English version

Huevos

Huevos - Gallinas en batería

En la actualidad, existen cerca de cinco billones de gallinas ponedoras en el mundo,  300 millones de ellas en la Unión Europea y 40 millones en España. Tres cuartas partes de estas gallinas (el 98% en el caso de España) viven en jaulas en batería. Las razas modernas de gallinas han sido seleccionadas para producir alrededor del doble de huevos de lo que producían hace 50 años, cada gallina pone una media de 300 huevos anuales.

La mayoría de las gallinas ponedoras se mantienen intensivamente. Pueden llegar a caber 90,000 aves en una sola nave donde las jaulas se distribuyen en filas que pueden alcanzar hasta 9 pisos de altura. En cada jaula se mantienen varias gallinas ofreciendo a cada animal un espacio menor a un folio DINA4

Foto: Jaulas en batería. CIWF

El tamaño de las jaulas en batería es tan reducido que las gallinas son incapaces de extender sus alas o darse la vuelta sin dificultad. La falta de ejercicio, junto con la demanda constante de producción de huevos, provoca que las gallinas amontonadas en batería tengan una constitución tan frágil que, en el momento de ser sacrificadas, muchas de ellas ya tienen los huesos rotos.

En estas condiciones los animales no pueden satisfacer sus necesidades físicas ni sociales más básicas ni llevar a cabo sus comportamientos naturales. También sufren pérdidas del plumaje y heridas del roce con el alambre de las jaulas. 

 

Visita virtual a una jaula de gallinas en batería para la producción de huevos. Así viven el 98% de los 40 millones de gallinas que se crían en España para huevos.

 

 

Una gallina debería ser capaz de llevar a cabo comportamientos naturales como buscar su comida, hacer ejercicio, hacer un nido, limpiarse las plumas, tomar baños de polvo, posarse en perchas como refugio cuando se siente vulnerable y construir nidos en qué poner sus huevos. Los sistemas de jaulas en batería privan a las gallinas de estos comportamientos naturales, provocándoles un estado permanente de frustración.

Las gallinas son productivas de manera que dan beneficios a los productores hasta aproximadamente las 72 semanas de edad, cuando son sacrificadas y substituidas por otras (si no fueran sacrificadas antes, las gallinas vivirían unos 20 años). En algunos países, como Estados Unidos, las gallinas también pueden ser sometidas a la muda de plumas forzosa, que consiste en privarlas de comida hasta dos semanas con el fin de prolongar el ciclo productivo y obligarlas a iniciar un nuevo ciclo de puesta de huevos.

Corte de pico

Como las gallinas se sienten frustradas y aburridas por el ambiente empobrecido y el hacinamiento en que viven, redirigen su comportamiento natural de picotear en busca de comida a sus compañeras de jaula, arrancándoles las plumas, provocándoles heridas e incluso llegando al canibalismo. Es por esto que es practica común cortarles el pico, un procedimiento extremadamente doloroso ya que se corta a través del hueso, el cartílago y el tejido blando. En las explotaciones más industrializadas, el pico de las gallinas se cortan a través de modernos (y crueles) sistemas de láser:

 El sexing (selección por sexo)

Las gallinas ponedoras vienen, a su vez, de un huevo. Cuando los pollitos salen del huevo, con tan sólo un día de vida, ya son sometidos a un duro proceso mecanizado llamado “sexaje” que separa a los pollos machos de las hembras. Algo menos de la mitad de los pollos son hembras, que se destinarán a la producción de huevos. Los machos se eliminan de manera brutal como un deshecho más.

Y, ¿Por qué deshacerse de los pollos macho? ¿No podrían utilizarse como carne? Como consecuencia de la selección genética a la que se ha sometido a los distintos tipos de gallinas, hoy en día, un macho hijo de una gallina ponedora, tiene una tasa de crecimiento demasiado lenta como para salir rentable en una industria de pollos de carne.

Normalmente, el sexaje se realiza a mano colocando al pollo boca abajo para observar sus genitales. Los sexadores son capaces de sexar hasta 700 pollos por hora con un 98% de fiabilidad en su distribución. Según el sexo del que sea, se echan en una cinta transportadora/ caja o en otra, con muy distintos finales cada uno.

Investigaciones de diversas entidades preocupadas por el bienestar animal, exponen los crueles e inhumanos métodos utilizados para deshacerse de los pollitos macho; ya se gaseados como triturados vivos. Todo para reducir los costes de la industria:

Ver un video del sexaje de la entidad británica VIVA aqui
Ver un video de Igualdad Animal en este enlace

Se está trabajando en buscar métodos que permitan saber el sexo del pollo antes de que se desarrolle el feto y evitar así estas practicas aberrantes. Sin embargo, estos avances son lentos y se suelen encontrar con la oposición de los ganaderos que tienen que invertir en estas tecnologías.


¿Mejoras en el bienestar?

 

A partir del año 2012, las jaulas en batería convencionales se prohibirán en la Unión Europea. Sin embargo se permitirán las mal llamadas jaulas “enriquecidas”, que introducen unas insuficientes y simbólicas mejoras que no  comportan beneficios significativos en el bienestar de estas aves.

Las jaulas enriquecidas tampoco ofrecen espacio suficiente para que las gallinas puedan moverse sin dificultad. De hecho, el espacio adicional que ofrecen a las gallinas es el equivalente al tamaño de un post-it. Estas jaulas disponen de un espacio en el suelo con papel de lija para que las gallinas supuestamente se limen las uñas, así como de una percha para que las gallinas se puedan subir, aunque su altura es insuficiente. Desde 1991, el sistema de jaulas en batería ha sido prohibido en Suiza y, a partir del año 2006, en Alemania.

 

Etiquetado de los huevos

Todos los huevos vendidos en la UE, tanto los vendidos a granel como empaquetados, deben ir marcados con un código como el que aparece en la imagen. Si ves que un establecimiento vende huevos sin etiquetar infórmales de que están infringiendo  la normativa europea e informa a las autoridades de consumo.

        

La primera cifra de dicho código informa del método de producción de los huevos:

3) huevos procedentes de las crueles jaulas en batería

2) huevos procedentes de gallinas criadas en naves industriales pero en el suelo

1) huevos de gallinas criadas de manera campera, con acceso al aire libre

0) huevos que provienen de la cría ecológica, método que respeta las necesidades tanto físicas como etológicas de los animales.

Aunque no deban indicar este código aquellos productos que contienen huevo, es importante considerar este ingrediente.

El 80% de los huevos producidos se emplean como ingrediente de otros productos, no se consumen directamente

 

¿Qué puedes hacer tú?

* Si comes carne y productos animales, una vez informado de la consecuencia de su cría sobre los animales y el medio ambiente, puedes procurar reducir su consumo y decidirte, poco a poco a seguir una dieta vegetariana o vegana. Es beneficioso también para tu salud

  • Experimentación animal
  • Peletería
  • Fiestas populares
  • Zoológicos
  • Animales de granja
  • Circos
  • Turismo Responsable
  • Animales de Compañía
  • Caza
  • Exóticos
  • Delfinarios

Explotación animal

Animales de Consumo Circos Peletería Turismo Responsable Responsable Experimentación Animal Animales de Compañía Zoos Caza Delfinarios Exóticos Fiestas Populares

Inscrita en el Registro de Fundaciones del Ministerio de Medio Ambiente y Medio rural y marino con el número 1/2004.
La Fundación FAADA, para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales es una entidad sin ánimo de lucro para la protección de los animales.

Telf. 902 222 341 / 93 624 55 38 - Fax. 93 463 96 33 faada en Facebook El Canal de FAADA en Youtube FAADA en Twitter FAADA en Flickr

Política de Privacidad - Acerca de esta web