Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Fes-te'n soci/a

Riba-Roja d'Ebre ordena a una empresa de control de plagas la captura de sus gatos ferales

Actualitat Riba-Roja d'Ebre, octubre 25, 2016

Riba-Roja d'Ebre ordena a una empresa de control de plagas la captura de sus gatos ferales
El Alcalde no proporciona información sobre el destino de los animales y ofrece "gratificaciones" para los ciudadanos que denuncien a los vecinos que los alimentan.

Cada semana llegan a nuestra fundación quejas sobre la inacción o malas actuaciones de las administraciones locales en relación al control de colonias de gatos ferales.

Uno de nuestro objetivos es asesorar y colaborar con los ayuntamientos para la correcta gestión de los gatos ferales que conviven en nuestros pueblos y ciudades, ya que entendemos que en muchas ocasiones es la desinformación y el desconocimiento lo que provoca intervenciones que acaban generando el sufrimiento y/o muerte de estos animales. Afortunadamente, muchos ayuntamientos acogen positivamente este acercamiento de las entidades privadas de protección animal creándose una sinergia que beneficia a todos: administraciones, ciudadanía y por supuesto a los animales.

Pero lamentablemente también nos encontramos con actuaciones y respuestas como la del alcalde de Riba-Roja d’Ebre, municipio de 1.212 habitantes ubicado en la comarca de la Ribera d’Ebre, Cataluña.

El pasado mes de septiembre, se nos informó que el Sr. Antonio Suarez Franquet, alcalde de la localidad, había publicado un bando municipal donde comunicaba que debido a la “liberación” de alimento por parte de algunos vecinos, se había provocado la proliferación descontrolada de gatos en el núcleo urbano. Gatos que además estaban afectados por enfermedades transmisibles a los humanos. Por ello, se había procedido a contratar a una empresa “para realizar el control de plagas de animales “peridomésticos”. También informaba que los gatos serían trasladados a un refugio de animales. Y por último, que los ciudadanos que delataran a los vecinos que alimentaban a los animales serían “gratificados”.

También se nos comunicó que la empresa de control de plagas, Ambient Servei, S.L., ya había capturado a una treintena de gatos ferales.

Nuestra abogada contactó inmediatamente con el ayuntamiento, solicitando poder hablar con el alcalde. En su lugar, fue atendida por el Secretario del Ayuntamiento, que fue incapaz de responder  a sus preguntas y que afirmó desconocer el paradero de los animales capturados. Así que le recordamos que los animales continuaban siendo responsabilidad del ayuntamiento y que, por lo tanto, deberían saber qué había sido de ellos.

Ante dicha falta de información, presentamos instancia por registro informando el Alcalde que los gatos ferales están considerados animales de compañía (ni “fauna periurbana” ni “plaga”) y solicitando, entre otras cosas, información acerca del número de animales capturados, lugar de destino, coste total de la intervención, informes veterinarios y gratificación que recibirán los ciudadanos que denuncien a sus vecinos. 

El día 10 de octubre recibimos respuesta a tan solo una parte de nuestras preguntas. El Sr. Antonio Suárez Franquet, nos informaba que el resto de consultas (ex: el destino de los animales, informes veterinarios, etc.) se debía consultar en horario de oficina del ayuntamiento. Y volvía a remarcar la responsabilidad de los vecinos que alimentaban a los animales como causante de la problemática.

Dimos respuesta por instancia recordando su obligación de contestar de forma completa a las consultas realizadas por los ciudadanos y las entidades, y reiteramos que la problemática de las colonias ferales se debe principalmente a la inacción por parte de las administraciones responsables de controlarlas, al abandono y a la cría ilegal de animales.

Ayer 24 de octubre, recibimos una escueta respuesta por parte del Sr. Antonio Suarez Franquet, pidiéndonos “que moderemos el tono y que mostremos más respeto por la autonomía local” y reiterando que solicitemos la información en las oficinas municipales.

En este caso no podemos ni decir que el ayuntamiento estuviera desinformado sobre la correcta gestión de las colonias ferales, ya que una asociación de protección de los animales de la zona ya se había reunido con el mismo alcalde para informarle y ofrecer su colaboración gratuita para aplicar el programa C.E.S. (captura, esterilización y suelta).

Quizás el hecho de que el Sr. Antonio Suarez Franquet haya sido nombrado Director de los Servicios Territoriales de Terres de l’Ebre del Departamento de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya sea el motivo por el que se cree en la NO obligación de dar respuesta por escrito a las instancias presentadas, ya que los servicios jurídicos que tendrían que sancionar al ayuntamiento o/y empresas implicadas por posible infracción de la ley, serían los del departamento del que es actualmente Director.

Estamos a la espera de la investigación solicitada a los Agentes Rurales para averiguar dónde se encuentran estos animales y en qué condiciones se mantienen. Si es que aún siguen con vida.