Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Fes-te'n soci/a

The Whale SANCTUARY Project, un paso más cerca

Actualitat Barcelona, abril 22, 2021

The Whale SANCTUARY Project, un paso más cerca
El primer santuario del mundo para orcas ya tiene localización exacta y, cada día que pasa, está más cerca de convertirse en realidad.

The Whale Sanctuary Project será el primer santuario del mundo para orcas procedentes de la cautividad. El proyecto se ha desarrollado en Norteamérica con la participación de los mejores expertos en cetáceos y tiene como misión rehabilitar y proporcionar un hogar definitivo a las orcas y las belugas procedentes de los delfinarios que cierren en el futuro.  La mayoría de los animales que han nacido en cautividad no han aprendido las habilidades necesarias para sobrevivir en la naturaleza, y los que sí nacieron libres pero fueron capturados, en la mayoría de los casos tampoco podrían volver a desenvolverse bien en estado salvaje pues la cautividad les ha dejado secuelas que deben ser supervisadas para garantizar su salud. Un punto clave de este proyecto es que el entorno del santuario sea lo más similar posible al natural de los cetáceos para ofrecer bienestar físico y psicológico de los animales que vivan allí.

Después de años de búsqueda en la zona norte de América (la temperatura debía ser fría para poder dar cabida a las belugas), en febrero de 2020 se anunció el lugar donde se llevaría a cabo este proyecto: Port Hilford, en Nueva Escocia (Canadá). Pero todavía faltaba por investigar la bahía completa para encontrar el lugar perfecto. Un entorno que fuera variado, enriquecedor y seguro para todas las especies, tanto para las rescatadas, como para las que ya vivían en esa zona.

De esta forma, después de todas las investigaciones ambientales que se han llevado a cabo para evaluar los diferentes parámetros (temperatura, salinidad, corrientes, tipo de suelo, etc.), en marzo de 2021 por fin se consiguió la ubicación exacta para el santuario. Más de 44 hectáreas dentro de la bahía de Port Hilford, lo que significa, aproximadamente, un espacio 300 veces mayor al tanque más grande que existe en un delfinario, para el disfrute de 6-8 animales. Una zona rica en flora y fauna donde los animales rescatados podrán compartir hábitat con diferentes especies de aves, de cangrejos o de peces; un ambiente con características muy similares a las que tendrían si nunca hubieran estado en cautividad.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que la industria de los delfinarios sigue existiendo por el éxito que tienen los parques marinos, que todavía reciben millones de visitas. Además de promover leyes, es el público el que tiene el poder para acabar con el sufrimiento de los animales en cautiverio, dejando de comprar entradas a estos parques. Por esta razón, el Whale Sanctuary Project también está llevando a cabo la recopilación de información y la creación de material educativo para diferentes públicos para sensibilizar sobre esta situación y mostrar que los cetáceos no deberían haber salido nunca del mar. Además, contará con un centro de visitantes y varios miradores que podrán usarse siempre teniendo en cuenta que las necesidades y el bienestar de los animales residentes son la prioridad.

El hecho de haber encontrado una ubicación definitiva es un gran paso para que, por fin, el proyecto se convierta en realidad, sobre todo teniendo en cuenta que actualmente hay en el mundo unas 60 orcas y más de 300 belugas viviendo en cautividad y sufriendo las consecuencias asociadas. Sin embargo, el camino es lento, no sólo por los aproximadamente 15 millones de dólares que costará la construcción, sino por los permisos necesarios para llevarlo a cabo y especialmente para garantizar que se hacen las cosas bien. El Beluga Whale Sanctuary ya ha demostrado que los cetáceos pueden beneficiarse de este cambio, acogiendo en Islandia, después de  un largo periodo de adaptación, a Little White y Little Grey, procedentes de un parque de Shanghái. Desde FAADA llevamos casi 5 años colaborando con el Aegean Marine Life Sanctuary, en la isla griega de Lipsi, para que también los delfines tengan una oportunidad en un futuro próximo.

Es posible ver un vídeo de la ubicación del santuario aquí: The Whale Sanctuary Site in Port Hilford, Nova Scotia.

Como siempre, desde FAADA os seguiremos informando sobre todos los avances de los diferentes proyectos de santuarios marinos. ¡El fin de la industria de explotación de los cetáceos está cada día un poquito más cerca!

 

¿Quieres apoyar nuestro trabajo?HAZTE SOCIO

Colabora por tan sólo 1€ al mes:HAZTE TEAMER

Recibe nuestro newsletter:SUSCRÍBETE AQUÍ

Notícies relacionades