Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Hazte socio/a

La pieles ilegales de animales intervenidas en el Mercado de los Encants eran de gato salvaje y serpiente

Actualidad Barcelona, mayo 3, 2013

La pieles ilegales de animales intervenidas en el Mercado de los Encants eran de gato salvaje y serpiente
Tras la denuncia interpuesta por FAADA, los informes periciales constatan que once de ellas eran de gato salvaje autóctono y el resto de diferentes tipos de serpiente.

Tras la denuncia interpuesta por FAADA el pasado mes de diciembre de 2012 ante la Dirección General de Medi Natural de la Generalitat de Cataluña, finalmente se constata y concluye a través de informes periciales que las pieles ilegales intervenidas eran de gato salvaje y 97 de ejemplares de serpiente.

Antecedentes

El pasado mes de diciembre, FAADA denunció ante el Cos d'Agents Rurals de la Generalitat de Catalunya, la presunta venta de pieles ilegales de animales en el mercado de los Encants de Barcelona.

Después de haber dado aviso al cuerpo de policía, y tras la inspección ocular, detectaron un total de 108 pieles presuntamente pertenecientes a especies de la fauna salvaje autóctona y exótica, todas ella de comercio prohibido.

La autoridad requirió a la persona responsable de la parada que aportara algún documento acreditativo de la procedencia legal de los animales, hecho que motivó la intervención cautelar de los 108 ejemplares de piel.

Informe pericial

Los informes periciales han permitido concluir que once de las pieles intervenidas pertenecían a ejemplares de gato salvaje y 97 a ejemplares de serpientes exóticas cuyo comercio está regulado por el Convenio sobre el comercio internacional de especies amenazadas (CITES).

El gato salvaje, Felis silvestris, es una especie de la fauna autóctona que habita los bosques de Cataluña, la cual se encuentra estrictamente protegida, tanto por la Ley de Protección Animal como por la normativa internacional. La tenencia y el comercio de ejemplares vivos por parte de particulares, y también de cualquier parte del animal, están completamente prohibidos.

Las pieles de serpiente intervenidas corresponden a ejemplares de la fauna salvaje exótica cuy comercio está regulado por CITES, de las cuales 53 pertenecen a la especie Python reticulatus, una pertenece a la especie Python sebae, 6 a la especie Eunectes Marinus, y 37 al género de Ptyas.

Resolución

De acuerdo con el Decreto legislativo 2/2008 por el que se aprueba la Ley de Protección Animal, constituye como infracción muy grave el hecho de practicar la caza, la captura en vivo, la venta, la tenencia, el tráfico, el comercio, la exhibición pública y la taxidermia de ejemplares de las especies incluidas en el anexo con las categorías A y B, y también de partes, de huevos y de crías de estos ejemplares, infracción que se puede sancionar con una multa hasta 20.000 euros.

El caso del gato salvaje está incluido en la categoría B de esta norma.