Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

FAADA consigue trasladar 47 animales del Zoo de Peña Escrita

Actualidad 16 de enero 2017

FAADA consigue trasladar 47 animales del Zoo de Peña Escrita
Dos leonas, ocho coatís, dieciocho puercoespines, un papión y dieciocho lémures son los animales que el pasado día 14 viajaron a los centros de rescate de Bélgica y Holanda.

Después de más de un año de negociaciones con el Ayuntamiento de Almuñécar, visitas, conversaciones con la Consejería de agricultura, CITES, Seprona y la correspondiente presión mediática, el día 14 de Enero tuvo lugar el primero de los traslados de animales gestionado por FAADA con los centros de rescate colaboradores: AAP en Holanda y Natuurhulp Centrum en Bélgica.

Dos leonas, ocho coatís, dieciocho puercoespines, un papión y dieciocho lémures son los animales que el pasado día 14 viajaron a Bélgica y Holanda, un rescate que tuvo lugar conjunta y coordinadamente entre los dos centros. Los gastos de este traslado han sido asumidos por los centros receptores, así como FAADA asume los dedicados a la gestión y coordinación de los traslados desde septiembre de 2015.

En septiembre de 2015, el mismo Ayuntamiento de Almuñécar contactó con FAADA para reubicar a los animales del Zoológico de Peña Escrita. Este zoo nunca fue legal, tanto por la ausencia de permisos, por el estado de sus animales, por la mala o nula gestión que se hizo desde el principio. Animales sin identificar y sin registrar, fugas, muertes y nacimientos sin control fueron algunas de las causas que derivaron al mismo cierre del parque zoológico. Un mes después de contactar con el ayuntamiento, FAADA ya tenía los centros suficientes para acoger a más del 80% de los animales del parque. Pero la falta de respuesta por parte del ayuntamiento y sus técnicos, retrasó considerablemente el traslado de los animales. Gracias a la incorporación de un nuevo veterinario, Antonio Casas, se pudo reanudar la comunicación y se empezó a poner orden para que los animales fueran identificados, revisados sanitariamente y se pudiera empezar con las gestiones necesarias para su traslado.

Técnicos de FAADA viajaron a Peña Escrita, tanto para ayudar a coordinar y efectuar las acciones pertinentes en este tipo de traslados, como para revisar el estado de los otros animales que quedan en el parque, a la espera de poder ser trasladados próximamente.

Todos los animales fueron debidamente anestesiados por los veterinarios del parque y tras un día y medio de viaje han llegado esta mañana sanos y salvos a sus respectivos centros de acogida, donde pasarán un periodo de cuarentena y velarán en estos primeros meses de recuperación atendidos por profesionales especializados.

FAADA celebra que finalmente el ayuntamiento haya facilitado la salida de los animales, los cuales han sido trasladados en los mejores centros posibles, según sus características y disponibilidad actual. En los próximos meses se espera poder realizar el traslado del resto de animales que continúan en el parque.

Algunos animales salieron ya durante el pasado año a otros zoológicos que encontró el mismo ayuntamiento, como algunos lobos canadienses, lobos ibéricos, hienas y las aves rapaces que fueron a los zoos de Sevilla, Córdoba y la Fundación Xabier Maiztegui respectivamente.

FAADA agradece el trabajo de Antonio Casas (Grupo Medivetnova), la Delegación Territorial de Medio Ambiente de Granada, la Delegación territorial de agricultura, el Departamento del SOIVRE, Natuurhulp Centrum, AAP y Ayuntamiento de Almuñécar, así como a todos los voluntarios y colaboradores que han hecho posible este rescate.