Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Fes-te'n soci/a

Barcelona creará zonas específicas para dar de comer a las palomas

Actualitat Barcelona, novembre 18, 2009

Barcelona creará zonas específicas para dar de comer a las palomas
La estrategia de control de las palomas en Barcelona incorporará dos instrumentos nuevos en la plaza: un palomar artificial y un área especifica de alimentación de estas aves.

La estrategia de control de las palomas en Barcelona incorporará dos instrumentos nuevos en la plaza: un palomar artificial y un área especifica de alimentación de estas aves. Será una prueba piloto de la que no se espera un gran resultado en cuanto a la reducción del número de palomas de la ciudad, que supera los 256.000, según cálculos del año 2007. Se quiere, no obstante, probar estos sistemas para decidir o no extenderlos. Palomar y área alimentaria se ubicarán en un mismo sitio, aún por decidir.

La decisión de llevar adelante esta experiencia piloto se adoptó ayer por unanimidad, a iniciativa de ERC, en la comisión municipal de Acción Social i Ciudadanía.La principal virtud de un palomar artificial es que los nidos pueden hacerse de manera que se puedan extraer fácilmente los huevos para impedir el nacimiento de nuevos ejemplares. La concejal de ERC Ester Capella señaló ayer que este sistema es menos agresivo y violento que la captura con red o el uso de depredadores de palomas.

En Barcelona, y sobre todo en Ciutat Vella y otros cascos antiguos de diferentes barrios, abundan los edificios antiguos donde las palomas hacen sus nidos en sitios de difícil acceso para las personas. Probar con una instalación artificial puede ser el paso previo para sustituir nidos existentes en edificios.

Isabel Ribas, delegada de Salut, apoyó la iniciativa de ERC, que "puede ser interesante" aunque no ha de dar lugar a muchas esperanzas. Los palomares artificiales, explicó, no se han demostrado útiles en grandes ciudades con muchos edificios antiguos y clima mediterráneo.

De más difícil utilidad parece, de entrada, habilitar una zona expresamente dedicada a dar de comer a las palomas, para que estas se acomoden en el palomar artificial. El gran problema para controlar la población de estos animales son las personas que a diario les dan pan, pipas de girasol o arroz. Difícilmente van a cambiar el lugar habitual donde esparcen alimento para los pájaros por un sitio nuevo decidido por la Agència de Salut Pública de Barcelona (ASPB). Así, esas palomas no dejarán de acudir a su cita con el vecino que les da de comer.

La ASPB lleva años intentando reducir sensiblemente la población de palomas y los problemas que acarrea (suciedad, daños en edificios y mobiliario urbano, alergias, contagio de enfermedades entre ellas). Básicamente, esta tarea se lleva a cabo mediante capturas masivas con red, para después gasear a los animales capturados. Con este sistema, en el año 2008 se capturaron y eliminaron unas 20.000 palomas. Otra línea de trabajo, que se ha desarrollado en zonas de Sant Andreu y de Horta-Guinardó, es la concienciación de alimentadores habituales, así como del vecindario para que este insista a su vez a los alimentadores de lo inconveniente de su costumbre.

Dar de comer a las palomas no está, en sí mismo, prohibido por las ordenanzas municipales (la venta autorizada de alimento en la plaza Catalunya es una prueba de ello). Lo prohibido es dejar restos de la comida en la vía pública

Enllaç: http://www.lavanguardia.es/ciudadanos/noticias/20091118/53826425269/barcelona-creara-zonas-especificas-para-dar-de-comer-a-las-palomas.html