Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Ayuntamientos de Terres de L'Ebre envían animales abandonados a comunidades donde está permitido el sacrificio

Actualidad octubre 4, 2017

Ayuntamientos de Terres de L'Ebre envían animales abandonados a comunidades donde está permitido el sacrificio
La ley catalana y la de Madrid son las únicas que prohíben el sacrificio de los animales de compañía. El traslado de éstos a otras comunidades impide hacer un seguimiento de su destino.

Cada vez más ayuntamientos del sur de Cataluña, Alcanar, Deltebre, L’Ampolla, Sant Jaume d’Enveja, Sant Carles de la Ràpita, Ulldecona, el último probablemente Tortosa, deciden rescindir los convenios que tenían con entidades y refugios de protección de animales de Cataluña para contratar empresas privadas de Castellón.

La ley catalana junto con la de Madrid son las únicas de toda España que prohíbe el sacrificio de los animales de compañía en los núcleos zoológicos. En el resto de CCAA los animales se sacrifican transcurridos los días que establece la ley si no han sido recuperados por el propietario o no han sido adoptados.

El objeto de la ley de protección de animales catalana es establecer las normas generales para la protección y el bienestar de los animales que se encuentran de forma permanente o temporal en Cataluña. Esto implica que los animales de compañía recogidos en municipios catalanes estarían protegidos por la normativa autonómica y las empresas o centros de otras CCAA han de respetar y cumplir con la prohibición de sacrificar. Así mismo, tienen que garantizar la identificación previa a la entrada en el centro, y la entrega en adopción de los animales con microchip, esterilizados y vacunados.

La inmoralidad y la indecencia  llega cuando, estando permitido que estas empresas actúen en territorio catalán, ni la Generalitat de Catalunya ni los Agents Rurals tengan potestad para inspeccionar ni sancionar a estas empresas situadas fuera del territorio catalán, dejando a esos animales completamente desamparados. Y ese es el juego de los ayuntamientos de Terres de l’Ebre conocedores de esta situación alegal.

A los ayuntamientos que ya llevan años permitiendo esta situación se les une ahora el ayuntamiento de Tortosa que ha decidido cambiar la gestión de la protectora Arca, que lleva 17 años rescatando, acogiendo animales y buscando hogares a los animales abandonados de su zona, por una empresa privada de Castellón.

Aún tenemos esperanzas de que este ayuntamiento reconsidere su decisión y continúe la colaboración con la entidad que desde hace tanto tiempo lleva ofreciendo una segunda oportunidad a los animales víctimas del abandono.

Si quieres que así sea, puedes ayudar firmando la petición para que el ayuntamiento de Tortosa mantenga el convenio con la asociación ARCA como protectora de animales de la misma localidad. FIRMA AQUÍ