Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Fes-te'n soci/a

Proyecto Gran Simio denuncia el estado de un orangután y otros animales en el antiguo zoológico de Valencia

Actualitat Valencia, setembre 30, 2008

Proyecto Gran Simio denuncia el estado de un orangután y otros animales en el antiguo zoológico de Valencia
El Proyecto Gran Simio ha denunciado ante la Guardia Civil, la situación lamentable en la que se encuentran un orangután y varios animales.

El Proyecto Gran Simio ha denunciado ante la Guardia Civil (SEPRONA), la situación lamentable en la que se encuentran un orangután y varios animales que se encuentran encerrados en las instalaciones del Zoo propiedad del propio Ayuntamiento de Valencia.
Las malas condiciones en las que se encontraban los animales de este Zoológico, hicieron que se aprobara un proyecto para la construcción de un nuevo centro que se ha denominado Bioparc.

Una vez finalizado y tras permanecer más de un año cerrado el antiguo, los animales han sido trasladados a los recintos nuevos, mientras que algunos por falta de espacio o porque no se ajusta al diseño de las instalaciones como en el caso del orangután, han quedado estancados y abandonados en las estructuras antiguas y así llevan ya varios meses.

El Proyecto Gran Simio ha intentado reiteradas veces en ponerse en contacto con las Autoridades del Ayuntamiento sin obtener respuesta. No solamente enviaron un Buro-Fax a los responsables de Bioparc para que informaran por el destino de esos animales abandonados, sino que además se presentó un escrito registrado en el Ayuntamiento pidiendo poder ver al orangután y al resto de los animales y comprobar en que situación se encontraban.
Ante el silencio por respuesta, los responsables del PGS, no han tenido más remedio que denunciarlo al SEPRONA, en base a diferentes puntos de la Ley 32/2003 en la que se regula la conservación de fauna silvestre en los parques zoológicos, como es la de no proporcionar el enriquecimiento ambiental de sus recintos mejorando su bienestar y por una falta grave recogida en el artículo 13, punto 4 por el maltrato y abandono de los animales.

En diez años, el orangután habrá desaparecido de las selvas de Sumatra y Borneo por la deforestación y acoso del ser humano, convirtiéndose en una especie de gran valor, por lo que y según los propios responsables del Proyecto Gran Simio, no entienden su abandono y el que no haya podido estar ubicado en las instalaciones de Bioparc.

'Los grandes simios entre los que se encuentra el orangután, pertenecen a la familia de los homínidos, a nuestra propia familia y poseen numerosas capacidades cognitivas iguales a las nuestras, entre ellas el reconocimiento de si mismo.
El estado en que se encuentra de total abandono el orangután en las instalaciones del antiguo zoológico de Valencia, sin que pueda entretenerse o estar en un lugar en el que su bienestar prime, le puede llevar a la depresión, a comportamientos patológicos si no lo está ya e incluso a la muerte.
Nos impiden comprobar como esta por lo que entendemos que nos ocultan algo. Los demás animales que se encuentran allí, suponemos que pueden estar en iguales condiciones.', ha comentado Pedro Pozas Terrados, Director Ejecutivo y Coordinador del Proyecto Gran Simio en España.

No hay que olvidar, que el pasado 25 de junio, la Comisión de Medio Ambiente del Congreso de los Diputados, aprobó una Proposición No de Ley en la que pedía al Gobierno de la nación que se adhiera al Proyecto Gran Simio en sus objetivos, además de impulsar el mismo, en los foros internacionales y adecuar la legislación española para que el maltrato, la muerte, el tráfico de grandes simios sean perseguidos por vía penal, así como prohibir la experimentación invasiva, la utilización en espectáculos públicos (anuncios, circos, plató de televisión, películas..etc.) y la mejora de las condiciones en los zoológicos entre otras medidas a favor de los grandes simios.

Pozas menciona que los animales, como seres vivos, deberían ser tratados con dignidad y respeto, con los derechos a su vida y a que los que se encuentren cautivos, se les conceda el bienestar que les corresponda como especie y no tratados como meros intercambios de cromos o papeles con valor económico.
Detrás de cada uno, hay un ser que sufre y que pide justicia, esa misma justicia que para Pedro Pozas le ha llegado a los grandes simios con el apoyo del Congreso de los Diputados.

Enllaç: www.proyectogransimio.org