Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Hazte socio

Nocturnidad y alevosía del Ayuntamiento de Barcelona en el traslado de los dos delfines a Valencia

Actualidad septiembre 22, 2016

Nocturnidad y alevosía del Ayuntamiento de Barcelona en el traslado de los dos delfines a Valencia
Comunicado de FAADA tras conocer a través del Ayuntamiento de Barcelona, la marcha de dos ejemplares de delfín del Zoo de Barcelona al Oceanográfico de Valencia.

Nos preocupa la falta de transparencia con la que se ha realizado la acción, ya que el gobierno municipal ha tenido la ocasión de anunciar las condiciones de la cesión y la fecha del traslado tanto a las asociaciones integradas en la Comisión de Nuevo Modelo de Zoo como a los demás grupos políticos.

Nos parece indignante la actuación de la Sra. Janet Sanz, Presidenta del Zoo de Barcelona, y 5ª Teniente de Alcaldía de Ecología, Urbanismo y Movilidad, quien aseguraba a la presidenta de FAADA su interés por conocer más detalles sobre un proyecto de santuario en Grecia, una de las posibles opciones de futuro para los seis animales. En la misma línea, el Director de BSM, Ignasi Armengol, ayer por la mañana, solo unas horas antes del anuncio del traslado, solicitó a nuestra Fundación el informe del proyecto de santuario para, supuestamente, incorporarlo como una de las opciones a valorar para el futuro de los delfines.

El hecho de ocultar esta información nos inquieta ya que la immediatez del traslado no se ha consultado en ningún momento dentro del marco del Grupo de Trabajo que acabará definiendo el nuevo modelo de Zoo, y que precisamente este mes de setiembre tiene prevista una sesión monográfica para tomar una decisión al respeto del futuro de los delfines.

Hemos solicitado en reiteradas ocasiones que el Ajuntament acredite si tiene en sus manos informes técnicos y veterinarios bien documentados que apunten:

  • Que los dos delfines necesitaban urgentemente un traslado
  • Que el centro de destino del Oceanográfico era la mejor opción y los criterios que se han establecido para seleccionar y determinar el centro de destino.

Hace tan solo tres semanas, en una reunión con el Comité de Empresa del ZOO, nos  confirmaban que ni tan solo ellos aprobaban el traslado al Oceanográfico de Valencia. Entonces, ¿por qué no se ha tenido en cuenta la opinión de las personas que están directamente en contacto con los delfines?

Posiblemente porque – como nos indicaron los mismos trabajadores – los problemas de Kuni, un macho de 10 años, se podrían haber resuelto de otra manera (por ejemplo: arreglando la piscina de los leones marinos para ofrecerle, como opción a corto plazo, un espacio donde no tener que estar en contacto con los demás delfines). Posiblemente porque Leia, la joven hembra de 13 años sin ningún problema real, tiene capacidad de reproducirse representando una buena moneda de cambio.

Desconocemos si se ha realizado un estudio exhaustivo previo de los centros disponibles en Europa, y probablemente se ha acabado decidiendo enviar a los animales al Oceanográfico de Valencia por ser un lugar de interés, bien por razones económicas o por el estrechamiento de lazos profesionales. La razón del traslado a este centro en particular nos genera dudas en cuanto a garantizar el bienestar de Kuni y Leia, pues es un lugar en el que hay delfines que presentan graves estereotipias (como es posible ver en este vídeo) y donde se les utiliza incluso para hacer “surf”.  

 

Silencio administrativo

El Ajuntament de Barcelona, a día de hoy sigue manteniéndose en silencio administrativo y no responde a nuestra petición presentada el 3 de junio en la que solicitábamos se nos facilitara el convenio de cesión suscrito con el Oceanográfico y las condiciones del mismo. En la instancia registrada solicitábamos saber las condiciones de cesión de los animales, en referencia, por ejemplo, a la reproducción y el uso de los mismos en espectáculos circenses. Tras este silencio nos vemos obligados a recurrir al Síndic de Greuges.

Suponemos que a los cargos competentes no les ha interesado anunciar previamente este traslado (así como tampoco le interesa publicar las muertes que se producen en sus instalaciones, como el reciente fallecimiento de una de las hembras de león marino). Y seguramente no les ha interesado porque saben de primera mano que en la reunión extraordinaria de la Comisión de Nuevo Modelo de Zoo (que debería haberse realizado en Julio, trasladándose a septiembre sin fecha de convocatoria a la vista), se iban a presentar alternativas viables a su proyecto de nuevo delfinario. Alternativas que proponen que los seis animales abandonen cualquier tanque de cemento para acabar sus días en un refugio marino.

En definitiva, si este traslado refleja la idea del Grupo de Trabajo del Nuevo Modelo de Zoo de “trabajar en un marco de diálogo y mediante la colaboración conjunta de todas las personas implicadas”, como miembros y como ciudadanos de Barcelona podemos solo expresar nuestro asombro e indignación. Y nuestra preocupación ante el futuro de explotación que les espera a Kuni y Leia.