Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Fes-te'n soci

Denunciamos a Aquopolis por mantener a 6 delfines en una piscina de olas

Actualitat març 29, 2018

Denunciamos a Aquopolis por mantener a 6 delfines  en una piscina de olas
La Generalitat de Catalunya ha abierto abrió un expediente sancionador que supondrá una sanción de entre 400 y 2.000€.

Desde noviembre de 2017 hasta el pasado 9 de marzo, 6 delfines del parque de animales Selwo-Marina de Benalmádena (Málaga) vivieron en la piscina de OLAS de Aquopolis, parque acuático con delfinario de Vila-seca (Tarragona).

Rocco, Sting, Bravo, Tonet, Rumbo y Zeus tuvieron que pasar sus días en un espacio pensado y acondicionado para el baño de personas, que simula una playa y que tiene tan sólo 1,80 metros de profundidad en su parte más honda.

Aunque fuese de forma temporal y bajo el paraguas de las asociaciones europeas de zoos y delfinarios, esta piscina ni tan solo cumple con la propia normativa de mínimos de la EAAM, que establece que POR LO MENOS 275m2 de la instalación deberían ser de 3.5m de profundidad.

Es inaceptable que se haya permitido que animales que pasan el 80% del tiempo bajo el agua y que pueden sumergirse a hasta 90 metros de profundidad pasaran 4 meses enteros en un espacio de estas características.

En cuanto nos alertaron de la situación, desde FAADA denunciamos la situación al Seprona y solicitamos que los agentes realizaran una inspección en las instalaciones de Aquopolis.

A raíz de nuestra denuncia la Generalitat abrió un expediente informativo que luego derivó en un expediente sancionador y que supondrá una sanción de entre 400 y 2.000 euros para los responsables del parque.

De acuerdo a los técnicos de la Generalitat, cada semana se fue controlando el estado de salud de los delfines, pero se descartó la posibilidad de moverlos a otro delfinario para no provocarles todavía más estrés.  

Los seis cetáceos ya han vuelto a las instalaciones del delfinario andaluz, pero lo ocurrido es una prueba más de como la vida de estos animales poco importa para la industria del cautiverio, capaz de mantenerlos en espacios completamente anti-naturales con tanto de poder seguir lucrándose con ellos. 

¿Quieres apoyar nuestro trabajo? Ayúdanos a seguir: HAZTE SOCIO

Colabora por tan sólo 1€ al mes: HAZTE TEAMER

Recibe nuestro newsletter: SUSCRÍBETE AQUÍ