Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Delfinarios - Espectáculos

Animales implicados

Delfines, Orcas, Belugas

Alcance de la problemática

Internacional

Ámbito de actuación de FAADA

Internacional

Descripción

Los espectáculos (mal llamados “sesiones o exhibiciones educativas”), son la principal forma de atracción de visitantes de los delfinarios. Siempre con música de fondo, y un graderío donde las personas pueden sentarse cómodamente a ver el show, estas exhibiciones son protagonizadas por cetáceos que actúan a cambio de unos cuantos peces congelados.

Para que un delfín realice estos ejercicios tiene que ser entrenado durante varios meses y asumir su rol de obediencia ante las personas. En el mejor de los casos, se utiliza el refuerzo positivo, una técnica que consiste en premiar las acciones que la persona quiere que el animal lleve a cabo (normalmente mediante el suministro de comida). Por desgracia, todavía quedan entrenadores que utilizan la fuerza para obligar a los animales a actuar.

Los ejercicios no consisten sólo en las posturas básicas que deben realizar para facilitar la exploración veterinaria (extracciones de sangre, revisión de la boca, ecografías, etc.) sino que siempre incluyen alguna actividad cuyo objetivo es impresionar al público. Por ejemplo: realizar muchos saltos seguidos o saltos muy altos; girar sobre el suelo fuera del agua; salpicar agua con las aletas, etc. Es muy común ver cómo los cetáceos tienen que empujar por los pies a los entrenadores por toda la piscina, como son utilizados a modo de tabla de surf o usados para tirar de pequeñas embarcaciones donde suben unos cuantos niños. Hay centros en que incluso hacen espectáculos de natación sincronizada y baile con delfines.

Es muy común ver a delfines realizando acrobacias pero también se realizan las mismas actividades con orcas, animales de 4-5 toneladas de peso y que se han convertido, por ejemplo, en las estrellas de la multinacional SeaWorld. En países, como Rusia o China, es posible ver incluso a belugas participando en estos espectáculos.

Lo que suelen ser 2 o 3 shows diarios durante el resto del año, suele incrementarse a 5 o 6 sesiones en temporada de alta afluencia de público, especialmente en verano. Además de los espectáculos, en temporada alta también incrementan el número de sesiones fotográficas e interacciones entre visitantes y animales, ya que es la época en que más provecho económico se puede sacar de ellos.

Los cetáceos poseen un oído muy sensible, es el sentido que más desarrollado tienen ya que representa su principal forma de comunicación. No debería extrañar por lo tanto, teniendo en cuenta el alto volumen de la música y que el agua transmite los sonidos a mayor velocidad e intensidad que el aire, que los cetáceos se estresen mucho durante los espectáculos o en presencia de una gran masa de público aplaudiendo y gritando.

Ni la música ni las actividades que realizan los delfines pretenden educar al público, sino entretenerlo. Es muy importante entender esta diferencia, ya que estos centros se defienden argumentando que mantienen estos espectáculos para que el público aprenda sobre los cetáceos. Empujar a un entrenador por los pies o ver a un delfín nadando en círculos por una piscina no enseña nada sobre la biología, el hábitat natural o el comportamiento normal de ese animal. Si se analiza el contenido educativo real de estos espectáculos, contando las explicaciones que se dan desde la megafonía, de media en España tan sólo un 7% del tiempo se destina a este fin.

 

Actuación FAADA

A nivel europeo

Desde la coalición SOSdelfines, iniciativa liderada por FAADA que cuenta con el apoyo de las entidades ANDA, Animanaturalis, Born Free Foundation, Ocean Care, One Voice, Mare Vivo y LAV y que aboga para el fin de la cautividad de los cetáceos.

  • Trabajamos para concienciar a la sociedad, a través de difusión de material informativo y charlas en escuelas, de los problemas que padecen los cetáceos en cautividad, con el objetivo de que en un futuro no muy lejano, nadie visite estos lugares.
  • En España a nivel administrativo, llevamos la información a los distintos municipios y gobiernos aconsejándoles mejoras y modificaciones legales contra este tipo de prácticas.

A través de la Dolphinaria-Free Europe, coalición formada por distintas entidades, profesionales y expertos europeos en mamíferos marinos y que trabaja para el fin de su cautividad.

  • Trabajamos con entidades de otros países para que estas cuestiones sean tema de debate en el Parlamento Europeo.

 

A nivel internacional

Trabajamos con expertos en cetáceos y otros científicos con el objetivo de definir y crear soluciones como por ejemplo: la creación de santuarios marinos donde los delfines actualmente explotados puedan acabar sus días de forma digna.

 

¿Qué puedes hacer tú?

  • Elige no acudir a centros que mantengan cetáceos en cautividad.
  • Explica a tu familia, en tu escuela o centro de trabajo porque no se deberían visitar los delfinarios.
  • Escribe al alcalde o al gobierno regional sobre tu disconformidad en cuanto a que haya un delfinario en su territorio.
  • Reparte folletos informativos a colectivos de tu municipio, en áreas cercanas a un delfinario o en zonas de alta afluencia turística. Pide nuestro material escribiendo a formacion@sosdelfines.org.
  • Participa en eventos como el Empty The Tanks, manifestación internacional que se celebra de forma anual para mostrar el rechazo colectivo a la cautividad de los cetáceos.
  • Comparte la información en redes sociales y firma las peticiones activas en contra de estos centros o de sus prácticas.

Causas relacionadas