Dona ahora Hazte socio

	

Actualidad 18 de noviembre 2016

El Zoo de Castellar de la Frontera sigue sin cumplir la normativa

En una nueva visita al Zoo de Castellar de la Frontera, la coalición InfoZOOS constata las graves irregularidades que se siguen perpetuando en este centro.
El Zoo de Castellar de la Frontera sigue sin cumplir la normativa

Tras denunciar las irregularidades del Zoo de Castellar de La Frontera (Cádiz), el pasado mes de octubre un técnico de InfoZOOS (coalición formada por ANDA, FAADA y Born Free Foundation) realizó una nueva visita al centro y pudo constatar que: 

  • La mayoría de los recintos no ofrecen a los animales un espacio para esconderse de la vista del público ni un enriquecimiento ambiental suficiente: en general, de hecho, las jaulas apenas cuentan con unos pocos arbustos, suelo de tierra o algunas rocas.
  • Existen graves problemas de la seguridad: en muchas de las jaulas lo único que separa a los animales -incluso pertenecientes a especies peligrosas- de los turistas, es una fina reja metálica a través de la cual es fácil tocar a los animales y alimentarles sin algún tipo de control. Hay que añadir además, que las instalaciones aparecen muy deterioradas: el túnel de cristal de los babuinos -que pasa por encima de las personas- está quebrado y parece a punto de romperse, lo que provoca que los visitantes se muestren reticentes a tener que pasar por debajo. En la jaula del ocelote la puerta de entrada del lateral izquierdo está fácilmente accesible, sin vallas ni perímetro de seguridad, algo que permitiría interaccionar con el animal si éste se aproximara a la puerta.
  • Los animales de granja, junto con la llama, se encuentran en unas instalaciones contiguas a las de los felinos, algo desaconsejado ya que la cercanía entre depredadores y presas genera mucho estrés por ambas partes. Estos animales además no disponen ni de vegetación ni de zonas de sombra.
  • Sobretodo, se siguen realizando a diario espectáculos con aves exóticas y actividades de toca-toca con crías de tigre, caracales, serpientes, y oso melero. Los animales -algunos pertenecientes a especies potencialmente peligrosas y posibles transmisores de enfermedades zoonóticas- son sacados de sus jaulas y utilizados para que los visitantes se hagan fotos con ellos y -excepto en el caso de las serpientes- son controlados mediante arneses y cadenas. El técnico de Infozoos destaca que la cría de tigre que pudo observar en su visita y que sale de su recinto 4-5 veces al día para el "Foto Maratón", se mostraba particularmente nerviosa y quejumbrosa, y que en su instalación se desplazaba contantemente de un lado a otro de la cristalera.

Es posible leer el informe completo de la visita aquí.

A raíz de esta nueva visita, desde InfoZOOS reiteramos nuestra preocupación por las condiciones de vida de los animales, la seguridad de las personas y las graves irregularidades implicadas en la realización de actividades como el Foto-Maratón. Y, obviamente, nuestro estupor ante la reciente autorización del zoo de Castellar como centro BALAI por parte de la Consejería de Agricultura y Pesca de Andalucía, algo que supone un aumento de las posibilidades de que este centro reciba animales provenientes del tráfico ilegal o del mascotismo de especies exóticas.

Más información aquí.

Actualidad

  • Comparte en Facebook
  • Menea este mensaje
  • Agregar a Twitter
  • Agregar a del.icio.us
  • Reddit!
  • Agregar a Bitacoras
  • Agregar a MySpace
Dona ahora Hazte socio

FAADA (Fundación , para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales) es una entidad sin ánimo de lucro para la protección de los animales.
Inscrita en el Registro de Fundaciones del Ministerio de Medio Ambiente y Medio rural y marino con el número 1/2004.