Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Audiovisual - Entrenamiento

Animales implicados

Aves, Reptiles, Felinos, Primates, Anfibios, Cetáceos, Elefantes, Osos, Lobos, Jirafas, Focas, Cebras, Leones marinos

Alcance de la problemática

Internacional

Ámbito de actuación de FAADA

España

Descripción

Conseguir que un animal salvaje actúe en contra de su naturaleza es un proceso largo que implica mantener a los animales en un estado constante de sumisión ante su entrenador.

Existen numerosos testimonios de ex entrenadores (Sarah BaecklerRichard O’BarryPat Derby, entre otros) que confirman el uso de métodos violentos como golpes, descargas eléctricas, collares de castigo, espráis, etc. Además, en la mayor parte de los casos, se manipula a los animales a través de la privación de alimento. De esta manera el animal actúa por hambre a cambio de comida, limitando así́ el número de tomas que se pueden rodar con él hasta que se haya saciado.

Durante el entrenamiento, a menudo se relaciona una palabra con un acto violento. Así, cuando en plató el adiestrador da esa orden, el animal reaccionará por miedo al castigo físico, sin que normalmente sea necesario mostrar agresividad hacia el mismo en público. A medida que los animales crecen y los trucos se vuelven más complejos, las tácticas de dominancia en los entrenamientos suelen tornarse aún más agresivas.

Un método frecuentemente utilizado es el llamado two by four que implica golpear a los animales de repente, en cualquier momento y sin ningún motivo, incluso mientras están en sus alojamientos. Al no saber cuándo serán agredidos, se mantienen alerta y sumisos ante la presencia de las personas. Este miedo también se aprecia en un animal que está siempre pendiente de su entrenador, algo que los adiestradores suelen explicar indicando que “tienen una relación especial”.

Además, para que los entrenadores puedan “hacer a los animales más suyos”, es práctica habitual separarlos de sus madres a muy temprana edad. Se les cría a biberón para que “hagan la impronta” con su propietario en vez de con su madre biológica y lograr así obediencia. Aun así, cuando llegan a la madurez sexual estos animales suelen tornarse agresivos incluso con las personas que los han cuidado desde pequeños.

En 2012, Tato Peralta de la empresa “Fauna y Acción” declaraba en el artículo “Un chimpancé puede cobrar 15.000 euros por un día de rodaje”: “Los animales salvajes resultan mucho más imprevisibles todavía. Un águila real, cuya fuerza en las garras es increíble, tomó manía a un adiestrador y, cuando la volamos, él se metió en el coche para evitar incidentes. Una vez el ave estaba en el aire, él salió confiado. Pero la rapaz giró en picado y le clavó las garras”. También dijo: “Los animales salvajes, incluso los nacidos en cautividad, tienen fuertes instintos naturales y, sobre todo en situaciones de frustración y estrés, son imprevisibles. Esto, unido a su tamaño y fuerza provoca que resulte muy peligroso interactuar con ellos. Son numerosos los casos de animales que han atacado a personas, también a sus cuidadores. Si un lobo quiere probarte, porque son muy jerárquicos, puede marcarte con los dientes, por ejemplo, en un muslo. Y si retrocedes, entonces puede morderte en serio.”

Diversos adiestradores que alegaban tener una relación “única y especial” con sus animales han sido gravemente heridos, o incluso han muerto, atacados por aquellos animales que habían criado desde pequeños, algo que subraya los graves riesgos que esta industria tiene también para los humanos. Entre otros, recordamos el caso de Rocky, el oso pardo protagonista de varias películas estadounidenses que en 2008 mató de un mordisco en el cuello a su entrenador Stephen Miller en las instalaciones de “Predators in Action” al este de Los Ángeles. En 2011, Raimon Martínez, de la empresa de alquiler de animales “Bicharracas” declaraba en el artículo “He traspasado la línea que separa la vida y la muerte” de El Periódico: “Nunca puedes bajar la guardia, porque el animal más bueno te la puede jugar. Un cocodrilo criado desde que nace, pasa de quererte a comerte en un momento. No es que haya animales buenos y malos, sino que su instinto es cazar y matar. ¿Se puede educar el instinto de un animal salvaje? No se puede. Se puede controlar adiestrándolo pero, cuando le pones en una situación en la que el instinto anula el entrenamiento, alguien puede resultar gravemente herido.”

El entrenamiento empieza por enseñar a las crías a no tener comportamientos que les son instintivos o normales, incluso de juego, en su repertorio natural como morder, vocalizar o limpiarse.

También hay que tener en cuenta, que los entrenadores que alegan entrenar “en positivo” a menudo utilizan o subalquilan animales provenientes de circos o previamente ya entrenados con métodos violentos. Es el caso de los elefantes, que para poder trabajar con el hombre, tienen necesariamente que pasar por un proceso de “domesticación” extremadamente violento que consiste en privarlos de movimiento, descanso y alimento durante días y someterlos a brutales abusos físicos y psicológicos con el objetivo de que acaben teniendo miedo de los humanos.

Asimismo cabe recordar que muchos animales utilizados en este tipo de producciones han sido mutilados (lijándoles los colmillos en el caso de los chimpancés o quitándoles las uñas -desungulación- en el caso de los grandes felinos) o resulta necesario sedarlos para grabar las escenas más complicadas.

 

Actuación FAADA

A nivel estatal

  • A través de nuestro proyecto ADnimalsfree concienciamos sobre las problemáticas relacionadas con el uso de animales en el sector audiovisual.
  • Organizamos charlas en universidades especializadas.
  • Ayudamos económicamente a santuarios nacionales de animales rescatados de la industria audiovisual.
  • Realizamos acción legal en España.
  • Ofrecemos asesoramiento a empresas nacionales del sector audiovisual.

Entre los éxitos de la iniciativa destacan:

  • Premio a la “Mejor Campaña Online 2014” en los GOLIADS para la campaña “Wild Advertising Awards” realizada en colaboración con la agencia CONTRAPUNTO BBDO.
  • Colaboración con la Fundación Mundo Ciudad que deja de aceptar piezas protagonizadas por animales salvajes en sus 8 festivales y desde 2013 entrega los premios “Adnimalsfree” en la gala del Publifestival, Festival Internacional de Publicidad Social.
  • Retirada de las imágenes de un tigre blanco en el anuncio de Nivea “Experiencias increíbles bajo la ducha de Nivea”.
  • TT en España con el hashtag #ApagónVayaFauna en 2015.
  • Compromiso por parte de Unilever de no volver a utilizar animales salvajes en producciones audiovisuales europeas en 2016.
  • Oro en los Premios Eficacia 2016 en la categoría "Responsabilidad Social ONG" para la campaña #ElCastingMásBestia realizada en colaboración con la agencia CONTRAPUNTO BBDO y que supera el millón y medio de visualizaciones en RRSS.

 

¿Qué puedes hacer tú?

  • Infórmate de lo que implica el uso de animales salvajes en producciones audiovisuales. Ayúdanos a difundir nuestro proyecto y a sensibilizar a más personas.
  • Si necesitas contratar una agencia de publicidad o un profesional del sector, hazlo con una de las agencias que han firmado el compromiso de FAADA para empresas responsables.
  • Si eres un profesional del sector, pídenos asesoramiento sobre las alternativas digitales que existen y firma nuestro compromiso.

Causas relacionadas