El Ayuntamiento se compromete así a hacer todo lo posible por lograr la reubicación de los animales y así evitar su sacrificio.

Tras la reunión se empiezan a solicitar a la Generalitat los permisos correspondientes para el traslado de los jabalíes, pero burocráticamente ponen muchos inconvenientes. Durante un tiempo parece que el único permiso posible a obtener es el del traslado de Pumba, pero de momento, y a la espera de que le realicen una prueba de ADN para verificar si es jabalí puro o un híbrido, no se concede ninguno.

La Generalitat da autorización al Ayuntamiento de Vallirana únicamente para seguir adelante con el plan inicial ofrecido por la empresa EcoCaptura, es decir, sacrificar al grupo de jabalíes de la zona periurbana. Desconocemos si el plan ha llegado a su fin o todavía queda algún animal vivo, también estamos pendientes de la posibilidad de trasladar a Pumba, independientemente del destino que hayan tenido los otros animales.

Desde FAADA lamentamos profundamente que después de tanto trabajo y de la gran involucración social para evitar la muerte de esos animales, la Generalitat no haya estudiado seriamente la posibilidad de permitir otro tipo de medidas que mejoraran la convivencia del municipio de Vallirana con su fauna autóctona. 

Enlace: http://faada.org/noticia-736/