English version

Experimentación animal

Se calcula que más de 100 millones de animales son utilizados anualmente para experimentos en laboratorios, al menos 11 de ellos en la Unión Europea. Considerando que se excluyen de las estadísticas los animales criados para investigación pero más tarde sacrificados como excedentes, la cifra total de animales muertos para la experimentación es mucho mayor.

Los tipos de experimentos realizados en animales incluyen; investigación básica, investigación biomédica, pruebas de productos, educación y formación e investigaciones militares, es decir, investigadores de todo el mundo utilizan animales para probar o desarrollar cualquier cosa, desde productos de limpieza, cosméticos, aditivos alimentarios y farmaceuticos, químicos industriales, agroquímicos, comida de mascotas, productos con alcohol, tabaco. En la investigación militar, a los animales se les usa para probar gases venenosos, enfermedades por descompresión, heridas de explosiones, quemaduras y radicaciones para evaluar nuevas armas.

Entre las especies más utilizadas están gatos, perros, ratas, ratones, conejos de india, conejos, peces, aves, primates y animales de granja. Principalmente se utilizan ratas, ratones y conejos porque son fáciles de manejar, crían rápidamente y su manutención es barata.

Las principales preocupaciones por el bienestar de los animales de experimentación son relacionadas con el alojamiento, los procedimientos y su origen:
 

  • Los animales suelen ser mantenidos en pequeñas jaulas, individualmente (aunque sean especies sociales) y sin ningún tipo de enriquecimiento ambiental que les permita llevar a cabo algunos de sus comportamientos naturales.
  • Los experimentos en sí pueden causar dolor y miedo a los animales. A veces no se utiliza anestesia o no se les administran las dosis suficientes y el manejo puede ser brusco.
  • Casi todos los experimentos acaban con la eutanasia de los animales (si no mueren durante el experimento) y aquellos que finalmente no han sido utilizados para las pruebas, también se matan.
  • Según el experimento, los animales pueden ser privados de comida, agua o sueño, se les puede aplicar irritantes en la piel y los ojos, ser sujetos a estrés psicológico, expresamente infectados con enfermedades, se les puede provocar daños cerebrales, ser paralizados, mutilados quirúrgicamente, irradiados, quemados, alimentados a la fuerza o electrocutados.
  • Estos animales suelen ser expresamente criados para laboratorios, aunque en ciertos países se les puede capturar de su estado salvaje, incluso recogerlos de la calle. Tanto la captura como el transporte al laboratorio suelen provocar también estrés.

     


Argumentos contra la experimentación en animales

  • Históricamente se ha exagerado el papel de los experimentos con animales en el progreso médico.
  • Los experimentos en animales son poco fiables. La extrapolación de resultados conseguidos con animales a humanos conlleva muchos errores. Numerosas sustancias tienen efectos muy diferentes, e incluso contrarias, en ciertas de especies de animales y el humanos. Por ejemplo, la aspirina puede matar a los gatos. Anualmente se retiran del mercado cientos de medicamentos por reacciones adversas en los pacientes cuando éstos habían sido probadas en animales y considerados seguros.
  • La investigación clínica, en humanos, es necesaria igualmente en algún momento del proceso.
  • Se debería invertir en otros campos como la mejora de la Salud Pública o el desarrollo de métodos alternativos sin animales.


Alternativas a la experimentación en animales

Existen numerosas técnicas de experimentación que no implican el uso de animales como por ejemplo; cultivos de células, tejidos y órganos, estudios epidemiológicos, estudios con voluntarios humanos, investigación clínica, modelos matemáticos e informáticos.

     

Las 3 erres

Este concepto, introducido por Russell y Burch en 1959, significa:

  • REDUCIR el número de pruebas en animales
  • REFINAR la severidad de las pruebas y las especies utilizadas
  • REEMPLAZAR las pruebas con animales con alternativas sin animales.

Este enfoque pretende minimizar el impacto de los experimentos con animales y finalmente reemplazarlos por alternativas.

Control de los experimentos en animales

Aunque la mayoría de los países desarrollados controlan la experimentación en animales a través de la legislación, el control de su aplicación varía considerablemente de país en país. Algunos permiten una regulación propia, como los ‘Comités éticos’ (que consisten básicamente en empleados de empresas que utilizan animales) y otros realizan un control gubernamental que implica la aprobación de los experimentos  y visitas de inspección. Sin embargo, se ha demostrado que estos sistemas no garantizan el cumplimiento de las leyes ni evitan la crueldad hacia los animales.

Objeción de conciencia

Es importante que si un estudiante se opone éticamente al uso de animales para experimentación en alguno de sus cursos, tenga la opción de no tomar parte en ellos y no por ello estar en desventaja en los exámenes y aprobación del curso. Existe una organización llamada Interniche (www.interniche.org) establecida específicamente a ayudar a estudiantes en esta situación. Disponen de una base de datos de más de 500 métodos alternativos a los experimentos más frecuentemente realizados en la educación.

Experimentos de cosméticos

Cada año, se somete a millones de animales a dolorosos experimentos para probar productos cosméticos y sus ingredientes como perfumes, champús, dentífricos, tintes, cremas, maquillaje y desodorantes. Este tipo de experimentación en aras de la vanidad humana es especialmente injustificable.

En Marzo de 2013 entró en vigor la prohibición de experimentar productos cosméticos en animales en la Unión Europea.


Ingeniería genética

La ingeniería genética es el campo más creciente en la experimentación animal. Implica la manipulación de genes para la producción de animales transgénicos.

Estas manipulaciones pueden provocar sufrimiento a los animales modificados y la mayoría de los métodos utilizados producen resultados impredecibles. Se pueden ‘crear’ cientos de animales para conseguir un individuo transgénico con las características deseadas. Algunos de estos animales sufren efectos inesperados graves, incluso mortales, como el desarrollo de tumores, defectos cerebrales, deformidades, infertilidad, artritis, diabetes y otros trastornos metabólicos.

Además de por los efectos inesperados, los animales también sufren de los efectos resultantes de la investigación. Por ejemplo, se crean animales para que sirvan de modelo de enfermedades dolorosas y estresantes como el cáncer, Alzheimer y Parkinson.

      

También se modifican animales genéticamente para que crezcan más rápido, más grandes o delgados provocando graves problemas de bienestar animal al empujar sus capacidades de producción al límite.

Otros temas relacionados con la ingeniería genética incluyen la clonación, las patentes de animales, xenotransplantes (transplante de órganos o tejidos de animales en humanos), y la producción de genes (como por ejemplo que la leche de una vaca lleve vitaminas o farmacéuticos específicos).


Experimentos en primates

Los experimentos con primates son especialmente controvertidos. Entre otras razones, por sus extraordinarias habilidades mentales y su parecido con los humanos. Se han utilizado miles de chimpancés en experimentos destinados a buscar una cura para el SIDA, pero ahora se sabe que aunque el SIDA puede matar a las personas, no ocurre los mismo con los chimpancés.

Causas

¿Qué puedes hacer tú?

* Asegúrate que los productos que compras no han sido testados en animales. hay muchísimas marcas que han adquirido este compromiso ético.

* Difunde esta información entre las personas de tu entorno.

* Escribe cartas a las empresas que todavía experimentan con animales solicitándoles que dejen de hacerlo.

Más información

Listado de productos no testados en animales: Cruelty Free

Ficha informativa de FAADA acerca de la experimentación en animales

British Union Against vivisection: www.buav.org

Interniche: www.interniche.org
 


  • Peletería
  • Fiestas populares
  • Zoológicos
  • Animales de granja
  • Circos
  • Turismo Responsable
  • Animales de Compañía
  • Caza
  • Exóticos
  • Delfinarios

Explotación animal

Animales de Consumo Circos Peletería Turismo Responsable Responsable Experimentación Animal Animales de Compañía Zoos Caza Delfinarios Exóticos Fiestas Populares

Inscrita en el Registro de Fundaciones del Ministerio de Medio Ambiente y Medio rural y marino con el número 1/2004.
La Fundación FAADA, para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales es una entidad sin ánimo de lucro para la protección de los animales.

Telf. 902 222 341 / 93 463 96 70 - Fax. 93 463 96 33 faada en Facebook El Canal de FAADA en Youtube FAADA en Twitter FAADA en Flickr

Política de Privacidad - Acerca de esta web