Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Protejamos a nuestros perros de los robos

Concienciación marzo, 27 de 2017

Protejamos a nuestros perros de los robos
Recuerda los riesgos de dejar a tu animal atado en la calle sin vigilancia, le estás exponiendo a quién busca perros para peleas, venta y cría.

A pesar del incremento de robo de animales que existe hoy en día, sigue siendo un hecho el encontrarnos a animales atados en la calle esperando a sus responsables. De hecho cada vez más establecimientos ponen ganchitos en sus puertas para atar las correas de los perros con un cartel que dice: “yo espero aquí”.

Pero dejar a nuestro animal en la calle atado sin vigilancia, no es la mejor idea. Más allá de que el animal se estrese por dejarlo solo, cada vez se dan más casos de perros que se roban para usarlos en peleas, revenderlos, hacerles críar, etc.  

Según artículos publicados en diferentes medios de comunicación, los agentes del Seprona han comunicado que durante el 2016 se recogieron 384 denuncias en todo el estado español de perros que fueron robados. Según explicaron, la reventa de perros robados en las ciudades es algo que está a la orden del día. Sin embargo, esa cifra puede que no sea más que una ínfima parte del número real de animales robados, ya que “estas denuncias entran a engrosar los datos globales de otros tipos de robos” en palabras de los agentes. “Las bandas que se dedican al robo de canes, hacen guardias de dos personas escondidas en los parques y esperan a que el dueño suelte a su mascota, se despiste, y entonces actúan”.

Ante esta situación y esta práctica cada vez más habitual y común en nuestras ciudades y entorno, lo más recomendable y seguro para nuestro perro es tenerlo debidamente identificado a través del microchip, y, no dejarlo solo en ningún momento. Aquí te damos algunos consejos para que no ocurra algo así:

  • No dejar al perro solo en la calle en ningún momento ni por ninguna circunstancia. Unos minutos pueden ser suficientes para que alguien consiga llevárselo.
  • Identificarle con el microchip desde que es un cachorro. En Cataluña es obligatoria la identificación de los animales de compañía (perros, gatos y hurones) como máximo desde los tres meses de su nacimiento o de los 30 días de su adquisición.
  • Colocar en el collar una chapa con el teléfono de la familia y el nombre del perro.
  • Denunciar en comisaría el robo del animal.
  • Informar a los refugios, asociaciones y centros de acogida de la zona
  • Hacer mucha difusión mediante carteles y redes sociales.
  • Avisar en el archivo de identificación de la comunidad autónoma donde este dado de alta la desaparición del animal y verificar que todos los datos de contacto son correctos y están actualizados.

Por otro lado, es importante saber, que cada vez son más los establecimientos y lugares que aceptan la entrada de los animales, por lo que podemos disfrutar de nuestros compromisos y vida social protegiendo también a nuestro perro. En la web Sr.Perro por ejemplo, es posible encontrar información sobre a qué sitios podemos ir con ellos.