Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Salud - Parásitos

Animales implicados

Perros, Gatos, Hurones

Alcance de la problemática

Internacional

Ámbito de actuación de FAADA

España

Descripción

Parásitos

Los parásitos externos, como pulgas, garrapatas o flebotomos, pueden encontrarse en el pelo o la piel de perros y gatos. Actúan de vectores de algunas enfermedades que pueden llegar a ser graves, por lo tanto, su presencia es un riesgo que debería prevenirse. También es importante evitarlos pues generan molestias a nuestros animales y quienes convivimos con ellos. Aunque la mayoría acostumbran a encontrarse en el medio ambiente, en zonas de vegetación y en los meses más calurosos o húmedos, es conveniente tomar precauciones todo el año.

Al final de este artículo encontrarás una breve guía de insectos y parásitos.

Tratamientos/Prevención

Para prevenir infestaciones de pulgas, piojos, flebotomos, mosquitos o garrapatas, debería aplicarse alguno de estos tratamientos: permetrina, fipronil, imidacloprid, deltametrina o selamectina, directamente en la piel del animal. Se pueden encontrar en forma de spray, pipeta o collar y existen distintas marcas. En general las pipetas se deberían poner cada 3 o 4 semanas, los collares tienen duraciones que varían de entre 1 a 6 meses y los sprays suelen utilizarse para ocasiones puntuales cuando ya está afectado el animal.

Cepilla y revisa el pelo de los animales regularmente. En los perros, siempre después de paseos por la montaña o por zonas con vegetación. Estáte atento a posibles cambios de comportamiento e identifica la zona que pueda estar causándole picor o molestia.

Acude al veterinario para que te aconseje qué producto utilizar o en caso de detectar alguno de estos parásitos sobre la piel de tu perro o gato. En el caso de las garrapatas, no intentes arrancarlas pues puedes dejar parte del insecto dentro y provocar una infección.

Durante las épocas de más riesgo, los perros deberían dormir en el interior de la casa o en un local cerrado y utiliza algún método para evitar la entrada de mosquitos.

Si has detectado la presencia de alguno de estos parásitos, es recomendable que te asegures de desinfectar bien toda la casa, incluso aspirando el suelo y los tejidos que pueda haber como alfombras, sofás o camas. Con la medicación se eliminan las formas adultas de estos parásitos de tu perro o gato, pero es posible que queden formas inmaduras en esos lugares.

Los parásitos internos, como los cestodos, coccidios y nematodos, viven en el interior del cuerpo, generalmente en el intestino o incluso en el sistema circulatorio, y provocan malestar general, problemas gastrointestinales, anemia e incluso cuadros nerviosos y respiratorios.

Prevención

Realizando la prevención de parásitos externos evitas al mismo tiempo el riesgo de que se infecte de los parásitos que se transmiten mediante estos vectores. Sin embargo, la transmisión orofecal es difícil de prevenir en la mayoría de casos pues no se puede controlar lo que un perro o gato ingiere fuera de casa, incluso lo que traemos en los zapatos nosotros mismos. Por esa razón, se recomienda realizar un tratamiento cada tres o cuatro meses, o bien después de haber pasado un tiempo en zonas de más riesgo (como una estancia en el campo), con el objetivo de eliminar los parásitos que pueda haber. Si no había ninguno, el medicamento no actuará.

Tratamientos

Existen diferentes marcas con principios activos distintos que eliminan estos parásitos en mayor o menor medida.

En general se utilizan en forma de comprimidos pero algunos también vienen en pipeta o incluso en inyección: fenbendazol, prazicuantel, levamisol, milbemicina, ivermectina, metronidazol. Su uso no previene la presencia de estos parásitos en el futuro, sino que actúa contra los que haya en ese momento nada más.

Desde FAADA recomendamos no dar medicamentos por cuenta propia y consultar siempre con un veterinario. Para ello es importante también hacer revisiones periódicas con la frecuencia con la que el veterinario lo indique.

Breve guía de insectos y parásitos

Pulgas: Son insectos de 2mm que se alimentan de sangre, tienen la capacidad de saltar grandes alturas. Al parasitar perros y gatos, pueden causarles irritación en la zona, prurito (sensación de picor), inquietud e incluso DAPP (alergia ocasionada por la saliva de las pulgas). Además, pueden transmitir Dipylidium caninum, un parásito interno que afecta al sistema digestivo.

Garrapatas: Son ácaros, que se adhieren a la piel para ingerir sangre. En la fase adulta pueden permanecer muchos días adheridas, aumentando muchísimo su tamaño. Pueden causar debilidad, adelgazamiento, anemia e irritación en la zona. Además, pueden transmitir enfermedades como la babesiosis, anaplasmosis, ehrlichiosis o borreliosis (enfermedad de Lyme).

Flebotomos: Son insectos parecidos a mosquitos pequeños, de 2-4mm, que se alimentan de sangre. Pueden transmitir leishmaniosis, una enfermedad muy grave que afecta a los perros.

Mosquitos: Las hembras de estos artrópodos son hematófagas y, con su picada, pueden causar molestias, irritación o hipersensibilidad. Pueden transmitir el parásito del corazón dirofilaria.

Piojos: Son insectos de 1-2mm que se alimentan de piel o secreciones de sus hospedadores. Pueden provocar picor y alopecia y pueden transmitir Dipylidium caninum.

Moscas picadoras: La mosca de los establos puede producir anemia, dolor y dermatitis. Suele encontrarse en zonas donde habitualmente viven vacas o caballos.

Coccidios: Isospora spp. Ingesta de ooquistes, orofecal.

Giardias: Giardia duodenalis. Transmisión orofecal, ingesta de quistes.

Cestodos (gusanos planos): Taenia spp, Echinococcus spp, Dipylidium caninum, Mesocestoides spp. Piojos o larvas de pulga son vectores.

Ascaridos:Toxascara spp. Son nematodos (gusanos redondos). Ingesta directa huevos, orofecal.

Dirofilaria: Dirofilaria spp. Es un nematodo. Vector mosquito.

Actuación FAADA

  • Realizamos una campaña anual de esterilización e identificación dirigida a animales de particulares a precios promocionales
  • En nuestra web Soc Responsable, mantenemos durante todo el año información actualizada de centros veterinarios que hacen precios económicos para familias que puedan acreditar falta de recursos

¿Qué puedes hacer tú?

  • Llevar periódicamente al animal al veterinario.
  • Esterilizar para prevenir.
  • Vacunarlo y desparasitarlo.
  • Comentar estas mejoras para la salud de los animales con tus amigos, familia y conocidos.

Causas relacionadas