Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Hazte socio

Un estudio demuestra que las palomas son capaces de reconocer entre 26 y 58 palabras

Actualidad Nueva Zelanda, septiembre 20, 2016

Un estudio demuestra que las palomas son capaces de reconocer entre 26 y 58 palabras
Los especialistas han revelado que esta aves saben distinguir entre palabras de cuatro letras bien o mal escritas.

Seguro que alguna vez has escuchado la frase “eres un cabeza de chorlito”. Pero, ¿sabes que el chorlito es un ave? ¿Y por qué crees que se utiliza esta expresión?  Pues porque tradicionalmente se ha considerado que las aves son animales inferiores en inteligencia a los mamíferos. Día día salen nuevos estudios que demuestran que ésta es una afirmación que no es verdadera y que muchas aves presentan capcidades cognitivas superiores.

El último ejemplo nos llega desde la Universidad de Otago (Nueva Zelanda) donde un grupo de científicos ha demostrado que las palomas son capaces de distinguir una palabra de un conjunto de sílabas sin sentido. Se sabe que aves, como los psitácidos o los córvidos, poseen una inteligencia extraordinaria. Ahora se demuestra que las palomas son capaces de reconocer entre 26 y 58 palabras.

Los especialistas entrenaron durante ocho meses a cuatro palomas para distinguir la diferencia entre palabras de cuatro letras bien escritas y otras con caracteres transpuestos. Por  ejemplo, "very" y "vrey".

Publicado en la revista PNAS, esta investigación ha demostrado también que la capacidad de las palomas de diferenciar palabras con caracteres transpuestos es más similar a la del hombre que a la de los babuinos.

Durante las pruebas, los expertos mostraban a las palomas una palabra de cuatro letras. La respuesta correcta era picotear la palabra. También se les mostró sílabas sin sentido. En esas situaciones las aves debían picotear un símbolo de estrella. Por cada respuesta correcta se les premiaba con trigo.

Este nuevo estudio se suma a los muchos que se han llevado a cabo en aves como codornices, gallinas domésticas y palomas. Se ha demostrado que aves como los córvidos y loros viven vidas sociales, tienen largos periodos de desarrollo y grandes cerebros, y se puede esperar que estas aves tengan habilidades cognitivas superiores.

Enlace: http://www.pnas.org/content/early/2016/09/13/1607870113.abstract