Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Clausuradas dos tiendas de animales de Barcelona a raíz de nuestras denuncias

Actualidad Barcelona, 31 de julio 2017

Clausuradas dos tiendas de animales de Barcelona a raíz de nuestras denuncias
El Ayuntamiento de Barcelona decidió cerrar los establecimientos tras comprobar las muchas infracciones de la legislación vigente y el alto número de cachorros enfermos.

El pasado 30 de julio 2017, el Ayuntamiento de Barcelona ha ordenado el cese de actividad y el precinto de las tiendas de animales Doggis y Sweet Puppies, por diversas infracciones de la ley de protección de animales y en especial por las condiciones de sus cachorros, muchos de los cuales estaban infectados por parvovirus y coronavirus.

La administración actuó a raíz de las denuncias que desde FAADA interpusimos ante la Oficina de Protección de los Animales de Barcelona a lo largo del 2016 y 2017, y el asesoramiento legal que ofrecimos a los muchos particulares afectados que querían denunciar la muerte de los animales adquiridos en estos establecimientos.

Durante la operación, se han intervenido 90 animales que se encontraban en pésimas condiciones. Los que sobrevivieron fueron entregados temporalmente a familias de acogida.

El titular de la actividad de la calle Concepción Arenal, 70-72 (Sweet Puppies), recibió inspecciones de diferentes servicios municipales, que comprobaron varias anomalías en las instalaciones y en la gestión de la actividad y deficiencias que ponían en peligro a los animales. El Ayuntamiento ha determinado la orden de cese y la clausura de la tienda.

Así mismo, el distrito de Sarrià-Sant Gervasi ha emitido la orden de cese de actividad y ha precintado la tienda de la calle Descartes 22-24 (Doggis), por diversas infracciones que ponían en grave peligro la vida de los animales que estaban a la venta. El establecimiento se encuentra cerrado por orden municipal de forma cautelar, mientras avance el proceso judicial que se ha iniciado.

Además de los expedientes sancionadores incoados por los dos distritos, el departamento de protección de los animales del consistorio también incoará los expedientes de maltrato. Desde FAADA estamos personados en dichos expedientes sancionadores, haremos seguimiento para presentar alegaciones en caso de que resulte necesario.

Agradecemos al Ayuntamiento tanto las actuaciones realizadas como la valentía para cerrar estas tiendas, y recordamos que si no hay demanda no hay oferta: la mejor manera para acabar con negocios de este tipo es adoptar y no comprar nunca animales