Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Hazte socio

Diciembre 2016: fecha límite para decidir el destino de los delfines de Barcelona

Actualidad Barcelona, octubre 26, 2016

Diciembre 2016: fecha límite para decidir el destino de los delfines de Barcelona
El Ayuntamiento incluye en las opciones de futuro para los cetáceos el santuario de Grecia propuesto por FAADA.

Ayer en el Ayuntamiento tuvo lugar una nueva reunión de la comisión del grupo de trabajo del nuevo modelo de zoo donde se trató el futuro de los delfines.

En la primera parte de la reunión se comentaron temas generales referentes al modelo de zoológico del futuro y a las visiones compartidas por los diferentes participantes de la comisión. Uno de los temas que surgieron más urgentes a resolver, fue el del uso de ponys para interacciones con niños.

En la segunda parte de la reunión, Janet Sanz, Quinta Teniente de Alcaldía y su comisionado presentaron las posibles opciones que se presentan acerca del delfinario. Las dos propuestas en caso de que los delfines se queden aquí incluyen la construcción de un nuevo delfinario en el mismo parque zoológico o la construcción de un nuevo delfinario dentro de las instalaciones del CRAM.

Y las tres alternativas que implican el cierre del mismo delfinario son: el envío de los cuatro delfines que ahora viven en Barcelona a otros delfinarios de Europa, el envío de los animales al santuario que se está construyendo en Baltimore (EEUU) y que estará listo a partir de 2020, y el traslado de los mismos al santuario de Lipsi (Grecia) tal y como propusimos desde FAADA.

Desde nuestra Fundación hemos reclamado que se tome una decisión lo antes posible, sobre todo teniendo en cuenta que Kuni y Leia podrían criar en el Oceanogràfic de Valencia y Barcelona acabaría teniendo a su cargo más delfines. Y que, ahora mismo, Blau, Anak, Tumai y Nuik están viviendo en unas instalaciones cuyas condiciones no cumplen siquiera los estándares mínimos de la EAMM. También nos hemos comprometido a proporcionar tanto a la señora Sanz como a los responsables del zoológico más información acerca del santuario de Grecia, organizando en las próximas semanas reuniones con los encargados del mismo.

El Ayuntamiento informó también de que se ha solicitado un informe jurídico en cuanto a las relaciones y compromisos con la EAZA y otros organismos internacionales de los que actualmente parece depender el zoo. Algo que deja entrever la voluntad del Gobierno de desvincularse de estas entidades para dejar de tener delfines.

Finalmente, desde el Ayuntamiento se han comprometido a tomar una decisión definitiva acerca de si Barcelona seguirá o no teniendo cetáceos en cautividad en los próximos dos meses y a empezar a trabajar en las alternativas a partir de enero 2017.

Falta muy poco, así que os pedimos a todos un último esfuerzo para ayudarnos a lograrlo con la firma y difusión de nuestra campaña y petición: www.adeudelfinari.org