Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Educación Humanitaria.


Desde el Área de Educación queremos contribuir a la transformación de la sociedad hacia un modelo más armonioso, cooperativo y amable. Este nuevo paradigma, conocido como Educación Humanitaria, pretende reivindicar el valor primordial de la vida. Promueve el desarrollo de actitudes positivas y de cuidado: el respeto por los animales, a las personas y al entorno natural. Todo está interconectado, no podemos salvar una especie de la extinción si no protegemos su hábitat, pero eso tampoco es posible si la población local no se implica y no se siente respetada y valorada.

Trabajamos para transformar el modelo actual de sociedad en la que el sistema con sus intervenciones, modifica los ecosistemas en el propio beneficio, sin tener en cuenta el impacto y el sufrimiento que sus acciones generan. Queremos ir hacia un nuevo modelo social donde se ponga en valor los sistemas naturales que sustentan la vida: vivir la vida sin ir en contra de la vida.

¿Te imaginas haber tenido desde pequeño las habilidades emocionales necesarias para poder afrontar las situaciones con calma y estrategia? En el Área de Educación de FAADA, y a través de los diferentes programas que tenemos, ayudamos a desarrollar habilidades interpersonales e intrapersonales, como la empatía, la asertividad, el control de impulsos, entre otros  a los más pequeños para que puedan crecer en la empatía y aumentar su inteligencia emocional.

Gracias a que hemos pasado de una mentalidad tribal (sólo ayudo a los de mi clan) a una universal (el resto de seres humanos importan, sin importar credo, nacionalidad, etnia, etc.) podemos seguir avanzando en nuestro círculo moral y de empatía hacia el último bastión por conquistar: los otros animales. Tomando la capacidad de sentir como lo relevante para respetar sus intereses y derechos, podemos ser capaces de tomar decisiones que dejen de afectar negativamente a los animales y escoger opciones más justas y compasivas para con todos. Estos ejercicios de empatía que proponemos con jóvenes y niños son eminentemente prácticos. Desde lo teórico trabajamos en la práctica para conseguir un mundo más justo y amable.

Desde FAADA apoyamos el conocido lema de no solo trabajar para dejarle un mundo mejor a las nuevas generaciones, sino que también trabajamos desde el Área de Educación para dejar unos niños y niñas mejores a nuestro planeta.