Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Hazte socio

Por primera vez una persona sin hogar puede alojarse con su perro en un centro de acogida público de Barcelona

Actualidad Barcelona, julio 23, 2018

Por primera vez una persona sin hogar puede alojarse con su perro en un centro de acogida público de Barcelona
Se trata de una prueba piloto en la que desde FAADA hemos colaborado, en el marco de la campaña #MillorsAmics, proporcionando atención veterinaria al animal.

En 2016 desde FAADA puso en marcha el proyecto #MillorsAmics tras constatar que en Barcelona muchas personas sin hogar no podían acceder a centros de acogida residencial, centros de día, comedores sociales etc. por tener a su cargo un animal.

Así que desde la Fundación empezamos a mantener reuniones tanto con las entidades privadas que trabajan en este sector, como con el Ayuntamiento de Barcelona para conseguir que el acceso con animales a dichos centros sea posible tal y como ya pasa en países como Canadá, Inglaterra y EEUU.

En el marco del mismo proyecto además, desde FAADA también empezamos a trabajar para que se proporcione atención veterinaria a estos animales y para conseguir que se acepten donaciones de comida para perros y gatos en las recogidas de alimento. Otro objetivo muy importante de la iniciativa es la recopilación de datos de personas sin hogar y vulnerables que conviven con animales en Barcelona, ya que sin cifras exactas, esta realidad queda en una cuestión de percepción.

En los últimos meses, con nuestro acompañamiento, algunos centros privados ya habían empezado a permitir en sus instalaciones el acceso a animales. Es este el caso de Cal Muns, que acogió en su centro a un usuario y a su gato, y de Assis centre d’Acollida que ya permite oficialmente el acceso con perros.

Y ahora, también el primer centro de acogida residencial del Ayuntamiento de Barcelona ha abierto sus puertas a Blacky, un perrito de 12 años que lleva toda la vida acompañando a Omar. 

Dentro del acuerdo de colaboración con el Ayuntamiento, desde FAADA nos hemos encargado de que al animal se le proporcionaran todas las actuaciones veterinarias para garantizar que su estado  higiénico-sanitario fuera óptimo.

Blacky es el punto de partida para que al fin en Barcelona una persona sin hogar no tenga que ser discriminada por el hecho de compartir su vida con un compañero canino.

Gracias al trabajo conjunto de Servicios Sociales, Oficina de Protección de los Animales del Ayuntamiento de Barcelona (OPAB) perteneciente al Departamento de Bienestar Animal y FAADA, esta prueba piloto al fin ya está en marcha.

Si todo procede como se espera, en los próximos meses otros centros de acogida públicos de Barcelona podrían ir adaptándose a esta realidad.

 

¿Quieres apoyar nuestro trabajo? Ayúdanos a seguir: HAZTE SOCIO

Colabora por tan sólo 1€ al mes: HAZTE TEAMER

Recibe nuestro newsletter: SUSCRÍBETE AQUÍ