Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Hazte socio/a

La subida del pienso amenaza a 1.000 granjas de porcino

Actualidad España, enero 27, 2008

La subida del pienso amenaza a 1.000 granjas de porcino
La escalada de los precios de los cereales en los últimos meses ha puesto contra las cuerdas al sector de porcino.

El sector prevé una caída en la oferta de carne del 10%. La escalada de los precios de los cereales en los últimos meses ha puesto contra las cuerdas al sector de porcino. Los precios de los piensos han subido alrededor del 40% a la vez que ha caído el precio hasta los 0,91 euros el kilo frente a unos costes de producción establecidos en 1,27 euros kilo.

En medios del sector se estima que estas dos circunstancias juntas pueden golpear con fuerza al sector y provocar una caída de hasta el 20% de las explotaciones que en la actualidad se elevan a unas 70.000.

Igualmente se prevé a corto plazo un recorte del 10% en la oferta de carne por la reducción de los animales de engorde para sacrificio que han entrado en las granjas desde el pasado otoño. Miles de ganaderos pequeños y medianos han optado por el cierre temporal de las explotaciones, decisión que en muchos casos se teme sea ya definitivo, sobre todo cuando se trata de personas con edad avanzada. La crisis también ha golpeado a los grandes grupos de integración.

Según los datos de los ganaderos hasta septiembre, el comportamiento de los mercados suponía unas pérdidas por animal de engordado de 15 euros. Ahora las pérdidas ya se elevan a 35 euros.

Consecuencia de esta situación, los ganaderos denuncian estar al borde de los cierres masivos. Para el sector se consideran fundamentales dos actuaciones.
La primera, disponer de un capital circulante para hacer frente a los costes de producción. Hay muchas explotaciones para las cuales ya es difícil obtener créditos de las entidades financieras.
La segunda, lograr un incremento en la oferta de cereales para rebajar los precios. Para ello se estima prioritario dar luz verde a las importaciones de maíz transgénico desde Argentina o Estados Unidos y evitar que Brasil siga marcado los precios como casi único exportador.
Igualmente, a escala comunitaria, se reclama la reutilización de las harinas de carne y la aplicación de una tasa a las exportaciones de cereales.

La reducción de animales en varias cabañas, sobre el papel, debería rebajar las cotizaciones de los cereales. Las medidas aplicadas hasta la fecha por la UE para atajar el problema no han sido efectivas.

Enlace: http://www.elpais.com/articulo/economia/subida/pienso/amenaza/1000/granjas/porcino/elpepueco/20080128elpepieco_6/Tes