Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Hazte socio/a

Proyecto Shanaan

El origen

El proyecto Shanaan nace a raíz del rescate de Shanaan y sus 11 compañeros en octubre de 2016. Los animales vivían en una finca de Sant Pere de Vilamajor (Barcelona) en un verdadero infierno. Sólo comían cuando había pasto, y si no, se veían obligados a escaparse a las fincas de los vecinos, saltando vallas y cruzando carreteras, con el consiguiente riesgo para animales y personas. Los caballos iban criando y muriendo sin que su propietario ni siquiera se tomara la molestia de enterrarlos. La finca era un antiguo camping, llena de hierros y chatarra por todos lados, construcciones a medio caer y un sinfín de peligros para los animales. Y en este entorno acabaron falleciendo varios de ellos.

Desde FAADA tardamos 2 años de largas gestiones en conseguir sacar a la manada de la finca. Shanaan y sus compañeros fueron recogidos allí mismo por miembros de FAADA y ADE (Asociación para la Defensa de los Équidos) y los más débiles, entre ellos Shanaan, fueron llevados al refugio de Molí de Fals de esta entidad. 

En ADE se inició su proceso de recuperación, duro y lento. Después de unos meses de terapias de socialización y al nacer su potro Shakar, la yegua recuperó la confianza y la seguridad que le habían sido arrebatadas. Madre y potro fueron adoptados en ADE en junio de 2018 y llevados a su nuevo hogar en una finca del Parque Natural del Montseny donde Shanaan falleció el 12 de enero de 2019. 

El proyecto, que en sus inicios fue impulsado por la Fundación DAINA y que ahora es en su totalidad una iniciativa de FAADA, quiere ser el punto de partida para seguir ayudando a aquellos caballos que en nuestro país están viviendo situaciones de maltrato.

 

Objetivos del proyecto

  • Rehabilitar aquellos équidos que tras ser rescatados siguen anclados en sus traumas anteriores para devolverles la confianza en el ser humano y en los demás animales de su misma especie.
  • Dejar espacios libres en los refugios para poder seguir rescatando otros équidos que lo necesiten.
  • Concienciar, educar y transmitir conocimientos y experiencias de todo lo referente al bienestar y protección de los équidos, para que cada persona, adoptante o centro, pueda ofrecer el mayor nivel de bienestar posible en sus espacios.
  • Crear un modelo de rehabilitación y transmitirlo para que muchas más personas puedan rehabilitar équidos, tanto del proyecto Shanaan como en el marco de otras iniciativas.
  • Ofrecer formación sobre bienestar y rehabilitación de los équidos.

 

Un proyecto para ayudar a caballos en situaciones de maltrato. 

 

 

Cómo trabajamos

REHABILITACIÓN

El proceso de rehabilitación de los animales tiene lugar en nuestros centros colaboradores. Un mismo équido puede ser tratado como máximo por dos personas, un profesional y un voluntario o dos profesionales, que trabajan coordinadamente.

Ante la demanda por parte de un refugio los profesionales del equipo visitarán al équido y harán una valoración. Se decidirá entonces si se le puede acoger, dependiendo de si hay plaza en los centros colaboradores, y según el diagnóstico o valoración, si se ve posible su recuperación. Una vez hecha la valoración se empezará la rehabilitación propiamente dicha.

El équido se alojará primero individualmente, pero tendrá contacto visual con otros équidos. Durante la primera semana se observará su comportamiento y sus reacciones con otros équidos y con los humanos. Después se elaborará un plan de trabajo. Este tendrá como objetivo la rehabilitación del animal desde todos los puntos de vista para que la recuperación sea integral.

  • Veterinario: un veterinario valorará el estado del équido; enfermedades, problemas que pueda presentar (problemas de piel, hongos, etc.) vacunación, desparasitación, etc.
  • Nutricional: el veterinario o nutricionista valorará el estado del équido y se le aportarán los nutrientes necesarios para su bienestar y recuperación. Se hará una dieta adaptada a sus necesidades, siempre introduciéndola poco a poco y progresivamente.
  • Físico: nos podemos encontrar varios casos; caballos con problemas de cojeras, articulaciones, inflamaciones, caballos que por el estado de desnutrición en que se encuentran no tienen musculatura, o las dos cosas a la vez. En todos los casos se harán ejercicios para mejorar su estado físico y para eliminar el dolor, acompañado de los cuidados veterinarios necesarios.
  • Etológico: el objetivo primordial es conseguir que el animal pueda volver a comportarse (o hacerlo por primera vez) como un verdadero équido, reproduciendo al máximo las conductas que tendría en libertad.  En la mayoría de los casos, los équidos que llegan al proyecto han estado maltratados por el ser humano. Ello conlleva caballos con mucho miedo, falta de seguridad, dificultades para expresarse, para decidir, comunicarse, etc. Por todo ello será necesario también la rehabilitación emocional.
  • Manejo: se trabajará con el objetivo de que el animal esté física y emocionalmente bien para poder tener un mínimo manejo que le permita a su propietario comunicarse con él sin dificultad. Andar bien del ramal, levantar cascos, acceso a la ducha, pasar obstáculos sin miedo, etc.

 

ADOPCIÓN

Una vez rehabilitado el animal, se iniciará el proceso de adopción, que implicará una selección, por parte de los expertos de FAADA, de las familias interesadas. Con el objetivo de que las adopciones tengan éxito, nunca se dará en adopción un animal antes de que haya finalizado por completo su proceso de rehabilitación.

Requisitos mínimos que se exigirán a los posibles adoptantes:

  • Vida en libertad o semi-libertad: se entiende por libertad un espacio suficientemente amplio como para que el animal pueda correr y jugar con otros équidos.
  • Compañía: el animal tendrá que vivir al menos con la compañía de otro équido, pero cuantos más mejor.
  • Alimentación: su alimentación estará basada principalmente en heno o avena en flor, pudiendo ir acompañada de complementos nutricionales o pienso.
  • El dinero de la adopción irá destinado al proyecto.

El équido se entregará chipado, desparasitado y vacunado. En el caso de los machos también castrado.

Fotos de Antuà Blonde Barcelona

COLABORACIONES

El proyecto se nutre de voluntarios y colaboradores en distintos ámbitos, tanto de profesionales del mundo equino como de principiantes que quieran aprender y colaborar. Distintas maneras de colaborar:

 

Centros colaboradores

Pueden ser tanto centros equinos profesionales (hípicas, centros de coaching, terapia asistida con caballos, etc.), como particulares. Pueden colaborar únicamente acogiendo a un équido del proyecto en su centro, o llevando también a cabo su rehabilitación.

 

Profesionales del mundo equino

Necesitamos profesionales de todos los ámbitos: podólogos, veterinarios, transportistas, nutricionistas, que quieran colaborar. Se acordará con cada uno la colaboración desinteresada y los gastos que el Proyecto Shanaan pueda cubrir.

 

Colaboradores voluntarios

Los que tengan alguna base y formación en manejo de équidos, comunicación equina o doma natural podrán, si se requiere, ayudar al profesional que lleve a cabo la rehabilitación. El resto de voluntarios realizarán tareas diversas y necesarias para llevar a cabo el proyecto: recaudación de fondos, preparación de material, ayuda en ferias, congresos y cursos, etc. También se contará con ellos para labores de higiene y paseo para los caballos, siempre bajo supervisión.

 

Empresas Solidarias y donantes

Necesitamos la ayuda de todos los particulares y empresas que quieran ayudarnos económicamente a llevar a cabo el proyecto.


Para más información o colaborar con el proyecto, contactar con el Área de Équidos en nuestro formulario de contacto:

Contactar

 

Noticias relacionadas