Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Fes-te'n soci/a

La macaca CHAFI ya está en su nuevo hogar en Bilbao

Actualitat Bilbao, abril 7, 2010

La macaca CHAFI ya está en su nuevo hogar en Bilbao
Después de 10 horas de viaje en furgoneta, Chafi, la macaca rescatada por la fundación, llegó sana y salva al Centro de Recuperación de Fauna del Karpin en Karrantza.

LA MACACA CHAFI YA ESTÁ EN SU NUEVO HOGAR

Después de 10 horas de viaje en furgoneta, Chafi, la macaca rescatada por la fundación, llegó sana y salva al Centro de Recuperación de Fauna del Karpin en Karrantza (Bilbao).

Bilbao. Fue sacada de su hábitat natural y vendida de forma ilegal como mascota; en sus seis años de vida, ha pasado meses atada con una cuerda de persiana y la han encerrado en una jaula de apenas un metro cúbico. Pero, al fin, Chafi tiene ahora un hogar. La pequeña mona, un macaco de Gibraltar, llegó el viernes pasado al parque Karpin Abentura trasladada por miembros de la Fundación FAADA, donde le espera una nueva vida junto a otros miembros de su especie.

Y es que Chafi no es el único Macaco de Berbería que vive en el Karpin; Sara y Nova llegaron a este centro de acogida de fauna silvestre procedentes también del tráfico ilegal de animales salvajes, "un negocio que mueve cifras astronómicas de dinero sólo superadas por el tráfico de armas y el tráfico de drogas", advertían ayer desde el parque.

A sus seis años de edad, Chafi ha pasado ya, al menos, por tres dueños diferentes. Su naturaleza salvaje le ha jugado malas pasadas a manos de propietarios sin sentimientos ni comprensión. Uno de ellos, que la adquirió como mascota, la mantuvo atada con una cuerda de persiana durante unos meses para evitar las molestias, destrozos y mordiscos del animal en la vivienda. Otro, "ante la imposibilidad de controlarla, como es habitual con los monos que se compran como mascotas", apuntan desde el Karpin, terminó encerrándola en una jaula de poco más de un metro cúbico en el balcón de su casa.

Este último dueño fue el que se puso en contacto con la Fundación para la Adopción, Apadrinamiento y Defensa de los Animales (FAADA) que, tras evaluar el estado físico y psicológico del animal, inició los trámites necesarios para el rescate. Para entonces, Chafi se encontraba ya en un estado "lamentable".

La pequeña mona fue decomisada en enero de 2010 y trasladada al Centro de Recuperación de Primates de la Fundación Mona, en Girona, donde personal especializado en primates se encargó de estabilizar su situación física y corregir su dieta; en definitiva, prepararla para que pudiera emprender el traslado hasta Karpin Abentura, llamado a convertirse en su hogar definitivo.

Finalmente, Chafi fue trasladada hasta Karrantza el pasado viernes por miembros de la Fundación FAADA. Deberá ahora aprender a comunicarse de nuevo con los de su especie, integrarse en su compleja estructura social y curarse, poco a poco, de los graves trastornos de comportamiento que sufre debido a las condiciones de cautividad en las que ha vivido. En ello está; tendrá que pasar por un proceso de adaptación e integración a su nueva familia en el Karpin, que podría, según sus cuidadores, prolongarse durante meses.

Tráfico ilegal Macacos, titis, pumas, puercoespines... Desgraciadamente, Chafi no es el primer animal exótico -ni será probablemente el último- decomisado por tráfico ilegal que llega a Karpin Abentura. Muchos de ellos están seriamente heridos o presentan trastornos de conducta de los que deben recuperarse antes de ser trasladados de nuevo a su medio; otros, simplemente, no lo podrán hacer jamás.

Junto a estos animales decomisados, hasta el centro de recuperación de Karpin llegan también animales exóticos abandonados o heridos por cazadores furtivos, procedentes del cierre de granjas o nacidos en cautividad.

 

La historia de Chafi (Departamento Fauna Salvaje de Fundación FAADA)

El pasado 15 de enero Chafi empezó una nueva vida, cuando miembros de nuestro departamento de Fauna Salvaje fueron a rescatarla a casa del propietario. El caso de Chafi empieza como el de todos los macacos de Berbería en España, pero desgraciadamente no todos tienen un final tan feliz como el de esta macaca.

Nos enteramos del caso de Chafi gracias a un protocolo de detección de casos de primates que crean y gestionan conjuntamente Fundación Mona y Fundación FAADA. A partir de la llamada de petición de ayuda por parte del propietario, y como en todos los demás casos, se pasa la información al departamento de Fauna de la Generalitat de Cataluña quien debería ocuparse del rescate y posterior reubicación de todos los casos que les remitimos, ya que teóricamente tienen un convenio con una asociación que se encarga de ello. El caso se pasa al Departamento de Medi Natural de la Generalitat de Catalunya en diciembre del 2008, junto con otros muchos, pero cuando al cabo de 1 año, revisamos los casos y llamamos a los propietarios, comprobamos que nadie se ha encargado de varios de ellos.

Rápidamente técnicos de la fundación empezamos a actuar y a organizar el rescate, dada la triste situación y las lamentables condiciones en las que vive el pobre primate. Visitamos la casa, efectuamos una primera toma de contacto con el animal, revisamos su estado físico y psicológico, tomamos datos y asesoramos al entonces propietario sobre la dieta, enriquecimiento ambiental, desparasitación y manejo.

Paralelamente empezamos los trámites administrativos con la administración autonómica y el Ministerio de Comercio Exterior, (Autoridad Administrativa CITES) de quien dependen los animales en situación ilegal por contrabando y empezamos a buscar el mejor sitio para que Chafi pueda disfrutar de una nueva y feliz vida.

Es entonces cuando contactamos con el responsable del zoo “El Karpín“ en Bilbao, quienes ya habían colaborado en el pasado recibiendo a dos hembras más de Macaco de Berbería (Macaca sylvanus). El Karpín es un pequeño zoo situado en el valle de Carranza, con un alto estándar de bienestar animal y con una filosofía más parecida a un centro de recuperación.

Por lo complicado de un rescate de este tipo y la necesidad de efectuar un preciso y exhaustivo chequeo veterinario, FAADA pide a Fundación Mona su colaboración manteniendo a la macaca unos meses en su centro en Riudellots de la Selva, para que Chafi pueda recuperarse e iniciar su primera fase de rehabilitación gracias al personal especializado en primates de la Fundación Mona. Se decide entonces construir un espacio especial para ella.


En Fundación Mona ha pasado casi dos meses hasta el día de su traslado definitivo al Karpín. Por primera vez en su vida ha visto a otros ejemplares de su misma especie y ha podido disfrutar de un espacio amplio donde ha recuperado mucha movilidad y ha perdido el peso que le sobraba. 

Agradecemos la colaboración a todos los que han hecho posible que Chafi esté ahora disfrutando de una vida digna como se merece:

- Fundación Mona
- Parque zoológico “El Karpín”
- Departament de Medi Natural de la Generalitat de Catalunya
- Cos d’Agents Rurals de la Generalitat de Catalunya
- Centre veterinari “El Vell Marí” de Lloret de Mar
- Autoridad administrativa Cites
- TVE, responsables del programa REPOR.

 

 

 

 

 

 

Enllaç: http://www.gara.net/paperezkoa/20100406/192275/es/Karrantza-acoge-primate-victima-trafico-animales