Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Fes-te'n soci/a

3.000 euros de multa y 2 años de inhabilitación para el “educador” que provocó la muerte de un perro

La nostra acció Barcelona, gener 21, 2021

3.000 euros de multa y 2 años de inhabilitación para el “educador” que provocó la muerte de un perro
Hemos conseguido que el acusado tenga la obligación de realizar un curso PROBECO sobre maltrato animal, una de las primeras veces que esto pasa en España.

En la primavera de 2019 os explicábamos el caso de una familia que había dejado unos días a su perro, recientemente adoptado, a un educador y canguro de perros, el cual se lo devolvieron muerto en una caja.

La familia, había contactado con el educador a través de una aplicación especializada en servicios de alojamiento, cuidado, paseos y guarderías de perros, donde se anunciaba como un experto educador con gran experiencia, mostrando una aparente profesionalidad.

En el informe de la necropsia del animal se indicaba que: “se observa la presencia de numerosas lesiones a nivel de órganos vitales, especialmente corazón e hígado, con rotura de este último, lo cual ha ocasionado una gran hemorragia intraabdomibal, por lo que probablemente la causa de la muerte haya sido un shock hemorrágico”, “múltiples fracturas costales”, “podemos determinar que se trata de un politraumatismo”, “las lesiones observadas hayan sido causadas, con gran probabilidad por un objeto contundente que haya impactado con las zonas afectadas”.

Estos resultados determinaban claramente que el perro había sufrido varios golpes que habían acabado con su vida.

Ante la gravedad de los hechos, y a pesar de que en España nunca se había incoado ningún procedimiento contra un supuesto educador canino, asesoramos a la familia afectada para que ejerciera como acusación particular bajo la dirección letrada de Carla Vall y, desde FAADA, representados por nuestra abogada Anna Estarán, nos personamos como acusación popular.

La semana pasada se dictó sentencia: el acusado ha sido condenado a pagar 3.000€ a los afectados y ha sido inhabilitado durante 2 años para la tenencia de animales, para el ejercicio de la profesión, o para cualquier oficio o comercio que tenga cualquier relación con los animales. El condenado además tendrá la obligación de realizar un curso PROBECO sobre maltrato animal, una de las primeras veces que esto pasa en España.

La sentencia también incluye una condena de 6 meses de prisión, pero ya que en España las penas inferiores a dos años se suelen suspender, el acusado no tendrá que ingresar a prisión siempre y cuando no vuelva a cometer ningún delito.

Desde FAADA, aprovechamos para volver a recomendar que en caso de necesitar el asesoramiento de un experto, se busquen educadores con experiencia acreditada en escuelas o profesionales con sólida trayectoria.

Más información sobre el caso: FAADA denuncia la muerte de un perro a cargo de un “educador” canino

 

¿Quieres apoyar nuestro trabajo?HAZTE SOCIO

Colabora por tan sólo 1€ al mes:HAZTE TEAMER

Recibe nuestro newsletter:SUSCRÍBETE AQUÍ

Notícies relacionades