Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Pedimos a la UE que acabe con el tráfico ilegal de cachorros

Actualidad noviembre, 7 de 2017

Pedimos a la UE que acabe con el tráfico ilegal de cachorros
FAADA y ANDA, representantes en España de Eurogroup For Animals, aplauden esta declaración que denuncia el tráfico de cachorros de países del Este hacia los mercados del Oeste de la UE.

Las asociaciones FAADA (Barcelona) y ANDA (Madrid) aplauden la declaración conjunta que cinco países miembros de la Unión Europea (Bélgica, Dinamarca, Alemania, Holanda y Suecia) han dirigido a la Comisión Europea solicitando que se tomen medidas para acabar con el tráfico ilegal de cachorros de perros en el seno de la Unión Europea. Esta declaración se produce justo antes de la próxima reunión de la Plataforma Europea sobre Bienestar Animal que tendrá lugar el próximo día 10 en Bruselas y en la que se reunirán los Estados Miembros, las instituciones comunitarias, el sector privado y las ONG para debatir diversos aspectos relacionados con la protección de los animales. Desde las ONG se pide que esta Plataforma establezca un subgrupo de trabajo específico para el problema del tráfico de cachorros en el seno de la UE. La declaración presentada por los cinco países apoya esta iniciativa.

La declaración se hace eco de una Resolución del Parlamento Europeo que se aprobó el año pasado tras la campaña "Protect Our Pets" iniciada por el Eurogroup For Animals y desarrollada en España por FAADA y ANDA. La Resolución del Parlamento Europeo instaba a la Comisión a tomar cartas en el asunto e instaurar una política activa de control del tráfico ilegal de cachorros de perros que se produce en el seno de la UE.

Los cachorros son criados en países del Este de Europa, en unas condiciones pésimas tanto sanitarias como de bienestar, utilizando a unas perras madres convertidas en auténticas "fábricas de cachorros" y ofertando los animales en los mercados consumidores del Oeste a unos precios muy bajos. El comercio ilegal es fruto de una demanda creciente en los países de destino de perros de unas razas muy concretas, a precios bajos, junto a un sistema de pasaporte oficial que no ha funcionado ni evitado que se disparara el tráfico ilegal. En consecuencia nos encontramos con un sistema que provoca un enorme sufrimiento a los animales tanto por los sistemas de cría en origen como por las condiciones de los larguísimos transportes a los que son sometidos los cachorros, sin ningún control sanitario, lo que nos ha llevado a una falta de garantías también en las condiciones de salud de los animales que llegan.

FAADA y ANDA confían en que el próximo día 10, en la Plataforma Europea de Bienestar Animal, se cree un subgrupo específico para intentar resolver este problema que, respetando la libertad comercial entre Países Miembros de la UE logre un sistema coordinado en toda la UE de registro e identificación tanto de animales como de centros de cría que suponga el principio del fin del tráfico de cachorros en el seno de la UE.