Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Hazte socio/a

COP28 y la necesidad de incluir las dietas "plant-based" como una solución central para la crisis climática

Actualidad Dubái, diciembre 20, 2023

COP28 y la necesidad de incluir las dietas
En esta cumbre se ha dado un primer paso en la dirección correcta. Pero todavía queda muchísimo por hacer.

El 2023 será muy probablemente declarado como el año más caluroso en 120.000 años, y este mes de diciembre, en la cumbre climática COP28, los representantes de 198 países han acordado reducir el consumo mundial de combustibles fósiles para evitar una catástrofe climática. Se trata del primer compromiso para iniciar la transición lejos del carbón, el petróleo y el gas, pero se trata de un compromiso legalmente no vinculante, por lo que no está claro qué tan efectivo resultará. Además, el camino a seguir tampoco está claro, especialmente en lo que respecta de dónde vendrá el dinero para apoyar a los países en desarrollo a cambiar hacia fuentes de energía renovable. 

¿Y qué pasa con las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con la producción y consumo de alimentos? Un pequeño destello de esperanza surgió de una discusión muy esperada sobre los sistemas alimentarios el 10 de diciembre, cuando, por primera vez en casi tres décadas de cumbres climáticas, hubo un día dedicado a examinar los impactos de la alimentación y la agricultura. Como resultado, 134 países, incluidos algunos de los mayores productores y exportadores de carne y lácteos del mundo, firmaron una declaración comprometiéndose a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con esta industria.

Esto significa que los países ahora tendrán que incluir la reducción del impacto de los sistemas alimentarios en sus planes generales de reducción de emisiones (Nationally Determined Contributions - NDCs). Sin embargo, la declaración no menciona específicamente avanzar hacia una dieta vegana o basada en plantas, lo que los estudios científicos indican que es la forma más efectiva de reducir las emisiones relacionadas con los alimentos y nuestro impacto en el planeta. También es importante tener en cuenta que, una vez más, esta declaración no es legalmente vinculante. 

Recordamos que la producción alimentaria mundial representa aproximadamente un tercio de todas las emisiones de gases de efecto invernadero y la carne, el pescado, los huevos y los productos lácteos representan casi el 60% de este global (alrededor del 20% de todas las emisiones).

La cría de animales es la principal contribuyente a las emisiones de metano, un gas de efecto invernadero que tiene un potencial de calentamiento 80 veces mayor que el CO2 en un período de 20 años. Una dieta vegana reduce estas emisiones en un 93% en comparación con una dieta rica en carne. Es decir, las emisiones de alimentos no se reducirán en la cantidad requerida sin una transición generalizada hacia sistemas alimentarios basados en plantas. Por ello, el reconocimiento de los beneficios de las dietas veganas en tal declaración habría sido un gran avance tanto para respaldar la transición como para legitimar la solución a los ojos del público.

En resumen, en esta COP28, se ha dado un paso en la dirección correcta en lo que respecta al impacto que la comida tiene en el planeta. Pero todavía hay grandes desafíos por superar. Las dietas basadas en plantas deben incluirse como una solución central para la crisis climática: la comida es la base de nuestra supervivencia, pero podría convertirse en nuestro mayor enemigo si no eliminamos pronto la carne, los lácteos, el pescado y los huevos.

¿Y tú? ¿Quieres dar el paso y dejar de consumir estos alimentos? Descubre todos los cursos sobre alimentación vegana que desde FAADA hemos preparado para ti:

cursos online

 

¿Quieres apoyar nuestro trabajo?HAZTE SOCIO

Colabora por tan sólo 1€ al mes:HAZTE TEAMER

Recibe nuestro newsletter:SUSCRÍBETE AQUÍ