Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Become a member

Proyecto Nayati: colaboramos en el rescate de una yegua y dos potros que presentaban desnutrición extrema

Our action Girona, october 17, 2023

Proyecto Nayati: colaboramos en el rescate de una yegua y dos potros que presentaban desnutrición extrema
Una vez más, el Departament d'Acció Climàtica, Alimentació i Agenda Rural de Catalunya se desentendió de los animales

Debido a la actual crisis económica y climática, algunas hípicas han decidido no seguir alimentando a algunos de sus animales, normalmente los más mayores, puesto que ya no pueden trabajar. Antes, estos animales eran generalmente enviados al matadero de forma ilegal, pero desde la investigación del Seprona en la que FAADA colaboró y que llevó a la detención de 15 personas por tráfico ilegal, los centros ya no se atreven a utilizar esta vía y consideran más “seguro” dejar morir de hambre a sus animales.

En FAADA, nos llegan avisos constantes de hípicas con animales muy desnutridos, pero pese a nuestras denuncias, la administración no se hace cargo de ellos y no realiza decomisos. A veces logramos la cesión de estos animales, pero son los refugios los que deben sufragar los gastos de los que se debería haber hecho cargo la administración. Así que desde FAADA, en el marco de nuestro Proyecto Nayati, ayudamos también a cubrir parte de estos costes, principalmente los derivados de la alimentación.

Uno de los últimos casos en el que colaboramos fue el de una hípica en L’Escala (Girona). Allí vivía una yegua con su potro, los dos presentaban desnutrición extrema, junto con otro potro huérfano que necesitaba alimentación complementaria, puesto que estaba aun en edad de amamantar, pero también presentaba signos de desnutrición. Pero en después de una inspección de los Agents Rurals, no hubo ninguna acción del DAAC (Departament d'Acció Climàtica, Alimentació i Agenda Rural de Catalunya).

Finalmente, la denunciante del caso, Gina, consiguió la cesión y los trasladó a su explotación. Aunque la protectora de caballos ADE se hizo cargo de pagar el forraje, los animales necesitaban recibir alimentación complementaria para poder crecer y recuperar la condición corporal adecuada. Así que desde FAADA asumimos unos meses de pienso para que estos caballos pudieran recuperarse en su totalidad.

En este caso, fruto del temor a más denuncias, el propietario asumió por lo menos los costes del traslado.

Para más información descubre nuestro Proyecto Nayati para salvar équidos.

Apoya nuestro trabajo:HAZTE SOCIo/a

Colabora por tan sólo 1€ al mes:HAZTE TEAMER

Recibe nuestro newsletter:SUSCRÍBETE AQUÍ