Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Become a member

Manifiesto de FAADA sobre la muerte de la osa Auberta

Our action Barcelona, december 3, 2014

Manifiesto de FAADA sobre la muerte de la osa Auberta
El pasado 28 de noviembre la osezna Auberta, de 11 meses, apareció muerta. ¿Queréis saber qué opina FAADA?

Cuando FAADA se entera de la noticia del hallazgo de la osa, contacta inmediatamente con el técnico del Consejo de Aran y manifiesta su preocupación para que el proceso de deshumanización se efectuara de la mejor manera posible. Nos consta que ha sido así. En un primer momento se planteó llevarla a un centro y asociarla con otro oso de la misma edad, pero finalmente consideramos que, a pesar del riesgo de que volviera a acercarse una población, era mejor intentar devolverla a la naturaleza.



Situación Actual

- Ante la sorpresa de la muerte de Auberta y de las declaraciones que hemos visto en los medios de comunicación, hemos querido recopilar toda la información posible para hacernos una idea clara de la situación y las causas que han podido producir la muerte. Hemos hablado con muchos de los agentes implicados en el grupo de seguimiento del oso pardo y hemos pedido información a veterinarios especializados en fauna salvaje. También hemos consultado diferentes protocolos sobre la deshumanización y la reintroducción de crías de oso.

- Nos consta que toda la actuación así como las decisiones tomadas al respecto, han sido gestionadas, consensuadas y acordadas por el grupo de trabajo de conservación del oso pardo de los Pirineos, constituido por los técnicos responsables del oso pardo de los gobiernos español, francés, andorrano, navarro, aragonés, catalán y aranés.

- La veterinaria que realizó la intervención fue a demanda de Forestal catalana y departamento de Medio natural de la Generalitat de Cataluña.

- La decisión de poner el emisor intraperitoneal fue decisión de los técnicos del grupo, no de la veterinaria, ella sólo se limitó a hacer lo que se le pedía.


Ante las decisiones y actuaciones del grupo de trabajo, de la posible causa de la muerte de la osa, y de las complicaciones posteriores a la intervención para poner el emisor, FAADA cree que:


- A pesar de que se ha intentado en todo momento que saliera todo el proceso lo mejor posible no se han evaluado suficientemente los riesgos que comportaba para la vida del animal ponerle un emisor intraperitoneal. Creemos que en la decisión que se tomó pesó más el hecho de tener controlada la osa en todo momento que no los peligros postoperatorios.

- Había otras opciones para hacer el seguimiento de Auberta: emisores GPS, collar, emisor subcutáneo, crótalo con emisor, etc. Todos tienen ventajas e inconvenientes, pero el único que puede comportar riesgo para la vida del animal es precisamente el que se le puso, tal y como muestran varios artículos (ver: Ecole veterinaire de tolouse, 2009 y Koehler et. al. 2001)

- No acabamos de entender la causa de la muerte “traumatismo accidental en la zona ventral del animal que tenía una hernia incisional, que le ocasionó un cuadro agudo hemorrágico y necrosis del intestino delgado”. Por esta razón hemos pedido al Consejo de Aran y al departamento de Medio natural el resultado de la necropsia. Aun así, pensamos que tanto si la muerte fue causada por las ramas de un árbol como si fuera la misma osa que se hubiera arrancado los puntos, la causa es lo de menos. Ambas causas se tendrían que haber contemplado antes de realizar la intervención, porque las dos eran posibles, tal y como muestran otros estudios (Echols et. al. 2004)

- Por todas estas razones creemos que la opción más adecuada y menos arriesgada para la salud del animal hubiera sido la de poner dos crótalos con emisor, un emisor subcutáneo y un GPS. Poniendo los tres tipos reforzamos las posibilidades de seguimiento, minimizamos la pérdida y aseguramos el bienestar del animal.

- Conocemos la veterinaria que realizó la operación. Sabemos que ha trabajado con osos porque justamente FAADA realizó el traslado de los osos de Vallcalent, donde ella era parte del operativo veterinario. Pensamos que en cualquier actuación de este tipo, igual que hacemos en todas las actuaciones cuando colaboramos en rescates y traslados de animales de la Generalitat de Cataluña, no se puede dejar la responsabilidad de una actuación como esta en manos de una sola persona, independientemente de la experiencia que esta tenga.

- Creemos que lo más adecuado hubiera sido crear un grupo de veterinarios multidisciplinario: veterinarios de forestal Catalana; veterinarios con quienes hemos trabajado y nos consta su profesionalidad; veterinarios externos con experiencia a realizar operaciones de cualquier tipo, a osos o a mamíferos grandes, y que hayan puestos emisores antes; un cirujano especializado; y una persona con conocimientos conductuales sobre los osos. Tanto forestal catalana como el departamento de medio natural tienen los contactos de los veterinarios que trabajan con nosotros, y que en algunos casos también han trabajado con ellos, por lo tanto no entendemos por qué no se los ha contemplado en este caso.

- La intención de FAADA no es criticar las acciones que emprenden los expertos del grupo de trabajo, puesto que entendemos y comprendemos sus explicaciones, y respetamos su trabajo. Tampoco es valorar si la veterinaria es o no experta en osos ni si era la persona más adecuada. Sabemos y conocemos bien el interés y los esfuerzos realizados por el grupo para que esto saliera bien, pero pensamos que se tendrían que haber invertido más esfuerzos para minimizar más los riesgos que, por otro lado, siempre existen en toda acción de este tipo y con los que tenemos que contar.

- Sabemos que en ningún momento el grupo pensó en la posibilidad de que esto pasara y ha sido una sorpresa para todos, así como que la decisión de poner el emisor intraperitoneal estuvo condicionada a que el seguimiento fuera de más largo plazo puesto que había el peligro de que después de la hibernación la osa volviera a bajar al pueblo.

- Somos conscientes de que las cosas pasan aún y con la mejor de las intenciones. Lo importante es que evitemos entre todos que vuelva a pasar y estamos seguros que, a pesar de la muerte de la osa, este suceso nos haya hecho progresar en beneficio de los animales.

 

Referencias de artículos y estudios sobre implantes:
  • Protocole de capture et d’equipement telémétrique d’un ours brun dans les pyrénées. 2009. Ecole veterinaire de tolouse.

http://oatao.univ-toulouse.fr/3303/1/hartmann_3303.pdf


"El implante intra-abdominal es un nuevo dispositivo que es una alternativa interesante al collar porque el riesgo de pérdida de material se reduce a 0. Es posible utilizar en animales en crecimiento y el dispositivo no interfiere con el comportamiento o la vida social del animal. Además, es posible implementar un sistema que puede pesar hasta 2% de la masa total del animal, aumentando así la vida de la batería. Sin embargo, el alcance de las olas de radio emitidas se reduce en gran medida debido a la internalización del dispositivo en el tejido blando del animal. La diferencia es más pronunciada en los machos que en las hembras, y también depende de la posición del animal en el momento de la investigación. También la introducción del dispositivo es más restrictiva, puesto que requiere la presencia de un veterinario para realizar la cirugía y requiere de una parada prolongada, aumentando indirectamente el riesgo de complicaciones relacionadas con la anestesia. A pesar de que el procedimiento es sencillo y rápido, las complicaciones sépticas o el destripamiento no son insignificantes, sobre todo cuando la operación se lleva a cabo en el punto de captura. Finalmente, un paso atrás de esta técnica, no es suficiente para conocer la tolerancia a largo plazo a la presencia del emisor en el abdomen del animal."

 

  • Implant-versus collar-transmitter use on Black bears (Koehler et al. 2001)

http://dfw.wa.gov/publications/00446/wdfw00446.pdf

--> Las crías de oso negro americano no son buenos candidatos para implantes intraperitoneales debido a su pequeña medida.
--> Las señales de los retransmisores se reducen a medida que el oso crece.
 

  • Evaluation of subcutaneous implants for monitoring American Black bear cub survival (Echols et al. 2004)

http://www.bearbiology.com/fileadmin/tpl/Downloads/URSUS/Vol_15_2/Echols_Vaughan_15_2_.pdf

--> Las crías de oso son muy activas y tienen unas zarpas muy afiladas, hechos que podrían haber causado algunas de las infecciones y aperturas de las suturas.

Related news