Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Hazte socio

Se reubican los últimos animales del zoo Oasis del Valle, que cierra sus puertas definitivamente

Actualidad Oasis del Valle, Tenerife, febrero 20, 2015

Se reubican los últimos animales del zoo Oasis del Valle, que cierra sus puertas definitivamente
El pasado 30 de enero FAADA cerró definitivamente el zoológico Oasis del Valle situado en Tenerife y reubicó a todos los animales.

El pasado 30 de enero FAADA consiguió reubicar los dos últimos animales que quedaban en el antiguo zoológico Oasis del Valle situado en Tenerife. Gracias a la gran labor de nuestra voluntaria en Canarias, Silvia Carrillo, se han conseguido reubicar a todos los animales. Los últimos han sido dos monos verdes.

Oasis del Valle era una especie de restaurante-granja, muy abandonado, que en su día había sido un zoo. Cuando salió la Ley de la Fauna Silvestre en los Parques Zoológicos (Ley 31/2003, de 27 de octubre), tuvo que cerrar las instalaciones por no cumplir con sus exigencias.

Las instalaciones eran pequeñas, de cemento, llenas de humedad, sin enriquecimiento ambiental, ni naturalización, ni luz natural… Dejaron los animales allí, sin poder exhibirlos, y aunque ganaron no teniendo el estrés de la continua exposición al público, perdieron al tener una tela metálica como única vista al exterior, por lo que su situación no mejoró.

Instalación de los chimpancés después de ser tapada a la vista del público.

 

Silvia entró en contacto con Oasis en 2011 cuando un grupo ecologista, Ecoocéanos, le pidió ayuda para mejorar las condiciones de vida de los chimpancés del centro. Ahí fue cuando conoció a nuestra fundación. FAADA y otras organizaciones llevaban desde el 2006 intentando sacar a los animales, con poco éxito. Se ha tardado tanto tiempo en reubicar a todos los animales del centro porque la Administración ha estado poniendo muchas trabas para la salida de éstos. Por otro lado ha sido muy difícil convencer a centros que los admitieran ya que algunos aludían que los animales provenían de un zoológico y otros no tenían espacio para ellos.


Macaco alojado solo en una instalación de cemento sin enriquecimiento ni naturalización.

 

Durante dos años Silvia y Ecoocéanos se centraron en mejorar las condiciones de vida de los chimpancés, haciéndoles enriquecimiento, mejorándoles las instalaciones, con el asesoramiento constante de FAADA.

Los cuidadores siempre habían creído que una de las chimpancés de la familia tenía un retraso, ya que estaba siempre apoyada contra la pared, apática, sin interaccionar con los otros chimpancés. Resultó que no era nada de eso, la chimpancé estaba deprimida, ya que con las mejoras hechas por los voluntarios cambió su comportamiento y se volvió social y activa.

 

Instalación pobre de los chimpancés ya con algún elemento de enriquecimiento añadido.

 

A medida que se mejoraron las condiciones de los chimpancés, nos fuimos centrando en los otros animales. Poco a poco se fueron sacando, empezando en el 2013 y terminando el 30 de enero de este año. Ha sido una larga lucha con un final feliz, aunque no para todos, puesto que algunos murieron en el intento.

Queremos agradecer a nuestra voluntaria Silvia Carrillo por su gran trabajo, los años que ha dedicado, la paciencia, el esfuerzo y la perseverancia. También agradecer a todos los centros, organizaciones y personas que han ayudado en la reubicación y mejora de las condiciones de los animales de Oasis, especialmente a Ecoocéanos y Fundación Neotrópico.

 

Aquí os dejamos el link de un vídeo realizado por Silvia sobre los chimpancés de Oasis:

Enlace: https://www.youtube.com/watch?v=DwQ0LC2dQ10