Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Animales salvajes - Fauna invasora

Animales implicados

Aves, Reptiles, Peces, Anfibios, Mamíferos, Artrópodos

Alcance de la problemática

Internacional

Ámbito de actuación de FAADA

España

Descripción

Las especies invasoras son animales o plantas que se desarrollan fuera de su área de distribución natural. Así pues cuando hablamos de fauna exótica invasora nos referimos a especies de animales que han sido transportadas e introducidas por el ser humano (con intencionalidad o no) en un hábitat que no es el suyo, y que ha conseguido sobrevivir, establecerse y dispersarse.

Las especies exóticas invasoras suponen un peligro potencial para el ecosistema original, tanto para la flora como para los animales de la fauna autóctona, sobretodo en cuanto a competencia de recursos y nichos ecológicos, introducción de nuevas enfermedades, depredación, cambios en las cadena trófica, etc. Realizando así un grave impacto negativo como cambios significativos en la composición, la estructura o los procesos de los ecosistemas.

Los animales exóticos son introducidos por el hombre, ya sea accidentalmente o no, en un territorio que no es el suyo. El hombre es el responsable de la extracción de los animales de su hábitat natural e introducción en uno extranjero. Los animales son transportados y comercializados para el uso del ser humano, sin embargo muchas veces acaban en el medio natural, ya sea por fugas, suelta intencional o por abandonos.

No todas las especies son invasivas, ni lo son en cualquier sitio o momento: depende de muchos factores. Así pues un animal que puede ser potencialmente invasor en España, en otro país donde las condiciones ambientales cambian puede ni llegar a sobrevivir.

Se estima que sólo 1 de cada 10 animales capturados en su hábitat para el comercio sobrevive, debido a la captura y a las duras condiciones de transporte.

En España la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, define una especie exótica invasora como “aquella que se introduce o establece en un ecosistema o hábitat natural o seminatural y que es un agente de cambio y amenaza para la diversidad biológica nativa, ya sea por su comportamiento invasor, o por el riesgo de contaminación genética”. Esta misma ley estableció que las administraciones competentes deben prohibir la introducción de especies extranjeras cuando se consideren susceptibles de competir con las autóctonas. Además creó en su artículo 61.1 el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, en el que se han de ir incluyendo todas las especies que representen una amenaza a la diversidad autóctona del territorio español. Finalmente, para regular dicho catálogo se aprobó el Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto.

¿Cómo se controlan las especies exóticas invasoras? Lo ideal sería la prevención. Pero es muy difícil predecir qué especies son susceptibles de establecerse e invadir cada ecosistema. Cualquier especie introducida es susceptible de escapar hacia hábitats naturales y establecerse. Así que es fundamental controlar las importaciones de animales alóctonos.

Desde las entidades de protección animal defendemos que restringir el comercio de animales salvajes extranjeros sería una de las mejores prevenciones y soluciones para evitar más o nuevas especies invasoras. Las administraciones en cambio optan por actuar una vez se ha detectado el problema. La detección de la invasión no suele ser temprana, cosa que sería lo adecuado para poder tener una rápida respuesta, si no que suele ser cuando el problema ya es demasiado grande. Las administraciones optan por la erradicación de la especie invasora, aunque no siempre es posible y es entonces cuando se procede al control de la población invasora, para que por lo menos los daños ecológicos y socioeconómicos sean lo mínimo posible, olvidando por completo los intereses de esos animales en vivir y ser respetados.

 

Actuación FAADA

  • Divulgamos la problemática (mediante charlas, publicaciones, etc.) para concienciar a la sociedad sobre las repercusiones de abandonar animales salvajes.
  • Reubicamos animales salvajes no autóctonos que han sido encontrados abandonados en un hábitat que no es el suyo.
  • Hacemos lobby político para conseguir restringir el comercio de animales salvajes e incluso prohibirlo, y así acabar con el problema de la fauna salvaje de raíz.
  • Promovemos medidas éticas de control de población de fauna invasora, en contra de la erradicación y el exterminio.
  • Identificamos a las posibles futuras especies invasoras y se lo comunicamos a las administraciones para evitar el problema antes de que surja.

¿Qué puedes hacer tú?

  • Denuncia los casos de maltrato, comercio y cría ilegal o tenencia ilegal de animales salvajes a las autoridades.
  • Informa a las asociaciones protectoras.
  • Transmite y difunde la problemática sobre la tenencia de animales salvajes y su comercio a tus familiares, amigos, conocidos, etc.
  • Pide la creación de centros de recuperación de animales salvajes no autóctonos.
  • No compres nunca un animal salvaje.
  • En caso de querer tener un animal salvaje y querer ayudar, adopta siempre animales salvajes que han sido abandonados y que ofrecen algunas entidades protectoras que necesitan casas de acogida o adopción (como La Madriguera, APAEC, EriSOS, etc.). La adopción ha de ser siempre tras haberte informado previamente sobre las necesidades de la especie en particular y aceptando la responsabilidad que comporta tener un animal.
  • Hazte voluntario o colabora con cualquier asociación de protección animal.

Causas relacionadas