Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Fes-te'n soci/a

Buscando más implicación de las instituciones europeas para los cetáceos en cautividad

Actualitat Unión Europea, març 27, 2014

Buscando más implicación de las instituciones europeas para los cetáceos en cautividad
Un gran simposio sobre la situación de los cetáceos en cautividad tuvo lugar en distintas ciudades europeas. FAADA participó activamente junto a numerosos expertos de todo el mundo.

Un gran simposio sobre la situación de los cetáceos en cautividad. Con este título se puede resumir la serie de eventos que se organizaron del 12 al 19 de marzo en distintas localizaciones europeas, como Bruselas, Estrasburgo o Brighton.  La coalición SOSdelfines, que coordina FAADA, participó activamente en ponencias y discusiones, junto a numerosos expertos de todo el mundo, con el fin de conseguir una mayor implicación de las instituciones europeas para, idealmente, lograr una Europa libre de delfinarios.

Expertos en cetáceos de todo el mundo constataron la difícil situación de los animales mantenidos en los delfinarios europeos y expusieron la realidad de su explotación y cautividad en los circos acuáticos. Solicitaron que se ponga fin a los espectáculos de delfines y a las sesiones interactivas que, afirman, “explotan a los animales y ponen en peligro su bienestar”.

La lista de participantes incluye a la Dra. Ingrid Visser, que ha estado investigando orcas salvajes durante más de 20 años; la Dra. Naomi Rose, experta en la captura, el comercio y el cautiverio; Natalie Barefoot, abogada ambientalista; el Dr. Giuseppe Notarbartolo di Sciara, Co –presidente del grupo de especialistas en mamíferos marinos de  la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza); y los ex entrenadores de delfines Samantha Berg y Albert López. También apoyaron las actividades los eurodiputados Keith Taylor y Chris Davies (Gran Bretaña),  Cristiana Muscardini (Italia) y Kriton Arsenis (Grecia).

Europa libre de delfinarios
Uno de los objetivos de las jornadas fue la presentación en rueda de prensa de la iniciativa Europa libre de delfinarios, por la cual se busca el cierre progresivo de todos los delfinarios existentes y que los cetáceos que allí se encuentren, nacidos en libertad o en cautividad, se adhieran a programas de rehabilitación en santuarios marinos. Entre las actividades que se llevaron a cabo se incluyó la proyección del filme Blackfish.

La iniciativa culminó los días 18 y 19 de marzo con la conferencia –coorganizada por SOSdelfines- en Bruselas dedicada a los cetáceos en cautiverio. Un total de 30 delegados de 16 países tomaron parte de las jornadas. 

Los días viernes 14 y sábado 15 se celebró el  Whale Fest en la localidad británica de Brighton;  un evento público internacional sobre conservación y protección de cetáceos.


Los delfinarios europeos, puramente comerciales
Actualmente, 15 de los estados miembros alojan 34 instalaciones con cetáceos en cautividad en la Unión Europea. Esto supone un  total de 307 ballenas de pequeño tamaño, delfines y marsopas. Los expertos denuncian que la finalidad de todos estos centros es puramente comercial. Presentan a sus delfines en espectáculos circenses y, en 20 de las instalaciones, se ofrecen sesiones interactivas con los animales, cómo bañarse o tomarse fotografías con ellos, por un precio adicional.

La evidencia científica es concluyente. El mantenimiento de ballenas y delfines en cautiverio donde son entrenados para realizar conductas no naturales no sólo distorsiona los atributos naturales de estos animales, sociales y muy inteligentes, sino que  también pone en peligro su salud física y mental.

33 de los 34 centros de la UE están regulados por las leyes nacionales de zoológicos y por la Directiva Europea 1999 /22, relativa al mantenimiento de animales salvajes en parques zoológicos. Esta legislación requiere a los delfinarios que asuman compromisos verificables para la conservación de especies, la educación pública y la mejora de los niveles de bienestar de los animales. Un reciente informe  destaca que al menos 14 de los 27 Estados Miembro que mantienen delfines en cautiverio en el momento de la publicación, infringían los términos de la Directiva Zoológicos de la UE y en gran parte no cumplían con sus obligaciones legales bajo la legislación nacional.

Barcelona dejará de hacer shows con delfines a partir de 2017

El zoo de Barcelona anunció este mes de marzo que suspenderá los espectáculos con delfines a partir de 2017. El alcalde del Ayuntamiento de Barcelona anunció que “los espectáculos deben replantearse de modo que el público disfrute de los delfines desde una perspectiva no tan centrada en la exhibición sino en la formación”. Tras años de presión, FAADA celebra la suspensión de los espectáculos circenses en el delfinario y sigue luchando para evitar el mantenimiento de delfines en cautividad en el zoo.

“Aplaudimos la decisión de Barcelona de dejar de realizar espectáculo con los delfines, es un gran paso". Paralelamente seguimos insistiendo en informar a los responsables de la importancia de descatalogar los delfines de su colección, una decisión que sería apludida internacionalmente", opinamos en FAADA. Asimismo, lamentamos que el plazo para hacer efectiva esta medida se prolongue hasta 2017 y no de manera inmediata.

Según la información aportada por el zoo, se pretende aumentar el número de delfines de los seis que tienen en la actualidad hasta ocho y asimismo se contempla la cría en cautividad. La importación de nuevos ejemplares y la cría para el mantenimiento de las exhibiciones de cetáceos resultan inaceptables para SOSdelfines.

Al menos 32 delfines han muerto en las instalaciones del zoo de Barcelona presentando una tasa de mortalidad mayor que en otros establecimientos. Así que esperamos que no sólo aumente el tamaño y la profundidad de las piscinas sino también la calidad y profesionalidad del manejo de los mismos.


 

 

Conclusiones del informe Los delfinarios - Una revisión de la custodia de ballenas y  delfines en cautiverio en la Directiva CE 1999/22 de la Unión Europea relativa al mantenimiento de animales salvajes en parques zoológicos.

 

1) ¿Conservación ?

  • Los estudios muestran que los delfines tienen una menor tasa de supervivencia en cautiverio que en la naturaleza.
     
  • Todavía se capturan delfines de su estado salvaje para el cautiverio.
     
  • Los delfinarios son empresas comerciales que cobran tarifas de entrada a los visitantes para que asistan a espectáculos de delfines.
     
  • Ningún delfinario en la UE participa en un programa reintroducción de cetáceos en la naturaleza. Sólo siete de los 34 centros de la UE hace alguna referencia a su participación en la conservación de los delfines salvajes (por lo general sólo en su sitios web).
     
  • Es difícil encontrar pruebas de la investigación llevada a cabo por los delfinarios sobre delfines cautivos que contribuya a las iniciativas de conservación en la naturaleza.

 

2) ¿Educación ?
 

  • El análisis de las imágenes tomadas en 18 espectáculos de delfines en la UE demuestra claramente que están orientados principalmente al entretenimiento.
     
  • Un promedio de sólo el 12,3 % de los comentarios en estos programas analizados incluyó información acerca de los animales en exhibición que se podrían considerar educativa (lo que comen los delfines, las partes de sus cuerpos , incluso que son mamíferos ).
     
  •  A pesar de las muertes y lesiones de entrenadores con experiencia ,
    algunas instalaciones siguen poniendo a los animales y a los visitantes en situación de riesgo al permitir que las personas naden con ellos, lo que lleva al público a creer que se trata de un comportamiento seguro y aceptable.

 

3) ¿Bienestar ?

  • El informe afirma que un delfín en cautiverio no dispone de un espacio que de alguna manera se aproxime al territorio que tendría en el medio natural.
     
  • Los tanques pequeños y vacíos de estímulos no pueden  mantener grupos  de delfines que experimenten el mismo estímulo social, como sería en la naturaleza. Esto puede ser perjudicial para la salud y el bienestar de los delfines en cautiverio .