Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Hazte socio/a

Día Mundial del macaco de Berbería, una especie en peligro de extinción

Concienciación marzo 16, 2016

Día Mundial del macaco de Berbería, una especie en peligro de extinción
El 16 de marzo es el día mundial del macaco de Berbería, una de las especies de primates más amenazadas del mundo.

El macaco de Berbería es una de las especies en riesgo de extinción. Desde FAADA trabajamos para dar a conocer su problemática y concienciar a la población de la situación de riesgo de extinción en la que se encuentra la especie, debido a la moda del ‘mascotismo’ de animales salvajes o para que los utilicen para hacerse fotos con turistas. Aún estamos a tiempo.

El macaco de Berbería (Macaca sylvanus) también conocido como mona de Gibraltar, es una de las especies más amenazadas (catalogada como especie “En peligro” en la lista Roja de la UICN). Es el único primate, que puede encontrarse actualmente en libertad en Europa, y el único miembro del género Macaca que vive fuera de Asia.

Las principales amenazas a la supervivencia de este animal son el tráfico ilegal y la destrucción de su hábitat. Unas 300 crías son capturadas anualmente de su medio natural por cazadores furtivos para ser vendidas ilegalmente en mercados, ya sea para que los turistas puedan hacerse fotos con ellas o como animales de compañía.


Macacos de Berbería a la venta en un mercado.

Como consecuencia, la población del macaco de Berbería se encuentra en estado crítico. En Europa el macaco de Berbería es el mamífero más decomisado, y sólo en los últimos 30 años su población ha disminuido en un 50-80%.

Animales sociales, diurnos y omnívoros

Los macacos de Berbería o de Gibraltar son animales diurnos y omnívoros. Viven en bosques mixtos y se pasan la mayor parte de su tiempo en busca de comida (frutas, hojas, raíces o insectos). Viven en grupos de entre 10 y 30 individuos, en una estructura matriarcal dirigidos por una hembra.

Las crías son cuidadas tanto por la madre como por el padre, por lo que la mayoría de veces se tiene que matar a uno de ellos para capturar a las crías.

Alcanzan la madurez sexual a los 3-4 años de edad, momento en el que experimentan cambios de comportamiento y suelen volverse agresivos cuando viven en cautividad.

Usados como animal de compañía

A pesar de la condición de protección en la que se encuentra esta especie, seguimos encontrándonos casos de tenencia ilegal por parte de particulares en toda España. El año pasado (2015) FAADA participó directamente en el decomiso y traslado de una macaca llamada Dora que vivía en casa de un particular (http://faada.org/noticia-694). Dora llegó a España dormida dentro de una maleta, en un coche que entró a España en ferry.

Era una macaca juguetona y cariñosa hasta los 4 años, momento en el que maduró sexualmente y su comportamiento se volvió agresivo. A partir de ese momento los propietarios no volvieron a sacarla de su jaula, lo que aún empeoró más su estado, haciendo que su agresividad y apatía se acentuaran.


Dora en la instalación en la que se encontraba antes
de su traslado al centro de rescate AAP Primadomus.

Como ella, muchos otros macacos son comercializados ilegalmente y usados como animales de compañía. En 2015 se dieron más casos como el de Dora:

En Mayo, otra hembra de esta especie fue hallada por la Guardia Civil en un chalé de Torrevieja, Alicante. El animal también fue decomisado y trasladado al centro de Rescate AAP Primadomus, en Alicante (bit.ly/1nNBh1u).

En Agosto, la guardia civil también decomisó en Mérida una cría de macaco que se estaba trasladando de forma ilegal desde el Norte de África a Bélgica, lugar de residencia de la infractora (bit.ly/1nNBpOC).

Fotografías con turistas

Otra problemática es el uso de estos animales para las fotografías con turistas. En Marrakech por ejemplo, es muy típico de encontrarse por la calle personas que pasean con macacos atados a una cadena y que son obligados a “posar” en frente de los flashes de los turistas. Estos animales han sido capturados ilegalmente de su hábitat natural y viven en unas condiciones nefastas.

Muchos turistas participan de este maltrato sin ser conscientes al realizarse fotos con ellos y pagar por ellas, perpetuando así esta mala práctica y el sufrimiento de los macacos. (http://turismo-responsable.com/blog/375)


Macaco usado para hacerse fotos con turistas en Marrakech.

Por todo esto la problemática con el macaco de Berbería hoy en día  se considera muy grave. Con el objetivo de poner freno al tráfico ilegal de los macacos de Berbería nació la Coalición por el Macaco de Berbería (formada por las entidades  AAP, ANDA, Amazer N'Kefrida, DEPANA, EUROGROUP for Animals, FAADA, Montagne des Singes Group, MPC Foundation, WildVets), que lanza cada verano la campaña conocida como “Paso del Estrecho” (http://faada.org/noticia-646).

Además, recientemente la Fundación AAP ha lanzado una petición a través de la plataforma Change.org (chn.ge/1kOKV2G) para pedir a la Unión Europea que aumente la situación de protección para esta especie.

Los macacos no son animales de compañía, y es imposible poder mantenerlos en buenas condiciones en una casa. En cautividad  suelen permanecer la mayor parte de su tiempo en jaulas, en ausencia de estímulos, privados de la compañía de otros individuos de su especie, por lo que se les impide desarrollar sus conductas sociales, carecen de acceso libre a una alimentación adecuada y/o de la posibilidad de saltar de árbol en árbol.